El amor es ciego (Cap. 4)

Capitulo 4 – Rompiendo el Hielo
Traduccion by:Midoro y Miki
Clasificasion:R-o


En esa noche no pude conciliar el sueño. Ahora no importa lo duro que este tratando de conciliar el sueño, después de contar desde una hasta a cien ovejas y dar vueltas en la cama, finalmente me rendi. Estaba demasiado cansada. No pude conseguir que mi mente sacara a Eri. Habíamos estado sentadas allí durante una hora cuando la dejé llorar libremente en mis brazos. Me contó que vivía sola en su casa y que una persona encargada de vez en cuando pasaba a ver cómo estaba. Su rutina diaria consistía en dormir, comer y estudiar. Maldita sea, realmente quería hacer algo por ella. Algo que le haría olvidar todas las cosas terribles que le ocurrieron en su pasado.

Me preguntaba cómo Eri había sido capaz de hacer frente a este dolor por si sola ya que nunca tuvo a alguien para hablar de ello. Realmente la respeto por reunir la fuerza necesaria para seguir adelante a pesar de que su vida pasada había sido un completo desastre. Si algo así me hubiera pasado probablemente me mataría. Suspiré y devolví las mantas, haciendo mi camino al alféizar y me senté. Mis pensamientos giraban alrededor de Eri mientras miré fijamente en la noche negra como la boca de lobo, mirando gatos vagos que se apresuran a través de la calle sin transitar. Me pregunté si Eri ya estaba dormida o si tenía dificultades para quedarse dormida igual que yo.

Que diab... Reina, esto no es asunto tuyo ... deja de pensar en ella. No pienses en su cara hermosa y aquellos labios atractivos y la manera en que el viento juega con su cabello... ¡¡SERIA!!! ¡¡REINA!!

Sacudí mi cabeza para deshacerme de aquellos pensamientos cuando me levanté del alféizar y encendí mi notebook. Tal vez un rato de navegar en la Internet limpiaría mi mente de los pensamientos de... ella. Mientras la pantalla de carga en mi escritorio apareció, encendí la pequeña lámpara en mi mesita de noche. Un pitido suave de mi notebook anunció que he recibido un nuevo correo electrónico. ¿Quién diablos me estaba mandando un e-mail en medio de la noche? Hize clic en el botón pequeño sobre el mensaje y ... mi corazón se detuvo. De todas las personas que conozco nunca hubiera esperado que esta chica me envíara un e-mail. ¿Qué quería de mí, tan de repente? Tragué saliva cuando comencé a leer.

Querida Reina,

¿cómo estás? ¿Cómo están las cosas en Tokio? Probablemente estás sorprendida de que te enviara un e-mail. Sin más preámbulos, te diré la razón del porque ...

Había estado pensando en ti ... mucho! Sigo pensando de nuevo sobre el tiempo que tu y yo fuimos pareja y cuanto más pensaba en ello ... más te empece a extrañar. Romper contigo y permitirte ir es el error más grande que he hecho ... porque ahora se que fuiste lo mejor que me ha pasado. No te puedes imaginar lo mucho que quiero volver a estar en tus brazos ... lo mucho que quiero besarte ... cómo añoro tu tacto, aunque nunca llegamos tan lejos ...

De todas formas, voy a estar en Tokio este fin de semana para ver el concierto al aire libre de la banda de mis amigos. Pensé que tal vez tu y yo podríamos ir juntas ... caminando de la mano como lo hicimos cuando éramos pareja ... Creo que estaríamos tan concentradas la una en la otra que ni nos daremos cuenta del estúpido concierto filarmónico cerca nuestro que ahoga el sonido de las guitarras… y espero que no ocurra, porque no puedo soportar la música de orquesta.
Dime dónde y cuándo podemos encontrarnos y estaré allí ...

Espero verte

con Amor,
Hanako

PD: ¿Recuerdas cuando dije que nunca te ame? Eso fue una mentira ... Realmente te amo ... por eso rompí con Tetsuya ...

Me quedé mirando la pantalla en la incredulidad. Había estado pensando en mí? Romper conmigo era el error más grande que había hecho en su vida? Y quería verme? ¿Qué demonios estaba pasando? Hanako había sido la que me dijo que nunca me amó, con la expresión más grave que he visto nunca. Si realmente me había amado como dice ahora, entonces ¿por qué me dejó por su estúpido ex-novio? ¡Oh no, no me dejare engañar por ella. No de nuevo.

