Anata No Naisho [Capitulo 1]

Clasificación: R-0



Capitulo Uno


Aquella noche, cuando volvía a casa con Kanon, estaba totalmente sumergida en mis pensamientos. No podía creer lo que había visto. Siempre había pensado que las idols eran buenas amigas, pero no tan buenas amigas. Quería preguntarle a Kanon sobre ello, pero después recordé lo que Hamasaki-san me dijo: “todo lo que veas, es altamente confidencial”.



- Nee, onee-chan – dijo Kanon mientras se abrazaba a mi brazo-. ¿Cómo te ha ido el primer día trabajando para Hello! Project?

- Ha estado bien, aunque un poco aburrido – contesté mientras le besaba la cabeza. Realmente me gustaba tener una relación tan cercana con mi hermana pequeña.

- ¿Me has visto bailar? – preguntó.

- Sí, te he visto. Has mejorado mucho ¿no crees? Me extraña que Tsunku no te haya dado una carrera de solista – respondí mientras revolvía su cabello.

- Sólo lo dices porque eres mi hermana – dijo ella mientras hinchaba sus mofletes.

- No, lo digo porque es la verdad. En fin, ¿para qué era ese ensayo de todos modos? – pregunté. Ella me miró sorprendida.

- ¿No te acuerdas? ¡Las elders se gradúan el 1 de Febrero! – contestó. Quise golpearme la frente con la palma de mi mano por haberlo olvidado. Sabía que esa graduación la había afectado mucho, porque siempre había querido cantar una canción junto a Nakazawa Yuko en un concierto. Le había dicho que no se rindiera, pero ella cree que es demasiado tarde para que ese sueño se haga realidad.

- Lo siento. Me había confundido porque había visto a Reina y Aika cantar una canción juntas – me expliqué mientras me rascaba la nuca.

- Se están preparando para el concierto de Wonderful Hearts; tienen que cantar una canción con ºC-ute – explicó ella-. La verdad, es que las Morning Musume están muy estresadas últimamente, sobretodo Takahashi-senpai y Niigaki-senpai.



Tosí y miré hacia otro lado. Yo no diría que estaban muy estresadas.



---



A la mañana siguiente llegué al edificio cogida de la mano de Kanon. Estaba bastante emocionada porque iba a ensayar la graduación con todos los miembros de Hello! Project. Cuando vio a su grupo de amigas, soltó mi mano y corrió hacia ellas. Me despedí de ella y caminé hacia la sala de vigilancia.

Empecé a pensar en lo que vi ayer, y me pregunté si algo así pasaría hoy. Supongo que estaba muy metida en mis pensamientos, porque accidentalmente me tropecé con alguien y las dos caímos al suelo.



- ¡Lo siento mucho! – exclamé mientras me levantaba rápidamente y la ayudaba a levantarse.

- Ugh, eso ha dolido, idiota – dijo aquella mujer mientras se colocaba la mano sobre su cabeza. Me miró y puso su barbilla entre su dedo índice y su pulgar-. ¿Quién eres tú? ¿El clon de Aya Matsuura con nariz diferente?

- Soy Fukuda Hikaru. Trabajo aquí. Es un honor conocerte – sonreí, mientras ofrecía mi mano para darle un apretón de manos. Ella me miró de arriba abajo, dudando si debía darme la mano o no. Entonces me di cuenta de quien era-. ¿No eres tú…?

- Sí, soy Yuko Nakazawa, y si no te importa, tengo mucho trabajo que hacer – caminó hacia otra habitación, pero se detuvo en seco. Me miró y me dedicó una sonrisa-. ¿Qué haces después del trabajo?

- ¿Yo? Bueno, no había planeado nada… tenía pensado beber una cerveza mientras veía la tele – contesté, y después de decirlo, me di cuenta de lo idiota que había sido. ¿Qué le importaba a una idol de tal calibre que yo fuera a tomar una cerveza frente a la tele? De cualquier forma, mi comentario pareció hacerle gracia.

