Seishun Collection (Cap.9)

Clasificasion:R-0
Capitulo 9: Recuerdos Imborrables.

-¡Oigan! ¿Qué diablos están haciendo? -preguntó Gaki totalmente en shock.
Reina lo miraba con los ojos de gatito abandonado gritando su nombre para pedir auxilio, aunque con la mordaza en la boca solo se entendía:
-¡mmmmmmm!
-La secuestramos. -contestó Eric inflando el pecho con orgullo.
-¿Y para qué?
-Para que Ai-chan la reconozca, claro está. Vamos, camina.-agarró a la chica del brazo y la hizo avanzar. Reina tenía los pies atados así que debió dar unos ridículos saltitos. Realmente ¡quería morirse! ¡Esa tortuga se las pagaría todas!
Eric le apartó el largo cabello castaño de la cara y se la mostró a Ai lo más cerca que pudo.
-¿Sabes quien es?
Reina lanzó mas gemidos de auxilio mientras que Ai la observaba como el chico más impactado del mundo. Escrutó a la recién llegada con detenimiento y cuando los ojos de ambos se encontraron, la chica se apresuró a apartar la mirada de inmediato.
-Suéltala.
-¿Ah? -balbuceó Eric.
-Que la sueltes. Se nota que no desea estar aquí. ¿Por qué la ataste?
-Eso mismo digo yo.-concordó Gaki .-¿Qué tienes en la cabeza, Kame?
La tortuga intercambio miradas con Jun, Sayu y Koharu, que recién se había unido a ellos.
-Yo…¿de verdad no la reconoces, Ai-chan?
-Está atada y asustada ¿Cómo quieres que me fije en su cara? Suéltala ¿si?
El muchacho soltó un gruñido y le desató la cuerda de las manos. De inmediato la chica lo agarró de un brazo y lo empujó violentamente contra un mueble.
-¡Baka! –exclamó cuando se quitó la mordaza de la boca-. ¡Eso duele ¿sabías?!
Se agachó y comenzó a desenredarse las cuerdas de los pies sin dejar de mirar de reojo a sus secuestradores.
-¿Estás bien? -le preguntó Ai con evidente preocupación.
Reina se detuvo en el acto. Se quedó muda.
-Responde Tanaka, Ai-chan te está hablando.
-Ahm…eh… si ¡claro! -la chica acabo de desatarse y se enderezó intentando por todos los medios ocultar su rostro tras su largo cabello.
-¿Nos conocemos?
-Am…no.
-¿Cómo que no, mentirosa? ¿No eran amigos de infancia?
-¿Amigos de infancia?
-Ha…Hai, pero hace mucho mucho mucho tiempo -admitió Reina fijando su vista en la pared.
-¿Cómo te llamas?
Reina maldijo para sus adentros. ¡Tenia que salir de ahí!
-Re…Reina.
-¡¿Reina?!
La aludida trago saliva. Estaba perdida.
-¿La recuerdas, Ai-chan? -preguntó Gaki, igual de impresionado que el resto.
-No, pero su nombre es muy bonito.
Reina sintió como el calor se le encaramaba por las mejillas. ¡¿Qué rayos le pasaba?! ¡¿Desde cuando se ponía colorada por un comentario estúpido de ese bastardo?!
Debía ser efecto de esa maldita habitación ¡por eso no había querido entrar ahí ayer!
-Nee, ¿Reina-san? ¿Podrías acercarte y quitarte el cabello de la cara para dejarme ver tu rostro? Si fuiste mi amiga de infancia me gustaría verte y recordarte.
¡Maldito cara de mono descerebrado! ¿Por qué diablos no se había muerto? ¡Así le hubiera hecho un gran favor al mundo!
¡Que tonta! Debió mandar a que le pegaran más fuerte.
-¿Qué haces Tanaka? Haz lo que te dice.
¡No quería! ¿Qué pasaba si la reconocía?
Y no sólo por si la acusaba por lo del ataque sino porque ¡por fin había logrado quitarse a ese baboso y pervertido de encima!
-¡Tanaka! ¡¿Qué acaso aparte de fea eres tonta?! ¡Haz lo de una vez!
-Está bien, déjala. No tienes porque tratarla así. Está bien si no quiere. Se nota que aún esta asustada.
¿Qué…dijo?
-¡No estoy asustada! -chilló levantando la cabeza enfurecidamente.
Error garrafal.
-Tonta.-rió Eric a sus espaldas.
-¡¿Quieres que te deje estéril tortuga imbécil?!
-Tanaka, compórtate y mira a Ai-chan.
-No te preocupes, ya la vi. -se apresuró a decirle el chico.- Nee, Reina-san ¿podría pedirte otro favor?
Reina estuvo enormemente tentada de decir que no, pero se contuvo.
-Dime.
-¿Podrías…etto…sonreír para mi?
-¿Ah?
-Me gustaría comprobar algo.
Ella y el resto estaban realmente estupefactos.
-Haz lo que te dice -le ordenó el otro chico.
¡Chotto! ¿Gaki era su novio o su padre?
-¿Qué tal si la ayudamos? -sugirió Eric agarrándola sorpresivamente de los cachetes y estirándoselos con fuerza.
-¡Itai! -chilló Reina y le aparto las manos de un manotazo. -¡No me vuelvas a tocar ¿entendiste?!
-Ni que me gustara…
-Lo sabia.-pronunció Ai con entusiasmo-. Eras tú.
-¿Quién, Ai-chan?
-La chica de la fotografía.-explicó enseñándoles el retrato que Gaki le había mostrado hace un rato-. ¿Eres tú, cierto?
Reina miró la fotografía y se puso fría como el hielo.
-¡¿Esa es la bruja cuando chica?!
-¡¿La fea?! ¡Uso!
-Tiene un cierto parecido.
-¡Le falta un diente!
-Reina-san ¿te encuentras bien? ¿Reina-san?
La aludida junto los puños y miró al desmemoriado con odio. Era tanto el rencor y asco que ese ser le provocaba.
¡¿Cómo se atrevía a enseñar esa foto?!
-¿Estás…enojada? -preguntó el chico con rostro inocente.-Lo siento, nunca quise…
-¡Soy la novia de Gaki-san! -exclamó finalmente.- ¡Y nunca nunca NUNCA me fijaría en un perdedor como tú! ¡Te odio!
Se dio la media vuelta, empujó a Koharu y salio corriendo de la habitación.
-¿Señorita Reina? ¿Qué pa---
Pero la chica no se detuvo ante el llamado del mayordomo, en cambio derribó lo que el hombre llevaba en las manos y ni se devolvió para disculparse. Siguió corriendo para salir de esa maldita casa, lejos de ese maldito hombre y esos malditos recuerdos.

