Y yo, que decía nunca Capítulo 8

Clasificación: R-16

- Tú sabes que no estoy interesada en ella.
- Sí y se notó mucho en la conversación que tuvieron.
- Fue una conversación normal.
- En la que yo ni siquiera existí.
- Reina, yo jamás intentaría algo con la persona que estás interesada, además sabes muy bien que ya estoy saliendo con otra persona y que jamás la traicionaría, ni te traicionaría.
- Pero ella ni siquiera se fijó en mí.
- Entonces porque no haces que se fije en ti.
- …….
- Si quieres yo te ayudo.
- Como lo hiciste hoy, no gracias.
- Ok que se me salga el de conquistador, ya vale nunca más… con ella, pero déjame ayudarte.
- Me ayudarías.
- Te lo estoy diciendo.

Las dos jóvenes se bajaban del metro con rumbo a su casa, ahora ya más tranquilas después de un pequeño altercado que habían tenido antes de subirse a este.

- Tienes un buen golpe. Decía la más alta que se cubría la nariz con un pañuelo para cortar la sangre que todavía le corría de sus narices.
- Tu patada no está nada mal. Le contestaba la más baja que había hecho de su corbata una especie de ……… venda ….. que le sujetaba la mandíbula.
- Supongo que debo agradecer que ese puño no llegara a mi otro ojo.
- Y yo supongo que el diente que me falta es porque el ojo por ojo, diente por diente aún nos jode como regla única.

Las dos amigas sonreían, una más que la otra por supuesto. Mira que pelearse entre ellas que eran casi como hermanas y por una culpa que no le pertenecía nadie. La reconciliación ya estaba hecha, ahora una buena salida y todo quedaría arreglado.

- Okairi, veo que han discutido de nuevo.
- Nos creerías que el camino estaba lleno de baches, y que tropezábamos a cada paso cayéndonos, aun apoyándonos la una a la otra? Dijo la más alta.
- No.
- Sí, nos peleamos otra vez. Terminó diciendo Reina.
- Mi Dios siempre es lo mismo, Jun no aprendas los malos modales de estas dos.
- Jun?

Hasta ese momento Jun que estaba sentada en una esquina viendo el desastroso estado en que llegaban las que serían sus dos nuevas compañeras y amigas, había pasado desapercibida.

- Mi nombre es Qian Xun, pero pueden llamarme Jun-Jun.
- Desde hoy ella será la pintora del local, además de ser su compañera de instituto. Espero que sean buenas amigas, y cuando digo buenas no me refiero a eso de que quien te quiere te aporrea. Y agradezcan que ella está aquí sino aquí mismo me las desculo a palos.
- Más de lo que ya estamos?. ITAIII sabías que Gaki me botó un diente??? MOU eso duele.
- Eso te pasa por decir la primera estupidez que se te viene a la mente.
- Esa no fue la primera estupidez que se me vino a la mente.
- Ah no?
- No, primero te iba a decir…. Cómo?  Tú también tienes palo?
- Pedazo de… REINA BAJA INMEDIATAMENTE.
- Disculpa el alboroto, mi nombre es Risa Niigaki, y la chica que salió corriendo es Reina Tanaka.
- Mucho gusto, emmm la discusión??
- No te preocupes, generalmente Reina es una persona muy alterada, pero es buena gente y yo también aunque todos estos golpes digan otra cosa.
- Me alegra escuchar eso.
- Ufff soy Reina mucho gusto.
- Qué?
- Asombrada, cuando conozcas todo el “Manhattan” también podrás aparecer y desaparecer con la misma rapidez.
- Etto Tanaka-san
- Hai.
- Puedo pintarte desnuda?

///////////////////////////////////////////////

Tanto tiempo en Japón y aun no aprendía a hablarlo bien. No, mejor dicho tantos años con vida y aun no aprendía a expresarse bien ante las personas, mira que pedirle un retrato desnudo cuando recién la estaba conociendo. Debió haberle dicho hey Tanaka-san soy pintora, y algún día me gustaría ser una gran artista. He visto que tus facciones son hermosas espero poder pintarlas en alguna ocasión, por supuesto sin ninguna obscenidad ni cosa por el estilo. Sólo un mero cuadro, uno como tantos otros, si te parece incluso podrías elegir el estilo.

Pero no, va y le dice: Puedo pintarte desnuda?. Y claro como era de esperarse… un puño cerrado en un ojo.  Un resultado obvio luego del desatino, pero como no hay primera sin segunda va y le dice nuevamente: si es por como se encuentre tu cuerpo no te preocupes, Botero las pintaba gorditas.

- Panda.
- Panda??
- Sí, eres un desatinado Panda que intenta jugar con una arisca gatita. Risa ponía unas compresas sobre los ojos de Jun, que se encontraba recostada sobre la cama de esta.
- Lo lamento, por lo general soy una persona muy tranquila y por eso cuando quiero expresarme a veces digo mal las cosas.
- Vas a tener que arreglar eso, porque si no Tanakachi no te lo perdonará.
- Crees que Tanaka-san quiera volver a hablarme después de lo que le dije.
- Tendrás que hacer varios méritos antes de que te devuelva la palabra. Pero Reina es una buena chica, ya te lo dije antes. Por el momento sólo mantente alejada de ella e intenta sólo hablarle cuando sea necesario.
- Como saber cuándo es necesario.
- Si quieres dejar de ser un Panda, has que el silencio sea necesario todo este fin de semana.
-………………….

////////////////////////////////////////

-Pensé haberte dicho que no quería que siguieras los malos pasos de Reina y Risa?
- lo lamento, fue error mío el haberme expresado de tan mala manera.
- Bueno, lo único que agradezco es que después de tanto movimiento, ellas finalmente optaron por quedarse aquí y no salir por la noche.
- De verdad lo siento mucho.
- Bueno, dejando ese tema de lado… dijiste que eras pintora verdad?. Y aunque sólo mencionaste cuadros, crees que podrías pintar los pasillos?, Hay unos cuantos que parecen más libreta de apuntes que paredes.
- No hay ningún problema.
- Me encantas como eres Jun, bueno entonces te dejo los tarros de pinturas, unas cuantas brochas y a trabajar.
- Gracias señora.
- ……. Cómo te dije que me llamaras?
- Gomen
- Entonces
- Hay, Yuko-onesan

Era un sábado caluroso, por el día soleado y también por todas las parejas que a falta de habitaciones en los mismos pasillos satisfacían sus necesidades. Jun agradecía en esos momentos no ser hombre, porque con la poca costumbre de encontrarse con aquellas situaciones estaba segura que algo entre sus piernas le haría pasar más de alguna vergüenza.

- Este era el último pasillo, menos mal que no hay nadie por aquí.
- Yo no me clasificaría como nadie.
- Tanaka-san que haces aquí.
- Yo vivo aquí idiota.
- Gomen
- ……..
- ………
- Aún quieres hacer el retrato?




2 comentarios:

Seryni dijo...

XD "Puedo pintarte desnuda?" XD awww Junko lo ameee *3* y ahora quiero saber que pasara D: chanchanchan ê_e

wiii felicidades x3 el fic sta muy wenoo ohhh shiii
conti onegai!! >w<

Angie Katina dijo...

jajajaa pobrecita Junjun, tan bonachona pero sus expresiones no la ayudaron mucho xDD excelente fic no puedo esperar más por la continuación :DDD gracias!!

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?