- Esta noche celebro una fiesta privada en mi casa. ¿Te gustaría venir? – preguntó mientras se acercaba a mí de nuevo y sacaba un papel de su bolsillo.

- Eso sería genial – respondí, dedicándole una de mis mejores sonrisas mientras me entregaba el papel.

- Nos vemos a las diez y media. ¡No llegues tarde! – exclamó mientras se dirigía hacia otra habitación. Me quedé impresionada con su manera de caminar; mucha gente la vería normal, pero yo en concreto la encontraba sensual. Sacudí mi cabeza para quitar esos pensamientos de mi mente y miré el papel que tenía en mi mano. Era su tarjeta de visita, con su número de teléfono y dirección.



- ¿Estoy soñando? – me pregunté a mí misma mientras caminaba hacia mi lugar de trabajo. Saludé a Hamasaki-san y entré en la sala de vigilancia.



Me senté y saqué un refresco de la nevera que había bajo mi escritorio. Eché un vistazo a qué se estaba cociendo en el edificio. Encontré a Nakazawa Yuko y a Yasuda Kei en el vestuario, hablando de algo mientras se cambiaban de ropa. El resto de miembros ya estaban en la sala de baile, preparándose para el primer ensayo.



Un rato después de que empezaran a ensayar, noté que algo se movía en la entrada del edificio. Volví la vista y había una chica en la puerta con un ramo de flores en la mano. Miró al guarda de seguridad e hizo una pequeña reverencia. Él le sonrió y le dijo algo. Ella asintió y se dirigió hacia otro lado. No podía ver su cara con claridad. Se detuvo frente a una sala y llamó a la puerta antes de entrar.



Las chicas de la sala de baile se quedaron de piedra al ver quién estaba en la puerta. Abe Natsumi fue directamente a abrazarla, aunque la chica todavía estuviera sujetando el ramo de flores. Se dirigió a la líder, Yuko Nakazawa, y le dio el ramo con una enorme sonrisa. Entonces la pude reconocer: era Maki Goto.



Estuvieron hablando durante un rato antes de que la instructora de baile les dijera que era hora de retomar el ensayo. Nakazawa le dio un papel y le dijo algo. Goto-san lo leyó y sonrió mientras asentía su cabeza. Supuse que ella también había sido invitada a la fiesta de Nakazawa-san. Maki se despidió de todas y se marchó del estudio para dejar que siguieran con el ensayo.



Suspiré y bebí un sorbo de mi refresco. Definitivamente, este iba a ser un día muy largo.



---



A la hora de comer, Kanon vino a hacerme una visita con una bolsa llena de comida del Kentucky Fried Chicken. Se lo agradecí mientras cogía la bolsa de sus manos. Se sentó sobre las cajas de cartón y me miró.



- Hikaru, he sido invitada a dormir en casa de Yuuka con el resto de miembros de Shugo Chara Eggs. ¿Te importa que vaya? – preguntó poniendo ojitos de perrito. Siempre que ponía esa cara era imposible decirle que no. Pensé en la fiesta de Nakazawa, y negué con la cabeza lentamente.

- Por supuesto que no me importa. Simplemente ve allí y pásatelo bien – dije mientras sacaba comida de la bolsa.

- ¡Gracias! – exclamó. Sacó el móvil de su bolsillo y le mandó un mensaje a Yuuka. Sonreí; al principio estas dos se odiaban a muerte, pero ahora eran uña y carne.



Cogí el papel que me había dado Nakazawa y sonreí. No sabía por qué me había invitado, pero no me importaban las razones. Aún no me podía creer que iba a asistir a una fiesta Idol.

---



Eran las diez y media cuando llegué al apartamento de Nakazawa-san. Caminé hacia la puerta y dudé si debía llamar o no. Reuní todas mis fuerzas, suspiré y toqué el timbre.