Probablemente las cosas con su novio no funcionaron tan bien como ella había imaginado y ahora piensa que me puede volver a tener. Pero esta equivocada ... esta tan malditamente mal,... espera ... Empecé a leer la parte de su llegada a Tokio de nuevo y de repente se hizo un clic en mi cabeza. Esa era la idea! Bueno ... Supongo que no me importaría ver a mi ex-novia de nuevo. Tenía que decirle algo.

~ ~ ~ ~ ~ ~
Apenas podía mantener mis ojos abiertos en la escuela. Me había sentado frente a mi notebook toda la noche para organizar todo el fin de semana y ahora estaba demasiado cansada. El profesor continuó con sus clases y dijo algo acerca de la próxima prueba, pero apenas lo oí cuando descansé mi cabeza sobre mis brazos, sintiendo el cansancio que me toma. Bostezé y cerré mis ojos. Cuando estuve a punto de dormirme, sentí a Aiko que empujaba mi brazo.

"Reina! No debes dormir ahora ", susurró.

"Cállate, Aiko y deja de ser un dolor de cabeza."

"Sólo estoy tratando de ayudarte ..."

"no necesito tu ayuda."

"¿De todas manera qué hiciste anoche para estar tan cansada?"

Levanté la cabeza y la miró con una mirada molesta . ¿Por qué tenía que ser tan curiosa? Ese fue otro punto de por qué nunca me enamoraría de una chica como Aiko ... No me gusta la gente que siempre estaban cuestionando todo.

"¿Con qué frecuencia tengo que decirte que te metas en tus propios asuntos?"

"Estoy preocupado por ti."

"Estoy bien, Aiko-chan ... no hay nada de qué preocuparse. "

"Pero has estado así ... desde hace unos días. "

"¿Cómo?"

"distraida...y ahora estas con sueño. "

"Aiko-chan ..."

"¿Sí?"

"Cállate".

"Mou, Reina ~"

"Tanaka-san! Minazuki-san! ¿Por qué están siempre estan hablando en privado? ", El maestro preguntó.

"Uh ... Lo sentimos, Aiko-chan me preguntó si estoy bien ...", le respondí rápidamente.

"No te sientes bien, Tanaka-san?

"Uh ... no, Yo. .. Sensei, ¿puedo ir a casa? "

"¿Es tan malo, Tanaka-san?

"S-si ... me duele el estómago y me siento como ... si fuera a vomitar en cualquier momento ... "

"Pues bien, vete a casa y descansa. No te olvides de la prueba de mañana. "

"Hai! Voy a estudiar tan duro como pueda", le dije, me levanté y tome mis libros.

"Que te mejores pronto, Tanaka-san."

"Gracias".

Me incliné ante el profesor y miró a Aiko, que me miró con la boca abierta. Suprimi el impulso de reír, su expresión era demasiado divertida y de alguna manera sabía lo que estaba pensando en este momento. Que yo era una niña que apenas disimulado sabía muy bien cómo escapar de una vida aburrida escolar todos los días.
~ ~ ~ ~ ~ ~

Me sorprendió el tamaño de la universidad, mientras caminaba por el pasillo. No era así como siempre habia imaginado que se vería una universidad. Las plantas decoraban el pasillo a mi izquierda y derecha. ¿Cómo fue Eri capaz de pasar por todos los pasillos sin perderse? ¿Sera que alguien la llevó o tuvo que memorizar el camino por si misma como lo hizo de aquí a su casa? Y además ... era ella la única en su grupo que no era capaz de ver? Me acerqué a un cuadro grande que colgaba en la pared en un marco dorado, mostrando todos los profesores que dictaban clases en esta universidad. Wow, tanta gente que le enseña a los estudiantes acerca de la música. Me pregunté cuál sería el profesor a cargo de la clase en que Eri estaba sentada en este momento.

Miré el reloj colgado en el lado opuesto de la pared con la imagen. En veinte minutos las clases de Eri habrían terminado. Todo lo que tenía que hacer ahora era encontrar el auditorio.

Me apoyé en la pared junto a la puerta y escuchó la música de orquesta que entró por la puerta de madera del auditorio. Me sorprendí a mí misma tarareando la melodía repetitiva, oscilando la cabeza de izquierda a derecha. En realidad ese tipo de música no estaba tan mal y empecé a entender por qué a Eri le gustaba tanto esa música , en realidad era tranquilizadora. Una vez más, una mirada al reloj y de pronto el corazón me latía acelerado cuando me enteré de que faltanban tan sólo tres minutos más para que la clase Eri hubiera terminado. Respiré hondo para calmarme. ¿Por qué estoy tan nerviosa de todos modos? Estaba visitando a Eri y probablemente no seria por más que solamente cinco minutos antes de que la próxima clase comenzara. Pero en realidad no me importa si sólo son cinco minutos o menos, sólo quería verla... oír su voz.

