Esta cosa llamada amor Capitulo 15

Traducción: Michi.Pinku! 

Clasificación: R-0
"¿Reina?"

"¿Qué?" Pregunté con cansancio.
"Tenemos que estar listas para la escuela."

Dejo escapar un gemido. Realmente no tengo ganas de ir hoy día. Y tampoco deberíamos ir. Creo que merecemos tomarnos el día libre después de todo lo que sucedió ayer. Es sólo un día de todos modos, además es viernes. Eri me vuelve a llamar  y empieza a moverme.

"Vuelve a dormir Eri. No deberías ir a la escuela hoy."

"¿No preguntará tu tío por qué no estás levantada aún?"

Sacudo mi cabeza.

"Tenía que levantarse temprano para trabajar."

Me volteé dándole la espalda. Eri no dijo nada después de eso. Supuse que también se iba a quedar aquí. Quería que lo hiciera. Después podríamos tener un día juntas y, probablemente, llegar a conocernos más.

"¿Tu estómago todavía duele?"

Asiento con la cabeza.

"Puedes quedarte. Yo voy a la escuela."

Eso no era lo que tenía en mente. Rápidamente me levanto y la agarro por la muñeca tirándola otra vez a la cama. La tiré un poco fuerte y ella tropezó con la cama cayendo directo encima de mí. Esto es un poco incómodo e inesperado. Entonces noté que ella tenía esta intensa mirada en sus ojos. Nunca los había visto mirar así antes. Pero, verla así hizo que mi cuerpo entero chispeara de deseo. No podía controlar mis acciones y lo siguiente que supe es que estaba levantándome para finalmente besarla. A ella tampoco parecía molestarle demasiado la idea. Me inclino acercándome más. Podía sentir su cálido aliento en mi cara y eso me hizo añorar más el besarla. Luego, en una fracción de segundos ella se separó. Y me siento tan frustrada. ¡Maldita sea! ¡Quería ese beso! Me levanto sentándome en la cama.
"Yo uh... la escuela... estaré " Apunta a la puerta "yendo." Entonces rápidamente sale de aquí.

Me lanzo hacia atrás sobre la cama con un gemido. Soy tan estúpida. ¡Actué de una  manera tan acelerada! ¡Ni siquiera debería estar besándola de todos modos! Ella es mi amiga y no sólo mi amiga, sino también una ¡CHICA! Y la última vez que vi una chica besando o queriendo besar a otra chica, eso estaba mal... ¿verdad? ¡Estoy  tan confundida ahora!

"¡BAKA!" Me grito a mí misma.

Y me quedo allí por un rato mirando al techo, reflexionando sobre el incidente que sucedió segundos atrás y trato de ordenar mis pensamientos, pero sólo me confundo más. ¿Por qué mis emociones tienen que ser tan complicadas? Oí un pequeño maullido junto a mí y estuve a punto de saltar afuera de mi piel al ver lo cerca que Yuka estaba de mi cara. Tomo unas pocas respiraciones profundas y la agarro, alzándola muy por encima de mi cara. Ella me mira asustada. Miro fijamente a sus ojos como si ella fuera la clave de toda mi confusión. La acerco a mi cara para que nuestras narices se toquen.

"Tú no me confundirías ¿cierto Yuka? Tú me dirías cómo es y seguirías como mi mejor amiga, ¿verdad?"

Maúlla y la dejó en el suelo. ¿En qué estoy pensando? Hablando con una gata como si supiera todas las respuestas a mis problemas. Creo que me estoy volviendo loca. Pero no me importa. Lo único que me importa es si Eri me hablará después de esto. Me mataría por dentro verla no queriendo estar cerca de mí nunca más. Me volteo, tirando de la manta sobre mi cabeza e intentando volver a dormir.

