Concursante #05: Koi choco

Koi Choko
Clasificasion: R-o


La estudiante Takahashi Ai estaba en su lugar habitual donde comia durante la hora del almuerzo, cuando un estruendo repentino en el patio de la universidad le llamó la atención. Hubo una oleada de interés en un grupo pequeño ,pero ruidoso de niños y niñas, todos ellos reunidos alrededor de una figura familiar ,única y contundente y con ella una sola pregunta. Al parecer, le pedían una cita para el tan esperado día de San Valentín, y también la obligaban a escoger uno de ellos.

La persona que le resultaba familiar no era otra que la joven estudiante Niigaki Risa, también conocida como la popular rompecorazones que incluso tenia su propio club de fans.
Ai puso su bento en el banco y contuvo el aliento, no apartando los ojos de la joven ,bella, y perfecta señorita, tratando de leer algún tipo de respuesta en su rostro inexpresivo.

Sus ojos estaban vacíos, dejó caer los hombros, un suspiro de aburrimiento escapo de sus labios mientras que todos ellos disfrutaban de su momento como fans locos. Ellos no mostraron señales de detenerse a corto plazo, por lo que la joven hizo un ruido irritada y los empujó a un lado, alejándose como si no los hubiera oído.
Ai respiraba con dficultad, sus ojos que de alguna manera no dejaban de seguir con un destello de emoción el vaivén de las caderas de la má jóven en todo el campus.

Odiaba admitirlo, incluso a sí misma, que estaba realmente enamorada de Gakisan , y que envidiaba intensamente a toda esa gente que tenia las agallas de ir por ella. Una mirada intimidante de sus ojos chocolate oscuro, una voz sensual y profunda, una sonrisa brillante y conmovedora en las curvas a sus dos labios carnosos, e incluso una forma común pero fascinante de caminar le hacia delirar en un instarnte... Ella ni siquiera sabía cuando había comenzado a darse cuenta de todas esas cosas. Ai y Risa nunca habían conversado mucho fuera del Consejo Estudiantil, como lo hacian tantas de sus compañeras de sus respectivas clases. Durante ese tiempo, sin embargo, Ai comienzo a sentir que su corazón aceleraba a una velocidad peligrosa y las palmas de sus manos comenzaron a sudar. Pero, ¿quién puede culparla?

Una tentación repentina de fiebre hacia el frijol y la nota a todos sus sentimientos abrió camino a través de todas sus dudas. Sabía que sería rechazada al igual que el resto, pero Ai preferia eso a que fuera a vivir con el remordimiento de no haber preguntado.
Apretó los puños y se levantó, su corazón empiezo a correr una vez más cuando sus pasos le llevaron más y más cerca a su amor platónico.


***
"Oh, Dios mío ¿qué demonios voy a hacer?"

De todo el pánico, la cabeza de Ai se sentía como si estuviera a punto de explotar. Dejó de revolver desesperadamente la ropa en su armario y se sentó en la cama, apretando los dedos contra las sienes doloridas.


¿Gakisan? ¿Queriendo salir en una cita con la nerd más grande de la escuela? ,Ai no esperaba una respuesta así.

Se dejó caer sobre la cama y miró al techo, una sonrisa visible aligero sus facciones. Se sentía como una adolescente otra vez, preparándose para su primera cita. ¿Qué iba a llevar? ¿Cómo diablos iba a hacer el chocolate? Y lo más importante, la pregunta que le seguia molestando , ¿por qué Gaki querria salir con alguien tan normal y no lo suficientemente interesante como para cumplir sus gustos de lujo?

Ai suspiró y miró el reloj. 5 de la tarde y todavía no habia empezado aún a hacer el chocolate ya que había estado demasiado ocupada decidiendo que ropa llevar.

"Deseo que alguien me ayude .."

En ese momento, desde el rabillo del ojo, Ai podía sentir una luz cálida y tenue que era cada vez más fuerte desde el otro lado de la habitación. Sorprendida, inmediatamente tomó el bate debajo de su cama y lo saco, manteniéndolo amenazadoramente hacia esa chica con ... una túnica blanca y un halo sobre su cabeza?!

Se hizo un silencio extraño.

"¿Quién .. ¿quien eres?" Ai preguntó con el ceño ligeramente levantado y empezando a cuestionarse si estaba soñando o no.

"Yo soy un ángel." Su voz fue infinitamente dulce y suave, pero la enorme sonrisa que quedó plasmada en su rostro perfecto habría hecho a Ai pensar que era una mentira, si no fuera por el hecho de que ella podía ver un poco de muebles a través de su figura semi-transparente.