El sonido repentino de la campana me sorprendió un poco y me arrancó de mis pensamientos acerca de Eri. Pronto la puerta al lado mio se abrió y vi a algunos estudiantes saliendo de la sala, hablando el uno al otro. Parecía que todos estaban todavía en posesión de su capacidad de ver. Así que Eri era la única ...
El flujo de estudiantes disminuyó lentamente y aún no divisaba a Eri. Empecé a sentir ligeramente el pánico y comprobe el número de la aula. Estaba en lo correcto, mire la división de la habitación y comprobe los nombres de los estudiantes que asisten al curso. Eri era uno de ellos.

"Oh, hola. ¿eres una nueva estudiante? ", Una voz de una mujer me preguntó y me sorprendió.

"Uhm, no ... mi nombre es Tanaka Reina ", me presenté y me incline a la mujer:" Estoy buscando a alguien ... "

"¿Y quién es ése alguien? "

"Su nombre es Eri Kamei ... en la lista del cuadro de anuncios vi que iba a asistir a este curso. "

"Así que estás buscando Kamei-san, ya veo. Bueno, ella todavía está en el auditorio. "

"Gracias", dije, y me inclinó de nuevo antes de que entrara en la habitación.

Sonreí cuando la vi en la primera fila, la recopilación de sus libros. Uno de ellos se deslizó fuera de la mesa mientras movía la mano sobre él para obtener su bastón blanco. Me acerqué a ella y tome el libro, dándoselo en sus manos.

"¿Puedo ayudarle, señorita?", Le pregunté.

"¿Reina? ¿Qué ... ¿qué estás haciendo aquí? ", me preguntó Eri, una mirada de sorpresa cruzó su rostro.

"No te estoy acechando, si eso es lo que piensas!"

"Eso en realidad no era en lo que estaba pensando", se rió la muchacha, "¿pero no tienes que estar en la escuela? "

"Bueno ... en realidad ... sí ... Le. .. dije al profesor que no me sentia bien y... él me envió a casa ".

"¿Por qué no estás en tu casa entonces?"

"Porque me siento bien y ...quería ver cómo estabas. "

"¿Eh? ¿Por qué? "

"Estaba preocupada por ti y ... Quería saber cómo te sientes después de... de lo de ayer ... "

"Oh, Reina ..."

"Así que ... ¿cómo estás? "

"Estoy bien hasta ahora ... gracias ", contestó y Eri se levantó lentamente.

"Lo siento, Tu ... probablemente estas apurada ... "

"Oh, no, no lo estoy. Las ultimas clases fueron canceladas, el profesor está enfermo. "

"Ya veo ... significa ... ¿que te vas a casa ahora? "

"Sí."

"Oh ... bueno, entonces ...no te detengo mas", le dije e intento irme.

"Reina ... ¡espera! "

"¿Qué?"

"me...acompañarias y ... tomamos un café? "

"Yo...no te quiero molestar... "

"no te lo pediría si me molestara, tonta. Me... Me gusta mucho tu compañía ", dijo Eri y sonrió.

"Me encantaría acompañarte, Eri."

~ ~ ~ ~ ~ ~
"Entonces, ¿te gustó la música de orquesta? ", Preguntó Eri, rastreando de su dedo a lo largo de la tapa de la taza de papel que sostenía.

"Sí, es realmente muy buena. Nunca pensé que la musica de orquesta podría sonar tan increíble ".

Eri se rió, lo que me hizo sonreír. Ella sonaba tan linda cuando se reía.

"Eres linda cuando estás sonriendo o riendo ...", le dije consiguiendo su atencion una vez más.

"¿Q-qué?"

“Uh… n-no importa”, tartamudeé, pensando en alguna otra pregunta para cambiar de tema.

“Qué… qué te gusta de la música de orquesta?”

“El sonido de los instrumentos tocando juntos en perfecta armonía, enviando el mensaje de la composición”

“…eh? ¿El mensaje de la composición?”

“Cada composición, cada canción tiene su propio mensaje. Puedes expresar sentimientos con la música. No importa si es tristeza, enojo, felicidad o amor… encontrarás una canción para todas tus emociones”

“Wow, sabes muchísimo, Eri”

“Bueno, sería malo si no supiera eso después de estudiar un semestre” replicó eri, y se rió suavemente.

