Tomodachi wa Tomodachi Nanda (Cap.2)

Clasificasion: R-0



La prueba había finalizado con el tiro de Momoko , una chica simpática y de baja estatura para su edad. Muy hiperactiva diría yo.

-muy bien chicas-Saki volvió a hablar y mis rodillas temblaron.-los resultados los encontraran mañana en el panel de anuncios junto a la cafetería, fue un gusto tenerlas aquí esta tarde, nos vemos luego.

Un par de suspiros de alivio se escucharon entre mis compañeras. Ya solo nos quedaba esperar.
-bien hecho miya- un par de brazos se colgaron por detrás de mi cuello.

-oh, Rii-chan, si tu también lo hiciste genial- sonreí mientras miraba a Saki quien compartía unas palabras con Maimi.

-nunca entenderé que tanto le vez a Shimizu…es decir, hasta tu hermana tiene mas estilo que ella.- me gire y di un codazo en su costado.

-no digas eso de shimizu-san…además es su sencillez la que me llama la atención…y es muy linda…-sentí calentar mis mejillas con la ultima sentencia, pero era verdad, Saki era una chica muy atractiva a mis ojos.

-lo que digas- canto Risako al tomar la mochila de las gradas. – pero por lo pronto me debes una hamburguesa.

-¿¿eh??, y ¿yo por que?

-simple…primero me hiciste limpiar las aulas cuando no era mi tarea, segundo solo por ti estoy aquí en las pruebas. Tercero se que me adoras y no me dirás que no.

-¿sabes que puedes llegar a ser muy simplona?

-Puede ser, pero una simplona hambrienta así que vamos por una hamburguesa.
------------------------------------------------------------------------------------------------
Después de comer en el restaurant a unas cuadras de la escuela, Risako se disculpo conmigo por no acompañarme como suele hacerlo a mi casa. Su madre viajaría esta semana fuera del país y le había pedido a ella que le ayudara con los preparativos y el equipaje.

Caminar por este rumbo sin la compañía de Risako me resultaba claramente extraño. Me acostumbre a ella supongo.

Mire hacia mis manos, donde el ipod reproducía una de mis tantas canciones favoritas. Era tan poca mi atención hacia el frente que no vi el poste de metal en mi camino.

-aaaaaaaaaaaaahhhh- grite colocando mi mano en la cabeza- itai…-me queje, el dolor era punzante y sumamente molesto.

-¿sueles chocar con todo lo que esta en tu camino?-pregunto alguien a mi espalda. Me olvide del dolor y me gire. Una chica delgada y de finas facciones descansaba contra la pared.

-¿disculpa?- la chica con vestimenta negra ladeo su rostro y me sonrió despectivamente.

-los humanos pueden llegar a ser tan estúpidos…tu eres el ejemplo de uno.

Ella dijo ¿humanos?...o esa chica esta totalmente loca…o el golpe fue realmente fuerte.

-¿Quién eres tu?-pregunte recogiendo las cosas que se me habían caído con el choque.

-no puedo creer que tu seas la persona a la que me mandaron encontrar…

-¿yo?, ¿Qué quieres de mi?-pregunte ahora molesta.

-lamento decirte que yo no soy la persona mas indicada para explicarte todo. Tienes que venir conmigo.

-¿disculpa?, no iré a ningún lugar contigo, no te conozco.

-lo repito, Tienes que venir, no es una pregunta, humano estúpido.

-ok, me hartaste, déjame en paz , ¡rara!

-¿no vendrás por las buenas?, ok…

-¿Qué dices?...¡no te me acerques!-advertí pero fue demasiado tarde , sus brazos me tomaron de la cintura y por debajo de mis muslos. ¿¿ehh??, esa niña era extremadamente fuerte.- ¡suletame!

-deja de gritar, me molesta- la chica me reprocho al caminar por el callejón que estaba a nuestra derecha.

-no se quien diablos eres tu pero suéltame o te arrepentirás….

-te recuerdo que yo te tengo bajo mi control.- la chica me sonrió con arrogancia y me bajo frente a una pared. Intente aprovechar su distracción pasa salir corriendo , pero me tomo de la corbata del uniforme y me lanzo contra la pared. Cerré los ojos esperando el golpe que nunca llego.

En cambio me sentía flotar, como si me encontrara en una burbuja de agua…esperen…no puedo respirar!!