"Bueno te creo-dijo con torpeza" -Q ¿Qué quieres de mí? "

"Nada querida, yo sólo estoy aquí para ayudarte a ganar el corazón de tu enamorada, porque es ..." examinó detenidamente sus gafas, el pelo desarreglado y su ropa "... un poco difícil hacerlo eso por ti misma. Sin ánimo de ofender". Esa gran sonrisa empezaba a molestar, pero mantuvo la boca cerrada, ya que no era nada más que la verdad.

Bajó la mirada y penso de un poco si debia dejar que el ángel le ayudara, cuando sus sentidos captaron esa extraña luz de una nueva presencia.
"Yo".
"¡Oh, no, no otra vez!" el ángel blanco dio una palmada en su propia frente con frustración mientras que la otra, viendose poderosa en su corto vestido rojo y botas negras, puso los ojos.
"Hablando en serio, ¿por qué estás tan sorprendida? Es obvio que cuando aparece un ángel bueno, uno malo debe seguir también duuh".
"¿estas un poco perdida ? Esto parece una situación bastante difícil en san valentin y quiero manejarlo por mí misma."
"¿En serio?" Miró a Ai, que las estaba observando con una mezcla de confusión e incredulidad. "Dang, esto realmente se ve como un reto. Me refiero al ver esas gafas, el cabello y la ropa ..."

La mandibula de Ai cayó. "¿Me dan un descanso? ayudenme o salgan, es tan simple como eso."

"Ohh escuchaste Eri, vayamos al grano." Ella mostró su habitual sonrisa felina y empujó el ángel blanco hacia Ai, antes de llevarla lejos en la búsqueda de la cocina. "Voy a hacer la chocolatesss ~ ~"

Eri suspiró al ver que el ángel rojo se divertia, a continuación miró a Ai y empezó a frotarse la barbilla, en señal de una profunda concentración. Después de un largo debate, agarró el marco de las gafas con sus dedos e hizo una mueca como si estuvieran envenenados, y luego lentamente los deslizó hacia fuera. La concurrencia hizo que el ángel suspirara en estado de shock y sus ojos pequeños se ampliaran, el cambio fue tan grande.

"Hombre, soy tan buena."
Ai parpadeó varias veces mientras sus labios se volvian hacia abajo en un se-que-estas-bromeando.

"SIIIII eres muy bonita asi!"

Ai seguía mirando la maravillada cara del ángel delante de ella, sin saber si debe sentirse divertida o molesta. "Uh, esta es la cara que tiengo todo el tiempo."
"No, no, es como si la mano poderosa de Dios sacó esas atrocidades y ahora eres libre para salir con quien quieras!"
".... Eri, ¿de verdad? Estás loca. "

Podía notar un ligero cambio en la actitud del ángel ahora que experimento un lado más bonito para ella ; Eri cepilló el cabello con la mayor delicadeza, tomó la falda más corta y la camisa más bonita del armario de Ai, entonces amablemente convencio a Ai vestir eso y que dejara de ser tan tímida.

Mientras el ángel blanco esperaba a que Aichan saliera del baño, Reina hizo su aparición en la sala , visiblemente satisfecha con lo que hizo con los chocolates. El zumbido de una canción linda irrito a Eri, de ninguna manera.

"Reina sal Ahora!"
"¿Eh? ¿Qué pasa si no quiero~?
"Si lo arruinas en este momento voy a enviar tu flaco trasero de regreso al infierno en un instante."
Reina hizoun mohín coqueto y sexy a Eri, notando como daba un paso hacia atrás para mantenerse en la mesa. "Dudo que realmente lo hagas." Justo cuando estaba a punto de golpear la mesa y se inclinaba sobre ella, la puerta se abrio y Reina de inmediato saco las manos fuera de Eri, dejándola sin aliento.
Vacilante, Ai salió del baño con un rubor coloreando sus mejillas, claramente no muy feliz de estar vestida con algo más que con su habituales camisetas y jeans holgados.

"¿Está bien?"

Ese silencio no era lo que ella esperaba. Las ángeles la miraban de arriba a abajo, parpadeando de vez en cuando sin hacer ningun sonido.

"¿Qué pasa? ¿Por qué no me contestan?" Ai estaba a punto de enloquecer, cuando Reina se aclaró la garganta y asintió con la cabeza debidamente.

"Eso es un impresionante par de muslos. Nockea a esa chica".


***
La mayor parte de la noche, Ai no fue capaz de dormir de la emoción. Justo cuando el sol estaba empezando a subir se las arregló para seguir con los ojos cerrados, pero ni siquiera duro más de un par de horas ya que algo ... comenzó a hacerle cosquillas al oído. Saltó gritando de una manera bastante viril, arrastrándo a los dos ángeles que se habían atrevido a irrumpir en la habitación de Ai muy temprano.

"quedvcdvhcmdibn?"

Froto sus ojos tratando de despertar, pero todo daba vueltas a su alrededor por lo que sólo tenía que poner la cabeza sobre la almohada y dormir un poco más.