“Cierto…” fue la única palabra que logré decir mientras mis ojos estaban literalmente pegados en ella de nuevo.

Me gustaba su risa. La respetaba totalmente y me preocupaba por ella, en especial porque aún lograba reír y tenía la fuerza para vivir después del infierno de su pasado. Eso realmente me atraía en las chicas. Nunca me han gustado esas chicas que se quejan de cada detalle banal de su vida, gente molesta a muerte.

“Lo estás haciendo de nuevo…”

“Eh?”

“Siento tus ojos en mí…”

“Oh, lo siento… no quise ser grosera…”

“No, está bien. Sólo me pregunto ¿por qué me miras tanto?”

“Bueno, yo…” tartamudeé y rápidamente dije “No puedo quitar mis ojos de ti”

“Ah, eso…” dijo Eri, bajando la cabeza. ¿Estaba roja?

“eh… sí…”

“Y…¿por qué no puedes dejar de mirarme?”

“Eri, tú eres…” suspiré, sacando todo mi coraje “Eres una… chica muy linda”

“¿Tú crees?”

“¡Claro! No lo diría si no lo creyera”

“No… no sé qué decir…”

“No tienes que decir nada, Eri. Sólo quería decir eso y… explicarte por qué”

Unos momentos pasaron y ninguna se atrevió a decir nada. La situación era incómoda y mentalmente me golpeé a mí misma por decirle algo así. Arruiné totalmente nuestra conversación y probablemente la confundí con eso, ella siguió jugando con el vaso de papel. Pero es que no podía evitarlo, era la verdad y no podía negar que Eri era una joven muy atractiva. Suspiré y me recliné, mirando al cielo. Miré cómo las nubes se perseguían entre ellas. De repente algo entró en mi mente. Algo muy importante de lo que casi me había olvidado.

“Eri, qué planeas para este fin de semana?” dije, rompiendo el silencio.

“No mucho… ¿por?”

“Me gustaría llevarte conmigo…”

“¿Eh? ¿Dónde?”

“No te diré”

“¿Por qué no?”

“Es una sorpresa… ¿ok? ¿Irías conmigo el sábado?”

“Claro… estaría feliz de hacerlo”

“¡ESTUPENDO!” exclamé, haciendo que Eri retrocediera. “Oh, lo siento… no quise asustarte”

“Está bien”, dijo la chica, sonriendo. “Pero… ¿no puedes darme una pista?”

“Digamos que… es algo que estoy segura que te gustará”

“Mou, Reina~ Esa pista no sirve de mucho, sabes…”

“Lo sé~” reí mientras ella inflaba sus mejillas.

Nos sentamos en el parque por otras dos horas, disfrutando de la luz del sol mientras hablábamos. Eri aún trataba de sacarme la respuesta sobre el fin de semana pero yo seguía silente. Se veía tan linda en su decepción cuando le dije que no tendría respuesta hasta el sábado. No puedo recordar la última vez que me reí así. Eri nunca fallaba en hacerme reír o impresionarme, y yo disfrutaba cada momento con ella. Mientras más estaba conmigo, más quería estar con ella. Pero… ¿por qué me sentía así? Otra vez, ahí estaba yo, preguntándome miles de cosas.

¿Por qué constantemente Eri estaba en mi mente?

¿Por qué el sonido de su voz se quedaba en mis oídos tanto tiempo después de separarnos?

¿Por qué su sonrisa siempre me distraía cuando hablábamos?

¿Por qué siempre era ella mi primer pensamiento al despertar y mi último pensamiento antes de dormir?

Es posible que yo… ¡NO! ¡Basta, Reina! te prometiste que jamas darás tu corazón a nadie de nuevo.

No importa qué tan dulce sea, no importa qué tan bien nos lleváramos, no importa qué tanto le importara yo… no podía permitirme tener sentimientos por nadie.

Yo… no quería amar de nuevo.

Continuará…

2 comentarios:

Seiko dijo...

AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ESTA MUY BUENO!!!!! TIENES QUE SEGUIRLO!!!!, MIDORO MIKI SIGAN TRADUCIENDO LOS DEMAS CAPS!!!! AAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA ESTA MUY BUENO ME GUSTO MUCHO!!!!

Reinya dijo...

Dios mío, nunca había leído el fic. Ahora si y debo decir que estoy impresionada O_O realmente es muy bueno, triste, emotivo y los personajes son una ternura. me encanto n.n

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?