- ¡Yo abro! – escuché que alguien decía desde dentro. Segundos más tarde, alguien abrió la puerta y me saludó con la mayor sonrisa que había visto en mi vida-. ¡Oh, Hikaru! Okaeri~! ¡Pasa por aquí!



Nakazawa-san me cogió de la mano y me llevó a la enorme sala de estar. La situación en la sala era realmente divertida. Las integrantes chinas de Morning Musume, Junjun y Linlin, estaban cantando una versión acústica de “Watara sebashi” mientras Linlin tocaba la guitarra. El resto de miembros de Morning Musume las miraban maravilladas con una bebida en la mano. Aya Matsuura entró en la habitación, y cuando escuchó a las chicas cantar una de sus canciones se acerco a ellas y se puso a cantar también. Maasa Sudou salió de la cocina con una botella de Coca Cola en la mano y sonrió a Yuko antes de volver a donde el resto de miembros de Berryz Koubou y ºC-ute estaban.



Yuko me llevó hacia el sofá donde estaban sentadas algunas Elders y ellas se levantaron automáticamente al verme.



- Señoritas, ésta es Fukuda Hikaru – dijo Yuko-. Es la chica del staff de la que os he estado hablando.

- La chica que se tropezó contigo esta mañana ¿verdad? – Abe Natsumi preguntó, con una enorme sonrisa en su rostro. Me dio un apretón de manos y me analizó con la mirada-. Encantada de conocerte. Soy Abe Natsumi, pero puedes llamarme Nacchi.

- Hey, tenías razón Yuko; ¡esta chica parece un clon de Aya Matsuura! Salvo por la nariz; la nariz de esta chica es más bonita – dijo Maki Goto mientras estrechaba mi mano-. Soy Maki Goto. Encantada de conocerte.

- Creerme que sé de sobra quiénes sois – dije mientras estrechaba mi mano con Hitomi Yoshizawa y ellas reían. Saludé a Miki Fujimoto, Mari Yaguchi, Iida Kaori, Rika Ishikawa y a Kei Yasuda y nos sentamos en el sofá. Me senté entre Yuko y Nacchi. Nakazawa-san me ofreció una cerveza y la acepté. Era una cerveza importada de Alemania llamada Franziskanner.



- Así que ¿en qué consiste tu trabajo? – preguntó Nacchi mientras bebía un sorbo de su Martini.

- Trabajo en la sala de vigilancia, viendo lo que graban las cámaras de seguridad – respondí, y Yuko me golpeó en broma el hombro.

- ¡Así que me has visto desnuda, pervertida! – exclamó ella, llevándose las manos a su pecho.

- No te he visto desnuda… todavía, Nakazawa-san – dije y le guiñé un ojo. Yuko tragó saliva y se mordió el labio superior mientras el resto de chicas reía.

- Es un trabajo interesante ¿no crees? – dijo Mari Yaguchi, tratando de cambiar de tema, mientras rellenaba su vaso.

- Bueno, sí, es interesante, pero sólo llevo dos días trabajando allí, así que no sé mucho sobre ello – respondí mientras me encogía de hombros.

- Ah, es verdad, Sugaya-san fue despedido la semana pasada – comentó Yuko, poniendo su dedo índice sobre sus labios.

- ¿Sugaya-san ha sido despedido? ¡Pero si lleva más tiempo trabajando la compañía que yo! – exclamó Miki Fujimoto mientras se cruzaba de brazos para acomodarse en el sofá.

- He oído algunos rumores… pero todavía no sé por qué fue despedido – murmuró Yuko.

- ¿Qué dicen esos rumores? – pregunté, algo interesada por lo que le había pasado al que ocupaba mi puesto de trabajo.

- Bueno, escuché a unos miembros del staff hablando sobre una agresión sexual en los vestuarios – explicó Yuko. Todas se quedaron con la boca abierta, incluida yo-. No sé nada sobre los detalles, pero parece ser que alguien entró en los vestuarios y se quitó toda la ropa. Cuando la chica entró en la habitación, fue atacada por detrás… y es todo lo que sé.