"Vamos, trasero sexy, es hora de despertar ~"


Ai finalmente cedió y se arrastró hacia la ducha, saliendo media hora más tarde con el nivel de emoción un poco más alto en comparación con antes.

"¡Está bien! Hoy será impresionante, Yoosh!"

Cuando Eri estaba ayudando a Ai con su maquillaje, Reina fue a envolver los chocolates especiales en un papel rojo con rosa. Ai estaba teniendo la sensación de que algo no estaba bien, y la pregunta en su cabeza vino de nuevo.

"¿Por qué piensan que accedió a salir conmigo?"

Sin siquiera darse la vuelta, Reina contestó rotundamente "¿Tal vez ella quería burlarse de ti?"

La mayor se estremeció ante la idea y fruncio su ceño en profunda preocupación. Ciertamente olvidó ese aspecto.

"No, no es probable." Eri agregó, con los ojos todavía centrados en el maquillaje. "Aichan dijo que se reunen de dos veces por semana en el Consejo estudiantil ya que ambas son presidentes de clase, tal vez ella te respeta y no quiere ofenderte"

Eso no parece tranquilizar en nada a Ai, y Eri se dio cuenta de eso.

"Aww. Mira el lado bueno! Ella prometió que vendría y eso es bueno. Al principio, realmente pensé que ella sólamente te haria esperar o algo así. Es decir, esas gafas ..." Eri se estremeció al recordar "Lo bueno es que te quitaste eso gracias a mí ~"
"Oye, ¿no se supone que debes ser el ángel bueno?" Ai le lanzó una mirada cuando sintió cómo las lágrimas brotaban.
"No te preocupes, todo estará bien."


***

Sorprendentemente, Ai no tenía dificultad para caminar en tacones altos y mostrando sus lindas piernas. Por primera vez, ella fue capaz de hacer que la gente girara la cabeza hacia ella, y los ángeles descaradamente se asomaban por la parte trasera sonriendo con alegría. Sin embargo Ai no parecia tan feliz , estaba decidida a confesarse y ganar un corazón ese día.

No había señales de Gaki en el parque, por lo que Ai decidio esperar.
Empezo a sentirse cada vez más ansiosa, cuando alrededor de 20 minutos habían pasado y ella todavía estaba en ese banco solitario buscando por todos lados su presencia. Se había olvidado de alguna manera que los ángeles todavia estaban allí; todo lo que ella quería ver y oír era Gaki, y la duda le llevo a perder el optimismo. Ahora estaba pensando que no iba a venir, al igual que Eri lo predijo.

El corazón casi saltó de su pecho cuando una mano se posó en su hombro.

"siento la tardanza."
Al escuchar aquella voz, la mayor de inmediato tiro de ella y se arrojó a los brazos de Gaki, sorprendiendose incluso a sí misma por sus acciones repentinas. Sintió las manos de Gaki pasear suavemente por su la espalda mientras Ai inhalaba la dulce fragancia de su cabello, sonriendo con alegría.

Cuando por fin la soltó y se reunió con los ojos Gaki, su cara estaba en llamas.

"P.. Pensé que no vendrías"
"¿Eh? Lo Prometí ...Wow .... Te ves simplemente ... wow."

Ai noto cómo los ojos Gaki estaban en ángulo hacia abajo en sus piernas, entonces la forma en que subia a su escote , ampliado un poco sus ojos, y finalmente a la cara, entonces volvio hacia abajo. Su ritmo cardíaco rápidamente se establecio un poco y la confianza volvio formando una curvatura en sus labios en una pequeña sonrisa.

La voz de Reina resonó en el oído de Ai, y antes de que se diera cuenta, dijo en voz alta todo lo que escuchó. "Estás tan sexy, nena."

Se cubrió la boca con rapidez, preocupada por lo que Gaki pensara de tal torpeza. La más joven sólo parpadeó varias veces antes de reírse con alegría verdadera tomando de la mano de Ai.

"Vamos, te llevo en algún lugar para comer."
"Oh, espera. Estos son para ti .."

Gaki miró hacia el banco y se dio cuenta del équeño paquete rojo , sus ojos se ensancharon.

"¿Eeeh? hiciste chocolates para mí ¿enserio?"
"Sightdkhd. Uh Quiero decir, sí. Pero no tiene que comerlos ahora."
-Muy bien, gracias Aichan. No me esperaba esto ... "

Caminaron tomadas de la mano hacia el coche de Gaki, con Reina en la parte de atrás levantando sus cejas hacia el ángel blanco, recibiendo a cambio una sonrisa cómplice.

Almorzar en un restaurante de lujo fue más allá de la imaginación de Ai, y por el nerviosismo constante, ella seguía tropezando con sus palabras, por lo que el frijol reia en voz alta. Incluso se asustó cuando derramo el agua por accidente, también haciendo que Gaki se retorciera.
Aparte de eso, todo estuvo muy bien, pensó que se concentraba demasiado en la comida al notar con qué intensidad estaba Gaki mirándola.