-Acaso ¿dije algo que le molestara?
-¡No!
-¡Por supuesto que no!
-Yo…-el muchacho trago saliva, al parecer intentando reprimir algo que quería salir. -Yo siento como si hubiera hecho algo muy malo.
-¡Por supuesto que no, Ai-chan! –se apresuró a aclararle Gaki colocándole una mano amablemente sobre el hombro. -No se que rayos le pasa a esa demente. Debía estar muy alterada por lo que hicieron estos tontos.
-¡¿Cómo que tontos?!
-¡Por culpa de su estupidez ahora Ai-chan se siente mal!
Los cuatro agacharon la cabeza.
-¿Quién era esa chica? -preguntó Ai. -Necesito saber.
-Una maleante de la escuela que dice ser tu amiga de infancia, pero yo no le creo.
-¿Por qué no? Es la chica de la foto.
-¿Cómo lo sabes? Puede parecerse, además a la Tanaka no le falta ningún diente que yo sepa.
Sayu dejó escapar una risita ¿Cómo ese tonto podía hacer una broma en un momento como este?
-¿Y tú? ¡¿De qué rayos crees que te estas riendo?! ¡Entrometida!
-¿Es tu novia?
-¡¿Ah?! ¡¿Esa de ahí?! ¡No tengo tan mal gusto!
-¡Chotto! -¿y porque ahora se lanzaba contra ella?
-No me refería a ella, sino a Reina-san. Ella dijo que…-Ai se rascó confundido la cabeza.-…eso.
-¡Ah! Bueno, podría decirse que si, pero no me gusta.
Ai lo miró con la boca abierta.
-¿Y por qué eres su novio?
Se produjo un silencio en la habitación ¿Gaki sería capaz de decirle a su mejor amigo que estaba de novio con Reina por su causa?
-Ah..eh…por algunas razones.
-¿Qué razones?
-¿Desde cuando tan preguntón, Ai-chan?
-Su…sumimasen.-el chico agachó la cabeza-. Es solo que ella dijo que…no lo entiendo.
-Nadie lo entendió tampoco, así que tranquilo. No le prestes atención. Como dicen, cada loco con su circo.
Sayu arrugó la frente. ¿No era cada loco con su cuento?
El señor Arturo entró a la habitación con galletitas y refrescos para todos.
-¡Comida! -chillaron Eric y Koharu corriendo a atacar la bandeja.
-Vi a la Señorita Reina marcharse hace poco. Me pareció que estaba llorando ¿Puedo preguntar que pasó?
-¿E…estaba llorando? –preguntó Ai colocando expresión de tragedia.
-Venga, -Gaki se acercó a él armado con una galleta-. Vamos a olvidarnos del tema. Abre la boca.
-¿Ah?
No alcanzó a decir más porque su amigo le embutió la galleta a la fuerza.
-Ahora mastica y olvídate de ella. Diviértete con nosotros que somos la gente importante. ¿Te acuerdas de los otros? Te los voy a presentar. Estos son Kame, Jun y sus respectivas novias: la anoréxica y la chica megáfono.
-¡CHOTTO!
-Lo sé de primera mano, Ai-chan. A una la vi desnuda y la otra casi me deja sordo.
-¡Oye tú! ¡¿Quién te crees que eres para andar diciendo esas cosas?!
-¡Michishige-san está roja!
-¡A ti también te insultó, Koharu! ¡Defiéndete!
-Jajajajaja ¡que graciosa eres Michishige-san!
-¡Koharu!
-Apuesto a que ella también te ha visto desnuda y vio que se te notaban las costillas.
-¡Tú cierra la boca! -le ordenó tomando uno de los cojines de uno de los sillones esparcidos por la habitación.
-¿Qué vas a hacer con eso?
-¡Esto!
Y comenzó a atacarlo a cojinazos.
-¡Asi se hace Michishige-san! ¡Dale duro! –la vitoreó Eric haciendo sonar sus palmas y explotando en carcajadas. Ai los miró correr alrededor de su habitación pestañeando sorprendidamente. Al final, tampoco aguantó la risa.
La persecución por la habitación duro un rato más hasta que Sayu se cansó de perseguirlo y se lanzó rendida a un sofá.
-¡Que debilucha eres, anoréxica! ¿Por qué no vas al medico para que te receten algo? Un poco más y te quiebras. P A L I T R O Q U E.
Sayu no descansó más y volvió nuevamente al ataque.
Gracias a esta divertida distracción Ai logró olvidarse temporalmente acerca de la extraña visita de hace un rato. Y al final del día, aparte de haberse enterado que no tenia ni un padre ni una madre, una hermana desaparecida y había una chica que lo odiaba, descubrió que tenía muy buenos amigos.

