Blancas Mentiras (Cap.14 pte 2 FINAL)

Blancas Mentiras, FINAL
Traduccion by:Nicko (¡¡¡gracias por todo chico!!!)
Clasificasion:R-0


Podía oír la rápida y dificultosa respiración de los pulmones de Risa, saliendo en pequeños jadeos. Ai sintió su cabeza dándole vueltas, y a sus ojos cerrándose. No podía luchar más, se estaba derrumbando. Ai quedó inconsciente, tumbándose al lado de Risa.
________________________________________

Ai se encontró andando por la playa con Risa. La templada brisa despeinándola el pelo. Andaban despacio, cogidas de la mano. Ai se dio la vuelta para mirar a Risa. “Te quiero, Risa." Dijo. Risa sonrió cálidamente y sus ojos brillaron. Abrió la boca para responder, pero ninguna palabra le salió. Se atragantó, sus manos rodearon su garganta. Se cayó, tirándose sobre la arena con un sonido sordo. Ai corrió hacia ella, apartándole las manos de la garganta. Risa empezó a convulsionarse incontroladamente y de repente sus ojos se fueron hacia la parte de atrás de su cabeza.

"¡¡Risa!!"

Ai se despertó. Estaba cubierta en sudor. Tomando un momento para calmarse, miró a los desconocidos alrededores de la habitación en la que se encontraba. Estaba tumbada en una pequeña cama, pegada a unos monitores, y a una vía intravenosa. Se sentó. Un dolor agudo apareció en el lado derecho de su cuerpo, originado desde su hombro. Lo tocó, y sintió que todo su hombro derecho había sido vendado, y que su brazo estaba en un cabestrillo. Su primer pensamiento fue Risa, ¿había sobrevivido? Su corazón empezó a palpitar, y el pánico se apoderó de ella. Vio que la puerta se abría y una enfermera entró.

"Oh, está despierta. ¿Cómo se siente?”

"Viviré." Ai dijo, su garganta parecía una lija.

"Necesita algún medicamento para el dolor, o..."

“¿Lo ha conseguido?" Ai interrumpió.

"¿Quién?" La enfermera preguntó.

"Risa, Risa Niigaki."

"Por qué no lo ve usted misma, Srta. Takahashi. Está aquí mismo.” La enfermera sonrió y señaló a la derecha de Ai. Risa estaba durmiendo pacíficamente, y su estómago estaba vendado. "Ha tenido suerte, casi la perdemos unas cuantas veces."

"¿Puedo verla?"

"Claro. Deje que la quite este monitor. Déjeme saber si necesita algo, Srta. Takahashi." La enfermera se fue de la habitación, dejando a Ai sola con Risa.

Ai se sentó despacio. Encontró ligeramente difícil el andar. Anduvo hacia la cama de Risa, y tomó su mano.

"Lo siento tanto, Risa." Susurró, acariciando el pelo de Risa para apartárselo de la cara. Su piel estaba bastante fría. Ai llevó una silla hasta el lado de la cama de Risa, y se sentó. Escuchó el rítmico sonido del monitor de Risa, y miro su calmada y durmiente cara, con sus párpados moviéndose, probablemente por lo que estaba soñando.

Los párpados de Ai empezaron a pesar más, pero luchó por mantenerse despierta. Su cabeza se balanceaba de un lado para otro, mientras se dormía. Finalmente se colocó de manera que su cabeza descansaba en el hombro de Risa. Y rápidamente se durmió.
________________________________________

Ai había dormido unas horas cuando sintió un apretón en su mano. Risa se movía en la cama y vio a Ai sonriéndola algo adormilada.

"Ai... ¿qué ha pasado?" Tenía la cabeza vagando. No podía concentrarse. Risa intentó sentarse, pero las nauseas se lo impidieron.

"Te han disparado, Risa. ¿Te acuerdas?"

Risa cerró los ojos, recordando lo que había pasado. Su mente estaba compuesta por imágenes variadas.

"Recuerdo haber cerrado los ojos. Vi a Eiko. Estaba feliz y sonriendo. Corrí hacia ella, pero me paró. ‘No estás lista aún. Vuelve con ella.’ me dijo. Vi tu cara. No quería dejarte. Quería vivir. Vivir el resto de mi vida contigo."

Los ojos de Risa se inundaron en lágrimas. Miró a Ai, tenía la cara roja y lloraba.

"Te quiero tanto, Ai. No quiero dejarte." Ai se acercó, para besar suavemente a Risa.

"Yo también te quiero." Susurró.

Epílogo:

Dos semanas pasaron y Ai salió del hospital. Risa se quedó otra semana, para asegurarse de que se recuperaría totalmente. Los periódicos estaban llenos de artículos sobre los hechos que habían ocurrido tres semanas atrás en Japan Publications Inc.

El presidente se retiró de repente. Se lo dejó todo a su hija, Risa Niigaki. Ahora era la presidenta más joven de la historia de una revista. Reina Tanaka fue acusada por intento de asesinato y sentenciada a pasar la vida en prisión, sin oportunidad de libertad condicional. Li Chun fue condecorada con una medalla y un certificado por su coraje y sacrificio propio por el primer ministro de Japón.

Risa y Ai se tomaron tres meses de vacaciones. Ai se había mudado con Risa y compraron un perro, llamándolo JunJun después de que la JunJun original las salvara de una muerte segura. Una vez que todo volvía a la normalidad, se tomaron unas merecidas vacaciones en Grecia.

"Ah, esto es lo que necesitaba." Risa dijo, respirando profundamente. Su estómago fue sanado, pero todavía tenía una pequeña cicatriz justo encima del ombligo. Ai tomó la mano de Risa mientras andaban relajadamente en la playa de la Isla de Milo.

"Lo que AMBAS necesitábamos." Ai añadió.

El sol empezaba a ponerse, y ellas encontraron dos sillas de playa vacías y se sentaron.

"Las puestas de sol aquí son increíbles. Parece que el cielo y el horizonte se vuelven uno." Risa dijo, mirando a lo lejos.

Ai miró a Risa.

"¿Qué?" Risa la miró de reojo.

"Te quiero, ¿sabes?" Ai dijo, dándole al hombro de Risa. Ésta sonrió, y le dio a Ai un pequeño, pero afectuoso, beso en la mejilla. Ambas se tumbaron, mirando la puesta del sol hasta que éste fue tragado por el océano.

Fin.

1 comentarios:

Reinya dijo...

AWWW qué ternura de fic! me encantó!
GOOD JOB :3

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?