Cuando terminaron, Ai se disculpó y corrió al baño, donde por fin pudo suspirar ,donde libremente dejo salir sus chillidos.
Las dos ángeles aparecieron justo al lado de ella y le acariciaron los hombros con la mirada orgullosa de sus rostros.

"Así se hace Aichan! Ahora viene la parte importante. sabes lo que tiene que hacer ¿no?" Reina preguntó, mirando a reflejo de Ai en el espejo.
"... Oh, Dios. ¿Qué tengo que hacer?"

"Dile esto. ¿Sabes qué chica? Puedo mirarte todo el día y nunca aburrirme. Ok, el principio de todo. Podria darte todo el día y nunca cansarme. Las Rosas son rojas, las violetas son azules, dejame llevarte a mi casa, porque sé que también lo quieres. "

Su sonrisa era tan amplia y segura mostrando sus dientes de una manera linda. "¿Qué te parece?"

El rubor de Eri lo decía todo.
"Uhm ... no creo que sea asi..." Aichan se apagó "¿demasiado...Apasionado? no quiero que piense que soy una pedófila o algo así."
"Pssh, ella no va a pensar eso! Me refiero a como miro tus piernas. Yo no diría que no a una oferta asi."

"Grah!" Aichan dio la espalda y se tapó los oídos por la brusquedad de Reina, observando por el rabillo del ojo cómo Eri procedió a mostrar una mirada de muerte hacia el ángel rojo, similar a una de ... celos?

Algunos sonidos extraños hicieron que Aichan se girara de nuevo y su boca se abrio al ver a los dos ángeles que descaradamente estaban a tientas frente a ella.

"Sólo tienes que ir saltar sobre tu tigre!" Reina gritó con la respiracion agitada.
"¿Eh? ¡No! ¡NO! No antes del matrimonio !" El ángel blanco agregó bajando el zipper del vestido rojo con sus dientes.

Ai salió del baño con las mejillas palpitando por calor, luego, lentamente, se abrió paso entre las mesas vacías en ese momento, hacia la esquina donde estaba sentada Gaki. Se notaba de lejos que la cabeza del frijol estaba apoyada en la silla con una sonrisa que se estaba apoderando de su rostro.

Tenía un poco de chocolate en el labio inferior.

"Gakisan?" -preguntó preocupada y se inclinó hacia Gaki para tener una mejor visión. Antes de que lo supiera, fue tomada por la cintura y colocada en el regazo de Risa, acariciando la nariz contra su pecho.
Como si no se hubiera ruborizado con las escenas anteriores, ahora todo su cuerpo ardia con furia en la intimidad.

"¿tienes algo que decirme?" la voz profunda Gaki envió escalofríos por su espalda, y más aún cuando sus labios tocaron la parte interior del cuello de Ai.

Ai odiaba disfrutar tanto de eso, pero tenia controlarse antes de que fuera a perderse. "Gakisan, por favor ... la gente está viendo!"

"Nadie nos está mirando Aichan. Ahora dime lo que tengas que decir ¿por favor?"
"No estoy seguro de si ... tengo algo que decirte."

Ai se perdió en su propia respiración cuando una mano comenzó a acariciar su muslo bajo la falda corta.
"¿Así que quieres que yo crea que me invitaste a salir para nada?"
"¡Basta ... Para ser honesta yo estaba ansiosa por ver si le dicias que sí a la mayor nerd en la escuela. Yo me sorprendi tanto que lo hiciste. "

"Me gusta mucho lo nerd" Gaki detuvo la tortura y miró hacia arriba a los ojos. "Sí, me gusta mucho lo nerd. ¿Has pensado en eso?"
"Tú ... ¿qué? Te gusto?" Ai dio un resoplido con incredulidad y estaba a punto de levantarse cuando Gaki con su par de manos le agarró la cara y tiró de ella.

Gaki, la mas sexy de la escuela, ¿la estaba besando?

Ai se retorció un poco, pero finalmente cedió a la suavidad de los labios Gaki y el olor a chocolate que se derretia. Cerró los ojos en un intento de no dejar salir las lágrimas y se sentó en una posición más cómoda mientras que llevo las manos a los hombros Gaki, para tirar de ella más cerca.
Podía jurar que era todavía un sueño del cual no quería despertar , pero la sensación del ardiente beso de Gaki era demasiado real.

Al final llegó a ser la confesion, y no por cualquiera, sino por la que ella queria. Un día de San Valentín no podía ser más perfecto. Si la Aichan de este fic fue capaz de esperar 24 años para un momento como este, entonces todas las mujeres solteras en el mundo puede hacer eso también


8D
Feliz Día de San Valentín!

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?