Nada es lo que parece (Cap.2)

Capitulo 2, dejen sus comentarios por favor!!!
Clasificasion:R-0


Esquema 02

- Reina, ¡¿qué te pasó en la cara?! - Dijo en voz alta mientras esperaba a que Reina terminara de entrar por la ventana.

- Lo de siempre... bueno, casi lo de siempre. - Respondió la recién llegada. - Alguien ayudó a Reina para que el golpe de la manzana de la tarde no se le fuera a olvidar rápido...- Reina se dirigió a la cama, y se acomodó dejando descansar su cuerpo agotado.

- ¿Manzana? - Eri miró a su amiga ya recostada sin comprender nada, y sólo cuando dejó de buscar sentido a esas palabras un nombre apareció en su mente. - ¿Fujimoto otra vez? - dijo indignada.

- Si, pero esta vez fue culpa de Reina. - dijo en tono tranquilizador, ya que no quería tratar con una tortuga enojada. Al menos no esa noche.

- Déjame ir por algo para desinflamar ese ojo. - y diciendo eso, Eri desapareció por la puerta, dejando a su visitante nocturno descansando en tranquilo silencio.

Mientras descendía por las escaleras, Eri se preguntaba como Reina podía seguir aguantando aquel ambiente. Aun sabiendo lo que su amiga sentía y pensaba al respecto, muy a su pesar, ella estaba segura de que el estar en ese tipo de "organizaciones" no era del todo seguro y saludable. Pero a pesar de todo, sabía que Reina se mantenía alejada de actividades ilegales.

Suspiro profundamente al cruzar la puerta de la cocina, dejando que sus pensamientos se apagaran, después de todo ella no podía hacer que la chica menor desistiera, así que sólo podía resignarse.

- - - - -

- ¡Ohhh! No te esperaba hoy. - Apenas entrar a la habitación en penumbra, una deslumbrante sonrisa se dibujó en su rostro al ver a la chica que se encontraba frente a la ventana, para no romper la visión de aquel perfil que la luz de la luna le permitía ver, la recién llegada no se atrevió a iluminar la habitación apenas cerrar la puerta.

- Miuna fue en busca de Fujimoto. - Aquella voz áspera, sin emoción legible alguna, golpeó sus sentidos, y una pequeña pizca de desilusión apareció en sus ojos. Sin embargo, no se permitió a si misma mostrar su creciente frustración.

- Ahh... eso es lo que te trae por aquí... - resignadamente, atravesó la habitación acomodándose en el único mueble de la habitación, un aparentemente cómodo sofá.

- ¿Qué más podría ser, Mr. Moonlight? - Sin apartar la vista de lo que sea que veía del otro lado del cristal, Rika casi escupió aquella pregunta.

- Vamos. Deja que las chicas se diviertan. - Fue la respuesta obtenida. El tono despreocupado y casi fastidiado de Yossi, hizo que la chica que se negaba a encontrar su mirada con la persona a sus espaldas, cambiará de objetivo, y dirigiéndole una fría mirada, comunicó su desacuerdo con la que creía, irresponsable actitud de su líder. Ignorando aquello, Yossi continuó - No es tan malo, déjalas que jueguen un rato. -

- ¿Para eso quisiste unificar la zona? ¿Para que termináramos peleando entre nosotras? - Rika apretó la mandíbula dejando que la luz de la luna dejara ver a su interlocutora sus expresiones de desaprobación.

- No es tan malo como parece. Sólo es una pequeña competencia. Nadie saldrá herida de gravedad o algo peor. Ellas conocen sus límites. - Yossi cerró los ojos, intentando olvidar a la persona frente a ella, e intentando olvidar el verdadero objetivo de aquel estúpido reto.

- Es imposible debatir sobre esto contigo. Me voy.- dejando su posición de brazos cruzados y de pie frente a la ventana, Rika se dirigió a la puerta para salir de la presencia de su "estimada" líder. Yossi realmente podía sacarla de sus casillas y más ahora que intentaba convencerla de revocar aquel estúpido juego que su líder había lanzado semanas atrás.

"Quien quiera ser mi chica, tendrá que demostrar su fuerza y habilidad." Esas sencillas palabras pusieron a todo el grupo en movimiento. Sublíderes comenzaron a pelear con las líderes de cada subgrupo, para después comenzar las mismas líderes a pelear entre sí. Rika veía aquel comportamiento totalmente sin provecho y perjudicial para la coalición que lideraba Yoshizawa Hitomi. Pero... ¿podía alguien hacer cambiar de parecer a tan testaruda líder?

A un paso de llegar a la puerta, Rika fue detenida por el abrazo de su líder, quien sin que Rika se diera cuenta llegó a cerrar la distancia que las separaba en un abrir y cerrar de ojos.

- ¿No te unirás a la competencia? Estoy segura de que darías batalla...- le susurró suavemente al oído, apretando un poco más el abrazo con el que había aprisionado.