Reina cerró la puerta de su casa de un portazo y corrió hasta su habitación.
-¡¿Señorita?! ¡Hasta que por fin aparece! ¡¿Dónde se había meti---
La chica pasó como un rayo por su lado y subió las escaleras.
-¡¿Señorita?! -salió corriendo tras ella-. ¡Su padre estaba muy preocupado! ¡Dijo que no le contesto el teléfono! ¡¿Dónde estaba?!
Pero no obtuvo respuesta, cuando llegó a la puerta ésta estaba cerrada y la música proveniente de ella se escuchaba a todo volumen.
Mako comprendió que algo muy grave había sucedido.
Llamó a la puerta.
-¡Señorita! ¡Ábrame!
Volvió a tocar.
-¡Señorita! ¡¿Qué sucedió?! ¡¿Se encuentra bien?!
Pero nadie abrió.
Mako se metió la mano al bolsillo donde tenía la llave de la habitación, pero en cuanto la introdujo en la cerradura se arrepintió. Su intuición le decía que era mejor dejarla sola, después de todo no parecía haberle pasado nada físicamente hablando. Debía tratarse de un tema sentimental…algún lió amoroso con su nuevo novio.
Adentro, Reina lloraba desconsoladamente abrazada a la almohada mientras le daba patadas a la cama con furia.
¡Ese maldito Takahashi era un desgraciado! ¡A pesar de haber perdido la memoria no dejaba de mirarla con esa cara de victima que ella tanto detestaba!
¡¿Por qué rayos era así?!
¡Y además, esa maldita foto! ¡¿Por qué tenia que haberla sacado?!
-¡Maldito! -exclamó tirando la almohada lejos. Se echó boca arriba y se puso a rodar sobre el colchón como una demente, continuando con las patadas y los puñetazos. Luego de un buen rato, cuando la respiración agitada de su pecho y los sollozos se habían apagado se quedó quieta con la mirada fija en el techo. Se frotó el rostro para quitarse las lágrimas. ¡Ya era suficiente! ¡¿No se había prometido no volver a derramar una lagrima por culpa de ese mequetrefe?
Ahora debía ser fuerte y aprovechar que la había olvidado para engatusar a Gaki-san. Pensando en eso…¡¿Por qué demonios dijo lo que dijo sin pensar?! De seguro ahora Gaki estaría enfadado por gritarle esas cosas a su mejor amigo.
Tenía que pensar en algo y mostrarle que ella era buena y santa. ¿Pero como? Digamos que ese día ya había metido bastante la pata…
¡Eso!
¡El celular! Si decía que sus guardaespaldas lo habían encontrado cerca del lugar del crimen, Gaki-san se pondría feliz y la perdonaría.
Pero primero debía borrar esas fotos comprometedoras que el pervertido le había sacado ¡Si Gaki-san las veía estaba perdida!
Introdujo la mano en el bolsillo de su falda y se extrañó. No había nada.
Se metió la mano en el otro bolsillo y encontró su propio aparato celular.
Rebuscó. Nada.
¡Rayos! Debía haberlo perdido en la cajuela de esa limusina o en el forcejeo en la escuela.
¡Si lo encontraban esos estúpidos amigos de Gaki estaba más que pérdida!
¡¿Qué haría ahora?!

3 comentarios:

sakitan dijo...

genial.... no puedo decir mas, que genial

kari de kamei dijo...

el celular o.o donde abra qdado
y la vdd la reina me da tristeza, hasta ya me kae super bien

atte_ la fan No 1 de erik kamei

Anónimo dijo...

Seryni
Como siempre...Me dejo pikda!!
qUIERO mas Onegai!!

y...io tengo una pregunta
¿por que no existe un Erik-kun,Jun-sama,Ai-kun y un Gaki-kun? TOT io quiero uno!!

XDDD

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?