Seishun Collection (Cap 11 parte 2)

Clasificación: R-16
Comentario de la autora: antes que todo...¡disculpen la demora! Segundo, puse algunas lyrics de canciones en este cap, les dejare el video de la última que es la más importante http://www.youtube.com/watch?v=oQjcJBGIFsA


-¿Dónde estabas? –lo interrogó Sayu cuando llegó de vuelta.
-Te traje una gaseosa.-le contestó muy alegre.
-¡Awww! Que dulce eres. Muchas gracias Ai-chan.
Era tan atento, lindo y caballeroso que Sayu siempre podía estar tranquila y bien atendida mientras estuviera con el.
-¿Y tú? -le preguntó-. ¿No trajiste nada para ti?
-¿Ah?-el chico se miró la mano vacía.- ¡ah! Es que se lo di a---
Gaki se acercó corriendo y les dijo:
-¡Atención chicos! El viejo va a hablar. Se ve ridículo hoy día ¡mírenlo!
-Deja a Papá –le reclamó Aika.
Sayu y Ai dirigieron sus miradas al escenario. El rector y dueño del establecimiento, Mitsui Haruto, se paró en frente al micrófono.
Sayu lo escrutó con interés, lo había visto algunas veces paseándose por el campus, pero no tenia  idea de que fuera él el director y padrastro de Gaki-san.
 Era un hombre bajo, delgado y de cabello entrecano de apariencia amable. Llevaba unas gafas grandes y cuadradas y estaba ataviado con un impecable terno oscuro, una camisa blanca y una corbata amarilla, contrastando claramente con el estilo salvaje de su hijastro. Un par de arrugas surcaban su pálido rostro, pero no demasiadas. Movía mucho sus manos y se balanceaba de un pie al otro, al parecer, era igual de enérgico que su hija.
-Queridos alumnos.-comenzó a decir con una voz suave y calmada-. Estamos reunidos esta noche para festejar el comienzo de las una merecidas vacaciones. También podría decirse que es una bienvenida para uno de nuestros más talentosos y queridos alumnos que esperamos pueda reincorporarse a clases a la vuelta de la Golden Week. Como todos estarán enterados él fue victima de un grave accidente que lo dejó inconsciente por varios dias  y le valió su ausencia por alrededor de un mes a este establecimiento.
Aprovechando esta ocasión me gustaría hablarles un poco acerca del tema del Bullying escolar que afecta a todas la escuelas de nuestra nación, incluyendo lamentablemente a nuestra querida Academia Haromoni@.
-¿De que porquerías esta hablando este viejo? ¿Por qué no empieza ya con la música?
-Chst - lo calló Sayu.- Vamos a escuchar Gaki-san. Creo que es un tema que te interesa.
-Para los que estén ignorantes al tema: bullying es una palabra proveniente del ingles que puede significar intimidación o acoso y que aquí en Japon es uno de los detonantes más comunes para el suicidio adolescente. Puede afectar a personas de todas las edades, sexo, raza, religión y estatus social y se fundamenta precisamente en estas diferencias para efectuarse. Pero, el vestirse distinto, el tener menos dinero, el ser un poco más rellenito, el tener un color de piel diferente, incluso el hablar diferente no son motivos para insultar ni mucho menos para golpear a nuestros compañeros de clase. Takahashi Ai perdió la memoria…
Casi todos los presentes se volvieron para mirar al chico y a su pareja, mientras escuchaban al director con atención.
-…y se le rompieron 3 costillas, o mejor dicho se las rompieron unos inescrupulosos e irresponsable que encuentran muy divertido golpear a los demás porque están aburridos o simplemente no les agradaba su forma de ser.
No pueden imaginarse el enorme sufrimiento que es que la persona a la que quieres y con la que compartiste tal vez los momentos más valiosos de tu vida se olvide de ti y te trate como a un desconocido.
Yo vi como mi hijo y sus amigos sufrían por ello y créanme, no es algo para nada agradable. Es por eso alumnos, que aprovechando el regreso de Takahashi-san me gustaría que tomaran conciencia sobre este tema. También me gustaría anunciarles que este tipo de conductas violentas no se toleraran más  en este instituto. A partir del lunes a quien se le vea abusando de un compañero, ya sea de esta escuela u otra, será inmediatamente expulsado de aquí.
Todos los alumnos reaccionaron inmediatamente y se pusieron a cuchichear.
-Silencio, aun no he acabado. Para agregar a lo que acabo de decir, si ustedes ven a alguno de sus compañeros teniendo este tipo de conducta tan reprobable, les pido por favor que le informen a nuestra nueva inspectora de disciplina. Nuestra querida profesora de historia, la señorita Nakazawa Yuko.
El director apuntó a la mujer rubia que estaba junto al escenario. Vestía un traje de dos piezas de color gris y para nada exhibicionista como el de la profesora Abe que se encontraba a su lado y  tenia una expresión tan dura y severa como la de una carcelera. 
En cuanto la vio Sayu se sintió morir.
-¿Una inspectora de disciplina?-preguntó un alumno sin poder creerlo.
-¿Qué es esto? ¿Ahora la escuela será como una cárcel? ¡no hemos hecho nada malo!
-¡No somos criminales!
-¡Nakazawa nos va a expulsar a todos!-gritó una chica temblando de miedo.
-¿Qué significa esto? Voy a decirle a Papi que me cambie.
-¡No puede ser!
-Tranquilos alumnos. –los calmó el hombre con su micrófono.- Sólo deseaba hacerles este anuncio para que vayan acostumbrándose que desde el próximo lunes Nakazawa-san decidirá quien se va o se queda en esta escuela. ¡Bienvenido de vuelta, Ai-chan! ¡Espero todos disfruten de la fiesta!
El hombre bajó del escenario dejando a todos los alumnos con la boca abierta.
De inmediato comenzó a salir música por los parlantes del salón. El DJ se había puesto a trabajar.