 ***

No desperté hasta la tarde luego de eso. Y estaba hambrienta. Así que decidí hacerme algo de comer, luego tomé todo el dinero que pude encontrar para comprar los papas para la fiesta de cumpleaños de Ai. También podría quitarme eso del camino ya que su cumpleaños se acercaba rápidamente. Terminé de comer en unos cinco minutos ya que no me hice una comida grande. Acaricié a Yuka, me despedí y salí corriendo por la puerta principal. El paseo a un almacén se aseguraría de mantener mi mente lejos de Eri. No es que no me gustara, es sólo que, cada vez  que pienso en ella yo sigo pensando en besarla y entonces me confundiría otra vez y realmente no necesitaba eso en este momento. Entré a la tienda y sólo tomé las primeras papas que vi. Me conformé con tres bolsas de papas fritas y de repente me di cuenta que necesitaba comprar un regalo para Ai. ¡Maldita sea, no sé qué comprarle! Me bofetee mi frente cuando me di cuenta. Compré las papas y salí pensando en qué debía darle a Ai. No sabía lo que le gustaba. Así que terminé caminando por la ciudad durante horas para tratar de encontrar un buen regalo para Ai, pero no tuve suerte. Tal vez pueda preguntarle a Risa la próxima vez que la viera. Después de buscar sin esperanza, he decidido volver a casa. Cuando volví, Eri estaba de pie en el pasillo esperando por mí. Sentí todo mi cuerpo caer como peso muerto. Ella me miró con timidez y sonrió débilmente.

"Hola." Murmuró

"Hola." Suspiré

Metí las manos en mis bolsillo y miré a mis pies. No sabía qué decir y no sabía si debería  invitarla a entrar. Eso probablemente la ahuyentaría para siempre. Cambié de posición por un tiempo.

"Te traje, tu tarea. "Ella habla de nuevo, y se quita la mochila de su espalda, entonces la abre. Me da un montón de textos de libros.

"Uh... gracias." Los tomo y vuelvo a mirar mis zapatos. Todo está silencioso otra vez. Esto está empezando a ponerse realmente extraño.

"¿Cómo está… tu estómago?"

"Está... bien. Yo uh... fui de compras por el regalo de Ai hoy día." Esto se está poniendo demasiado patético al parecer.

"¿Qué le compraste?" Pregunta, tratando de mantener la conversación.

No puedes culparla por intentarlo. Me froto atrás del cuello.

"Honestamente no sabía qué regalarle, así que no compré nada." Admito," ¿Qué le has comprado tú? "
"No tengo mucho dinero, así que... voy a hacerle algo. Todavía no estoy segura de qué".

Ok, al menos déjame intentarlo. Si ella dice que no entonces sé que estoy condenada al fracaso.

"¿Quieres… entrar?"

Sacudió su cabeza y sentí un dolor agudo en mi pecho por su rechazo. ¡No va a hablar conmigo nunca más! La culpa es mía. ¡La espanté! ¡Muy bien Reina!

"Mi papá me necesita en casa otra vez. Te veré en la fiesta de Ai, ¿cierto? "

Asiento con la cabeza.

"Sí, claro."
Entonces camina por el pasillo y baja por las escaleras. Bueno, nuestra amistad está fregada. Simplemente no puedo contenerlo sólo para mi ¡¿eh?! ¡Estúpida yo! Estúpidos sentimientos. Estúpida... Eri por ser tan sexy y por sus labios de aspecto tan besables... espera... ¿Qué acabo de pensar en la última parte?  No voy a molestarme en este momento. No necesito ningún tipo de estrés más. Agarro mis llaves del bolsillo y abro la puerta. Las cosas no podrían ser mucho peores. Espero que mi suerte mejore en la fiesta de cumpleaños de Ai.

4 comentarios:

パオラ dijo...

Aw...picantee!! jaja

Seryni dijo...

Aww muy TanaKame XD
esperare por mas n.n

reina.kawai dijo...

muy bueno, muy bueno quiero mas esta demaciado entretenida esta historia me dejo emocionado ya quiero los siguientes capitulos, tanakame <3

miruna dijo...

TanaKame! <3 pobre eri para qe la necesitaran tanto en su casa T_T ? emocionante! xD sige onegaii ^^

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?