Sangatsu Kokonoka (Cap.5)


Sangatsu Kokonoka (Capítulo 5)
Clasificasion: R-0

Rapidamente llegó el Lunes, casi ni me di cuenta de que mi fin de semana se había terminado. Gaki volvió a su casa, y el domingo me la pasé ensayando y mirando televisión. Las chicas me invitaron a comer a la noche pero teníamos trabajo temprano así que les dije que lo olviden. Me quedé dormida en el sillón, tan incómoda y con frío, que cuando sonó el despertador sólo quería pararme para seguir durmiendo en mi cama.

-Buen día chicas. –Dije, cuando entre a la sala de ensayo.
-Buen día Ai-chan! –Gritó Eri, saludándome con un beso en la mejilla. Las demás simplemente saludaron con sonrisas y con sus manos. Deje mi bolso en la silla, saqué el agua y la toalla. LinLin estaba pegando la letra de la nueva canción en el espejo para que practiquemos leyéndola. Mire a mi alrededor y me di cuenta casi al instante de que faltaba alguien.

-Gomen! Llegué muy tarde? –Preguntó una Niigaki atolondrada, que entraba corriendo.
-No, no empezamos aún. –Dijo Reina indiferente. Sayumi rió.
-¿No vas a castigarla, Ai-chan? –Soltó, con un tono burlón.
-¿Eh? –Dije sorprendida, me había quedado mirando a Risa. Nunca… había llegado tarde antes. -Hai. –Dije, haciendo pose de militar. Todas rieron, excepto Niigaki. -¿Qué hiciste ayer? Tienes ojeras. –Reí, y Eri miró sus ojos de cerca.
-Me costó algo dormirme, es todo. ¿Comenzamos? –Dijo, apurada, dejando su bolso y poniéndose en posición.
Comenzamos a bailar en tanto la couch puso la música. Me dolía un poco la espalda, y me costaba moverme. Debió haber sido ese sillón horrible, horrible…

-Gyan! –Grité, al sentir un dolor intenso en mi rodilla. Me dejé caer, y cerré mis ojos. Apenas los cerré… Además de sentir los gritos de todas las chicas y de la entrenadora… Vi algo. Vi a mi Gaki, de pequeña, que intentaba decir algo. Relajé un poco mi cuerpo al sentir que alguien me tomaba de los hombros, y llegué a entender lo que Risa decía.

Todo está bien, puedes confiar en mí”. Como me dijo… Aquel día…

Abrí mis ojos y el dolor se había ido, me sentía mejor. La actual Gaki me tomaba del hombro con cara de preocupación, mientras que Aika sostenía su cara con sus manos, asustada y LinLin la tenía de los hombros expectante. Eri estaba sentada a mi lado mirando mi rostro, intentaba leerlo. Reina estaba al lado de ella, con cara sorprendida de que no entendía nada. Sayumi estaba lejos, casi como aterrorizada. La couch tomó mis piernas y las masajeo.

-Gya, gya. –Dije, cambiaron un poco su cara al ver que había emitido un sonido. –Ya… Ya estoy bien. –Dije, mirando mi rodilla.
-Ten cuidado Ai, no puedes lastimarte. –Dijo la couch. –Toma algo y si te sientes bien vuelve. Vamos chicas, desde el comienzo. –Se paró, y todas lo hicieron, excepto Kamei y Gaki.
-¿Estás bien, huh? –Me dijo Kamei sonriente.
-Hai! –Le dije.
-Bien, me despreocupo, Líder-sama. –Rió y se paró en su posición.
-Ai, ¿Qué pasó? –Dijo Gaki despacio, y me ayudo a levantarme y sentarme en la silla.
-Oh, me dolió la rodilla pero, ya estoy bien! –La tomé de la mano. –Gracias. –Vi un poco de rojo en sus mejillas, pero al instante sonrió.
-¿Vuelves a ensayar? –Terminé de tomar agua, y me paré.
-¡Obviamente! –Se tranquilizó, y nos posicionamos también, y tratamos de seguirlas desde donde estaban.

Risa… Cierro mis ojos, y ahí estás, puedo verte a través de mis párpados. ¿Cuan fuerte me ha hecho eso? Tanto que no me alcanzan las palabras…
Yo quiero ser eso para ti.

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?