- No me creo que eso pasara – dijo Iida, cruzándose de brazos-. Si algo así hubiera pasado, todos nos habríamos enterado-. Todas asintieron ante la cuestión. Volví la vista a Yuko y ella me dedicó una pequeña sonrisa.

- Ahora que me doy cuenta… Hikaru, ¿puedes hacernos un favor? – Rika Ishikawa preguntó mientras ponía su mano sobre mi pierna.

- Claro ¿qué quieres? – pregunté antes de beber un poco de cerveza.

- ¿Podrías mirar las antiguas grabaciones de la cámara de seguridad de los vestuarios? Así, podríamos saber si esos rumores son verdaderos o no.

- ¡Sí! Esa es una buena idea. ¿Podrías hacerlo, Hikki? – preguntó Nacchi, poniendo su mano sobre mi otra pierna.

- Claro, no me importaría mirarlo… aunque vosotras dos estáis empezando a tocarme demasiado – dije mientras apartaba sus manos de mis piernas. Reímos y cambiamos de tema.



Seguimos hablando sobre otros temas hasta que Aya Matsuura interrumpió la conversación.



- Perdón, pero me estaba preguntando si eras mi hermana gemela perdida o algo así – dijo, con una enorme sonrisa en su rostro-. ¡Nos parecemos muchísimo! Ven, ven aquí – me cogió de la mano y me ayudó a levantarme del sofá. Me llevó a donde estaban las chicas de Morning Musume y sacó su móvil de su bolsillo para dárselo a Aika-. ¿Podemos sacarnos una foto? – me preguntó.

- ¡Claro! – respondí mientras posaba para la foto. Aika la sacó y le devolvió el móvil a Aya.

- ¡Mira, parecemos clones! – rió ella mientras miraba la foto-. ¿Cómo te llamas, por cierto?

- Soy Hikaru Fukuda. Es todo un honor conocerte – dije mientras le daba un apretón de manos.

- Espera ¿no serás la hermana de Kanon Fukuda? – preguntó Koharu Kusumi.

- Sí, ésa soy yo – contesté, y me volví hacia Aya-. ¿Podrías mandarme la foto?

- Sí, claro. Sólo tienes que darme tu correo electrónico – dijo mientras sacaba su móvil del bolsillo otra vez.

- ¡Hey, yo también quiero la dirección de correo electrónico de Hikki!



Antes de que pudiera darme cuenta, había intercambiado mi teléfono y mi dirección de correo electrónico con la mayoría de los miembros de Hello! Project. Me saqué algunas fotos con los miembros de Morning Musume y también con ºC-ute y Berryz Koubou. Yuko me llamó y volví a sentarme en el sofá entre ella y Nacchi.



- Haces amigas con bastante facilidad ¿eh? – rió ella mientras me rodeaba con sus brazos. Reí y me encogí de hombros en respuesta.

- Muchas gracias por haberme invitado – dije mientras ponía mi mano sobre su rodilla.

- De nada, Honey – respondió y puso su barbilla sobre mi cabeza.

- Hey ¿y ahora quién es la que está tocando demasiado? – preguntó Rika Ishikawa. Reímos y yo me abracé a Yuko. Ella me miró y dejó un beso sobre mi frente.



Nunca me había sentido así con una mujer.

- - -



La gente empezó a abandonar la casa a medida que iba pasando el tiempo. Las primeras en irse fueron las chicas de Berryz Koubou y ºC-ute; decían que estaban muy cansadas para seguir con la fiesta. Después, unos miembros de Morning Musume se tuvieron que irse también; Junjun y Niigaki Risa estaban muy borrachas y no podían andar correctamente. Mari y Kei se fueron unos minutos después porque tenían mucho sueño. Una hora más tarde, Miki, Hitomi y Rika decidieron que era hora de marcharse. Me dieron sus números de teléfono y me dijeron que las llamara algún día.