- No creo necesario gastar tanta energía en algo sin provecho. - Rika parecía no inmutarse ante las acciones de Yossi, contestando de manera relajada y uniforme, sin titubear.

- Eso es cruel. Yo soy el premio, por si no te has dado cuenta. - Infantilmente, Yossi pretendió sentirse ofendida por aquel comentario,

- Por eso digo que no es de mi interés. - Soltando educada y rotundamente el abrazo en el que se vio apresada, Rika continuó con su despedida. - Bueno, si no tienes inconveniente, me retiro. - y comenzó a alejarse nuevamente.

- Espera...- en un movimiento ágil e inesperado, Yossi le tomó un brazo jalándola hacia ella, obligándola a darse vuelta, para robar un leve contacto de los labios de una muy sorprendida Rika.

- Ahora si, te puedes retirar. - y con una sonrisa burlona la despidió volviendo de inmediato a su lugar en el cómodo sofá frente a la ventana, mientras que Rika salía de la habitación refunfuñando ante el descaro de su lider.

- - - - -

- Entonces, al tratar de detenerlas... porque Reina cree que es una estúpidez pelear por aquel motivo... El puño de Fujimoto fue a dar en el ojo de Reina. - Reina lloriqueaba como niña pequeña, mientras su cabeza descansaba sobre el regazo de Eri, quien sostenía algunos hielos cubiertos por un pañuelo en la parte afectada, para disminuir la inflamación creciente en el rostro de Reina.

- Y en primer lugar, ¿a que fuiste si crees que esa pelea era una tonteria? - preguntó Eri un poco intrigada.

- Fujimoto-san obligó a Reina a estar presente.- Eri sabía que hacía poco tiempo que Reina se había convertido en sublider del grupo de Fujimoto, así que sólo pudo suspirar al escuchar aquello. - Pero después del golpe, Reina decidió regresar a casa. - Reina hizo un pequeño mohín, a lo que Eri sonrió condescendientemente.

Repentinamente, y asombrando a Eri, Reina se incorporó, buscando algo con la mirada alrededor del cuarto de su amiga.

- Por cierto, ¿dejas que Reina copie tu tarea para mañana? - Eri vió un extraño brillo en los ojos de Reina, e intrigada por la extraña petición, asintió con la cabeza cogiendo su mochila de un lado de la cama para buscar los cuadernos correpondientes.

- ¿Irás a clase mañana? - preguntó viendo como Reina tomaba sus cosas (que habia olvidado llevarse algunas semanas atrás) para comenzar su faena.

- Sip. - fue la corta y animada respuesta de la pequeña, quien mientras tarareaba una canción comenzó a copiar sin refunfuñar, dejando sin palabras a Eri, quien se preguntaba si al día siguiente podría haber algún extraño fenómeno como resultado de lo que Reina pretendía hacer en ese momento.

- - - - -

A 15 minutos de haberse quedado a solas en aquella habitación escucho que alguien llamaba a la puerta, distrayéndola momentáneamente de lo que hacía aun en la habitación en penumbras.

- Adelante...- Su voz salió un poco ronca y ella sonrió levemente al reconocerlo, sin apartar la mirada del pequeño aparato en sus manos.

Unos segundos después una persona entraba a la habitación, que al ver que la atención de la única persona en la habitación no le pertenecía, tomó aire y grito fuerte y claro.

- ¡HEY, YOCCHAN! -

- ¿Uh? - logrando su objetivo, Hitomi alejó su vista de su teléfono celular en el que aparentemente estaba muy entretenida. - ¡Oi! ¡Fujimoto! - guardando el pequeño artefacto, se acercó para chocar la palma de su mano con la de la recién llegada. - ¿Qué te trae por aquí?.... ¡¡¡OH!!! Por cierto, me enteré de que estuviste jugando con Miuna. ¿Ganaste? -

- ¡Qué arrogante eres, Líder-sama! - con tono sarcástico hizo énfasis en la última frase. A lo que Yossi respondió soltando una carcajada para disfrute de Fujimoto, rodando lo ojos antes de continuar con tono más serio. - No terminamos. Tuvimos algunos invitados inesperados. -

Aun con tono juguetón en su voz, Yossi pregunto: - ¿Me estás diciendo que alguien se atrevió a meterse en una pelea tuya? -

Fujimoto ablando su expresión, sonriendo levemente antes de sacar algo de su bolsillo. - Esto te sorprenderá más.- Al observar el objeto mostrado, Yossi no pudo ocultar su sorpresa y tomándolo entre sus manos no pudo evitar hablar casi inconscientemente - Interesante....-

Guardándose el objeto en su bolsillo, Yossi se dirigió a la ventana. - Has tu tarea, Fujimoto. Yo haré mi parte también. - Esa claramente había sido una orden, a la que Fujimoto asintió para después dejar a solas a su líder.

- Así que,... has regresado. – el pequeño murmullo llenó de nostalgia llenó la habitación en penumbras.

En el cielo, la luna a un paso de su siguiente fase brillaba con intensidad, sin una nube que la pudiera opacar.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?