Las Chicas de mi Vida (Cap. 2)

Clasificación: R-0
Escitor: Souju



"Capitulo 2"



Un mes exacto dure completamente perdida en la nada, durante un mes las cosas no llegaban a tocarme, era como si estuviera bajo un hechizo, las emociones me sobrepasaban y no deseaba experimentarlas. Asi pasaron mis primeras cuatro semanas siendo miembro de Morning Musume, me decían que hacer y lo hacia, hablaba solo para responder con escasas palabras, reía sin sentir alegría, comía y bebía cuando era necesario; nada era analizado por mi cerebro, toda reacción era automática. El echo de haber perdido a mi primer amor sumado al de vivir en este torbellino llamado "mundo del espectáculo" y el estar lejos de mi familia y amigos, me tenia completa y absolutamente fuera de mi. Solo tenia 15 años y ya tenía que empezar ha vivir como una adulta. En mi hogar las cosas no eran distintas, mi madre se vio obligada a partir conmigo ha Tokio, ha vivir en un pequeño apartamento cerca de mi escuela, dejando a mis hermanos pequeños en Saitama al cuidado de mi padre, el cual desesperadamente buscaba la forma de conseguir el traslado de su trabajo a la sucursal de Tokio. Mi padre, el hombre mas orgulloso que jamás he conocido, cuan ofendido se mostró al saber de mi ingreso a Morning Musume, sintió que su deber como proveedor al hogar se veía menospreciado, ¿como era posible que su hija mayor partiera a Tokio ha trabajar? Siendo que con el sueldo que el ganaba como administrador de una tienda de juguetes en Saitama bastaba para vivir tranquilos los cinco... pero el nunca entendió ni entenderá que yo no nací para vivir una vida tranquila. Para lograr obtener su permiso no me quedo mas remedio que habar con él. Termine prometiéndole que el dinero que ganara como idol seria depositado en una cuenta bancaria y no seria tocado por nadie hasta que cumpliera los 20 años, el me mantendría hasta entones, luego podría hacer lo que quisiera con el dinero.

¿Qué era lo único que podía despertarme de este ensueño en el cual había caído? Era simple, que la realidad me golpeara directamente en la cara y... así fue, la realidad me golpeo sin piedad directo en el rostro. Les explicare como sucedió. Fue una tranquila mañana en el colegio de niñas donde nos habían mandado a mi y a otras chicas de H!P ha estudiar como dictaba la ley. El día, como siempre, me resultaba tedioso y monótono, siempre era lo mismo, sentarme en mi asiento, poner atención a los distintos profesores que se presentasen, ignorar a las demás chicas de mi clase, a la hora de almuerzo bajar las escaleras en dirección a las áreas verdes y recostarme en el pasto a comer tranquila y pacíficamente mi almuerzo. En el momento que me disponía a hacer esto ultimo fue cuando la realidad golpeo a mi puerta. Mientras pasaba por afuera de uno de los baños del segundo piso, una frágil mano me sujeto del brazo y lo comenzó apretar, de forma temerosa, mas bien desesperada. Dirigí mi mirada a la persona que rogaba por mi atención, y para mi sorpresa me encontré frente a frente con la muchacha mas linda que jamás había visto en toda mi vida, me quede mirando embobada su liso y negro cabello, su piel tostada, sus delicados labios, su fino cuerpo, su aterrada mirada... ¿aterrada? Sí, ella estaba aterrada e indefensa de pie junto a mí, mis neuronas volvieron a hacer sinapsis y la vi ahora claramente, yo estaba frente a...

-¿Ishika Rika-san?- Hable sin percatarme.

Como respuesta solo obtuve un pequeño quejido y vi como en silencio lagrimas comenzaban a brotar de sus hermosos ojos.

-¿Ishikawa-san?- Repetí.

-Yoshizawa-san por favor...- No alcanzó a decir más, ya que yo sin pensarlo la tome por la cintura he instintivamente la presione contra mi pecho para protegerla del mundo.

Podía sentir su corazón acelerado contra el mío, su cuerpo tenso tiritaba. "¿Qué rayos estoy haciendo?, la estoy abrazando y apenas he hablado unas palabras con ella antes"-pensé-. Mi cuerpo actuaba por si solo, era guiado directamente por mi, ahora, enamorado corazón. La solté sin pensarlo dos veces y nos miramos ambas sorprendidas por mi estupida, estupida, ESTUPIDA!! acción. Las dos nos examinamos unos segundos con la mirada y fue ahí cuando lo note. Ella estaba empapada desde la punta de su cabeza hasta las puntas de los dedos de sus pies. ¿Qué rayos estaba pasando?.