- Deberíamos irnos también – dijo Iida mientras se levantaba del sofá.

- Es verdad, se está haciendo muy tarde y mañana tenemos que ensayar otra vez – dijo Aya mientras se levantaba también y bostezaba. Se acercó a mí y me dio un suave golpe en el hombro-. ¡Nos vemos otro día, onee-chan!

- See you! – respondí mientras

- ¡Cuídate, Ayaya! – exclamó Yuko mientras le daba una palmada en el trasero. Aya se dio la vuelta y le dedicó una mirada de odio. Se dirigió a mí.

- Hikki, cuida a esta pervertida y no dejes que beba nada más.

- Cállate y vete a jugar con yo-yos, Matsuura – dijo Yuko en un tono rudo. Aya puso sus ojos en blanco, suspiró y se dirigió a la puerta. Se despidió de nosotras con un movimiento de la mano y se marchó.

- Oh, mi… - murmuró Maki llevándose la mano a la frente-. Creo que he bebido demasiado…

- ¿Quieres que te acompañe a casa? – preguntó Nacchi mientras ponía su mano en el hombro de Maki.

- Eso sería genial, pero no quiero molestarte… - dijo Maki, dedicándole una dulce sonrisa.

- Ah, Maki, no vas a cambiar nunca ¿verdad? ¡Sabes de sobra que no me molestas! Así que, venga, déjame llevarte a casa – dijo ella mientras se levantaba y cogía su bolso. Volvió la vista a Yuko-. Bueno, gracias por invitarme. Me lo he pasado muy bien esta noche – me miró a mí y sonrió-. Y ha sido todo un placer conocerte, Hikaru.

- Lo mismo digo – dijo Maki mientras se levantaba del sofá-. Debería pensar seriamente en no beber nunca más… - sonrió y se rascó la parte de atrás de su cabeza. Se cogió de la mano de Nacchi y se fueron hacia la puerta.

- ¡Os veo mañana! – dijo Nacchi mientras se despedía de nosotras con un movimiento de muñeca.

- Hasta mañana, Nacchi, cuídate – exclamó la líder de Hello! Project mientras le mandaba un beso y un guiño. Segundos después escuchamos como la puerta de la entrada se cerraba. Yuko me miró y pasó su brazo por mis hombros-. Bueno, por fin solas. ¿Quieres algo de beber?

- No, gracias, creo que ya he bebido suficiente – dije mientras sacudía mi cabeza. Miré hacia otro lado y me sonrojé.

- ¡No seas así de kawaii o tendré que echarte de aquí! – exclamó Yuko en tono de broma mientras me empujaba-. Igualmente ¿por qué te sonrojas? ¡Llevamos juntas toda la noche!

- Sí, lo sé, es que… me acaba de dar cuenta de que aún no sé que hago yo aquí.

- ¿Realmente quieres saber por qué estás aquí? – preguntó ella mientras y asentí lentamente-. La verdad, es que yo tampoco sé realmente por qué te he invitado. Esta mañana ha sido terrible ¿sabes? – rió-. Lo primero que me he encontrado nada más llegar a trabajar era un Tsunku enfadado gritándome que llegaba tarde, pero en realidad no había llegado muy tarde porque todavía no había nadie por allí. Después, una chica del staff me dijo que mi pelo daba asco, y me mandó a donde el peluquero. Esta mañana todos parecían estar enfadados conmigo sin razón aparente, pero entonces apareciste tú – me sonrió y acarició mi mejilla-. Bueno, cuando te tropezaste conmigo me enfadé, pero después, cuando me ayudaste a levantarme, me quedé impactada.

- ¿Impactada?

- Sí, creo que nadie del staff había sido tan amable conmigo como lo has sido tú, Hikaru. Y además, eres como un clon de Aya Matsuura, así que pensé que sería divertido traerte aquí – por un momento me quedé congelada; ¿era esa la razón por la que me había invitado? ¿Por qué me parezco a Aya? ¿Qué era yo, un mono de feria? Ella notó mi sorpresa y soltó una carcajada-. Ey, no me mires así, estaba bromeando. Por supuesto que no te he invitado por eso, también es porque… - se quedó callada y miró hacia otra dirección.