Abrí mis ojos con desesperación y me asuste al verme en una gran capsula. La chica a mi lado me tomo del brazo y nado hasta la superficie o algo así.
Tome una gran bocanada de aire al sentir el aire contra mi rostro.
Jalo del cuello de mi camisa y me tiro contra el césped.

-date prisa y levántate…no hay tiempo que perder.

Con mis manos temblorosas me apoye en el suelo y me impulse para ponerme de pie. ¿Qué era esto? Nos encontrábamos en el mismo callejón en el que la chica me ataco.

-¿Qué sucedió?- mire hacia atrás donde se suponía estaba el gran charco de agua, pero no había nada ahí. Si, seguramente fue el golpe.

-te están esperando, muévete y sígueme.

-¡no iré a ningún lado contigo!-grite y corrí hacia el camino que me llevaría a casa.

-¡espera!

Ignore sus gritos y corrí lo mas que pude. Risako no me creerá cuando le cuente todo esto.
Vi mi casa a unos cuantos metros y apresure mi paso. Gire mi cabeza un poco hacia atrás pero la chica no me perseguía.

-finalmente se rindió-murmure y algo me freno de repente.

-te he dicho que esperes- la chica me tomo nuevamente del brazo y me arrastro hacia atrás.

-suel…sueltameee- me logre zafar y la chica cruzo sus brazos.

-¡bien!, pero no digas luego que no te lo advertí.

La mire con odio y subí las escaleras que daban a mi puerta.

-¡Mama!, Erika, llegue a casa- grite entrando a la casa. Cerré la puerta tras de mi y vi a la chica quejarse en voz baja. – Mama… ¿estas aquí?-pregunte nuevamente pero no encontré respuesta. Me detuve un segundo al notar que todo estaba del lado contrario en el que solian estar. El sofá, la televisión, incluso las escaleras que me llevaban a mi habitación. Entre a la cocina (que ahora se encontraba de mi lado izquierdo) y vi la puerta de la nevera abierta.- ahí estas…mama no creerás lo que me sucedió, venia de la escuela y Risako tuvo que irse antes, entonces una chica extraña me acorralo y me dijo que…

Me calle de repente al ver a la persona que se asomo por encima de la nevera. Ese definitivamente no era mi madre. Hizo un ruido extraño antes de girarse hacia mí. Tape mi boca con la mano y retrocedí unos pasos.
Ni siquiera sabia si esa cosa era humana, lo que sabía es que su mirada era amenazante y debía salir corriendo de ahí. Hizo una mueca antes de mostrarme sus dientes. Me gire y corrí hacia la puerta. Al salir la chica seguía de pie y note su asombro al darse cuenta del sujeto tras de mi.

-¡demonios…ven corre!- por primera vez hice caso a la chica y me tomo de la mano. Corrí tanto como pude, pero el tipo era veloz y nos acorralo de frente. Encorvado bajo la capa negra volvió a mostrar sus asquerosos dientes dispuesto a atacarnos.

-¿ahora que hacemos?-pregunte con timidez y la chica miro a los alrededores.

-vete de aquí…escondete…yo lo distraeré.

-¿eh?, pero ¿Qué harás?

-¡eso no te importa, lárgate ya!- me estremecí por su grito pero acepte lo que me pedia. Después de todo, esto era mi culpa.

Corrí nuevamente, ahora con menos fuerza por el cansancio.
No entendía nada de lo que ocurría, de un momento a otro me encontraba en el mismo lugar pero en un plano diferente.

-esto es de locos-murmure y me metí bajo un puente.

Estaba dispuesta a esperar a que alguien conocido pasara cuando uno mas de esos sujetos se apareció en la calle de enfrente.

-creo que este será el maratón de mi vida…

Continuara XD

4 comentarios:

Kameririn dijo...

Woaaaa!!! sugoi!!! este si que fue un giro inesperado. Ñaa!! ¡¿quien es la niña?!

Otra gran historia de Gaby-chan y ya me tienes toda intrigada.
Quiero ser como tu y ser capaz de poder escribir tantas cosas diversas bien hechas al mismo tiempo.

*O* está interesantisimo!!

sakitan dijo...

wow me sta gustando este fic genial que pasara despues? que son esos seres y que es miyabi una guerrera una princesa?? como sailor moon XDD mas por favor ^_^

d3g4 dijo...

ta bien loco el fic XD genial!!! hahaha pony rlz!!

パオラ dijo...

Ooo wow que sera esto?? waaaa eri jun lin....waaa relamente me afecto :( en fin esta genial...


sontinualo pronto porfavor....

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?