-Ishikawa- san, ¿que rayos has estado haciendo? ¿acaso te has bañado con uniforme?- Pregunte estupidamente.

-No, Yoshizawa-san... por favor sálvala- Rogó otra ves.

-¿Salvarla? ¿a quien? ¿de que?-

-¡De ellas!- Grito apuntando justo detrás de mi.

Un segundo después sentí como el agua me nublaba la vista y se escurría por mi espalda, aun recuerdo lo fría que estaba, pero en ese momento aunque me hubieran sumergido en hielo, el calor que aumentaba desde dentro de mi corazón me mantendría caliente y completamente despierta.
Solo cinco segundos de conmoción bastaron para que mi cuerpo girara y mi pierna derecha se elevara hacia mis atacantes, eran 4 en total pero en un abrir y cerrar de ojos el numero se reducio ha solo 3, una ya se encontraba en el suelo aturdida por el golpe que le había propinado con mi pierna derecha.

-!Déjamelas a mi Rika-chan! Esto es pan comido- Sin girarme hable.

Podía ver el miedo en la cara de mis atacantes. ¨Por cada paso que yo daba hacia ellas, estas retrocedían uno torpemente.

-¡Yoshizawa-san! Esto no es contra ti, solo queríamos poner a la falsa inocentona de Ishikawa y a la que se cree diva en sus lugar.-Hablo la líder del grupo de chicas.

-¡Siento decirte mosca, que lo que le hagas a Rika-chan también me lo haces a mi!- Grite y me abalancé contra ellas.

En pocos segundos todas se encontraban en el suelo, las con suerte se encontraban inconcientes y las otras lloraban inconsolables por el dolor causado por mis puños. Aun agitada me dirigí donde se encontraba Rika-chan, la cual aun asustada tiritaba sentada y acurrucada en un rincón del pasillo. Me agache y le toque el hombro suavemente tratando de reconfortarla. Entre más pronto se repusiera, más pronto podríamos dirigirnos a la enfermería antes que los profesores se dieran cuenta del desastre que habíamos causado.

-Ishikawa-san, debemos irnos antes que nos encuentren aqui- Dije tratando de hacer que reaccionara.

- Sálvala- Logro pronunciar con un hilo de voz.

-¿A quien?-

-¡Gotto-san! ¡Aun esta en el baño!- Grito.

-¡Mierda!-

Me gire sin pensarlo, corrí hasta el baño y la vi, ahí estaba Goto-san al lado de un lavamanos sentada en el suelo, con la vista perdida al frente. No mostraba sentimiento alguno, a pesar que una profusa herida le sangraba en el brazo y que al igual que Rika, se encontraba empapada de arriba a abajo. La tome de los hombros y la moví intensamente, nada sucedió, Maki se encontraba en completo shock. Me acerque a ella, me agache y la tome en brazos, era mas liviana de lo que pensaba.

-Goto-san, ya estas segura, yo estoy aquí- Le susurre

En ese instante sentí como su cuerpo se agitaba y sus manos en forma maquinal me rodeaban el cuello, camine hasta la puerta, me dirigí ha Rika, la cual ahora se encontraba más repuesta, se levantó y se acerco a mi lentamente y en silencio caminamos hacia la enfermería, las lagrimas inundaron mis ojos y seguí caminado, caminando y caminando junto a mis dos hermosas princesas.

5 comentarios:

Seryni dijo...

Me encanto, Yossie y Rika y Maki

aw
conti xfa

sakitan dijo...

se me hizo genial esta historia XD mas la continuacion porfa XD

Miki IV dijo...

Awwww ¡¡qué lindo!! Yossi to the rescue!!!
Algunas veces si he llegado a pensar que Rika sufría abuso por sus compañeros antes de unirse a MM. Pero whoa!!! Maki o___o eso me shockeo. T__T Pobre Maki!! Ganbatte!!!
Ahora quiero ver hacia donde se encamina la historia o.ó! 1444 o YoMaki o Ishigoto?? xDDDDD

Sue dijo...

Lo amé *O* en serio. Espero que estés escribiendo el siguiente capitulo ò_ó

Mitchel Zivkovich dijo...

Wow en verdad está realmente interesante, aún no entiendo el por qué no lo han seguido, en verdad espero continuación 😄

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?