- ¿Por qué?

- Oh, dios ¿has visto cómo han dejado la sala de estar? Está hecha un desastre. Debería recoger esto. ¿Podrías ayudarme? – dijo mientras se levantaba del sofá. La agarré de la mano e hice que se sentara de nuevo a mi lado.

- ¿Por qué?

- Por… tus labios – murmuró y miró en otra dirección.

- ¿Mis labios?

- Sí… cuando te vi por primera vez, pensé que tus labios eran realmente… atractivos – dijo mientras ponía su mano sobre mi mejilla.

- Atractivos ¿eh? – susurré mientras ponía mis brazos alrededor de su cintura.

- Sí… me encantan… - me acercó a ella y acercó sus labios a mi oído-. Hacen que quiera…

- ¿Qué? – murmuré. Se alejó un poco y puso uno de sus dedos sobre mis labios.

- ¿Realmente hace falta que te lo diga? – dijo mientras colocaba una de sus manos sobre mi otra mejilla y se acercaba a mí de nuevo-. Hacen que quiera besarte – susurró antes de cerrar la distancia entre nuestros labios.



Se separó de mí después de un instante y me llevó hacia su dormitorio que, para mi sorpresa, era más grande que la sala de estar. No sé realmente qué pasó después de esto; sólo recuerdo la manera en la que empezó a desabrocharme la camisa mientras me susurraba las palabras más dulces que me ha dicho una mujer en mi vida.



Lo último que recuerdo de esa noche es cómo Yuko cayó rendida sobre mi cuerpo y descansó su cabeza sobre mi hombro.



- Yuko… ¿puedo decirte algo? – pregunté mientras pasaba mi dedo índice por sus curvas.

- ¿Realmente necesitas mi permiso para hablar después de lo que hemos hecho? – sonrió mientras alzaba sus cejas-. En fin, claro, dime.

- … Es verdad que eres una Love Machine – miré hacia otro lado y me sonrojé. Escuché como se reía en una carcajada.

- Eso ha sido muy kawaii, baka – rió ella mientras me daba un beso en la mejilla-. ¿Quieres que te lleve al Koi No Dance Site? ¡O tal vez podamos tener un Happy Summer Wedding!

- Estoy muy cansada para eso – dije, poniendo una mala cara y cruzando mis brazos.

- Oh, vamos, no te enfades conmigo, sabes que te estoy tomando el pelo. Eres muy divertida ¿lo sabes? Sólo déjame decirte una cosa… - el tono en el que lo dijo sonaba muy serio, así que volví la vista-. ¿Mañana, para desayunar, quieres un Morning Coffee?

- ¡Ya no tiene gracia, para ya! – quité sus manos de mi cintura y me aparté, fingiendo estar enfadada. Siguió riendo durante un rato más, y cuando se tranquilizó, se volvió a acercar a mí.

- Lo siento, pero es que eres muy mona cuando te enfadas – dijo mientras volvía a pasar sus brazos por mi cintura.

- ¿Es esto lo que haces normalmente? ¿Hacer que tu compañera se enfade? – pregunté mientras alzaba la ceja.

- No, por supuesto que no – dijo y cubrió su rostro en mi cuello-. Eres especial, Hikaru.

- Especial ¿eh? – murmuré. Observé el cuerpo desnudo de Yuko durante unos segundos y cerré los ojos.



¿Qué estaba haciendo?

3 comentarios:

パオラ dijo...

OMG!!! Nunca me imaginee que Yuko fueraa una LOVE MACHINEE!!! jaja

Anónimo dijo...

O.O jamas habia visto a yuko de esa manera!! aah! xD
mola mucho, sige asi xD

Sara-chan dijo...

me gusta tu forma de escribir o.o

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?