-¡¿Qué diablos le pasa a ese viejo demente?!
-Pues a mi me parece una excelente medida.-comentó Sayu.- Así pararan los abusos y los golpes.
-Sayu-chan tiene razón.-la apoyó Ai.-No recuerdo nada de lo que me pasó, pero la recuperación ha sido algo dolorosa, no me gustaría pasar por algo así de nuevo.
-A nadie le gustaría.- confirmó Sayu con voz firme.- Espero que de ahora en adelante los responsable aprendan la lección y no…
-¡Waaa! ¡Lady Gaga!-la interrumpió Koharu cuando reconoció la melodía que salía  de los parlantes.
-En Estados Unidos es muy popular. ¡Vamos a bailar Kamei-san!
La mirada del aludido se encontró con la de Sayu por un segundo. Luego esbozó una tenue sonrisa y se puso de pie: -Claro, vamos.- y se marchó junto a ella a la pista de baile.
-Etto… ¿Jun-sama?
-Seguro.- le chico apagó el cigarrillo en un cenicero y se quitó el saco. Sayu se quedó impresionada de lo bien que se veía así. Era uno de esos chicos modelos a los que le sentaba muy bien andar de camisa y corbata.
Tomó la mano de la chica y se marchó con ella.
-¡Vamos a bailar Gaki-san! -exclamó Reina apareciendo de la nada y tomando el brazo de su chico.
-¿Bailar? ¡¿Estás demente?!
-¿Qué? Pero si tú eres mi pareja
-Pero eso no significa que tenga que hacer todo lo que tú quieras. Yo no bailo y menos contigo.
Reina soltó un bufido e hizo un tierno puchero.
-Gaki-san malo. ¡Reina quería bailar! –le reclamó, pero el chico la ignoró completamente.
Sayu sonrió con maldad. ¡Bien merecido se lo tenia!
-Etto…¿Sayu-chan? -Ai le tocó el hombro.
-Dime. -se volvió con animo.
-Me preguntaba si tú…tú…
Obviamente estaba muy nervioso ¡¿seria que iba a pedirle que bailaran juntos?! ¡KYAAAAA! Pensó que se desmayaría.
-¿Te importaría si bailo con Tanaka-san?
A Sayu se le desencajó la mandíbula.
-¡¿QUEEEEEEE?! –exclamaron ella, Reina y Gaki al unísono.
-¡¿Y quien demonios te dijo que Reina quiere bailar conti---WAAA!
La pequeña figura de la chica desapareció de la vista cuando una mujerota la apartó del camino.
-¡Baile conmigo Takahashi-sama! -le suplicó la chica que por lo menos media 1.70, tras ella llegaron unas 5 más.
-¡No, baile conmigo!
-¡Conmigo, onegai!
-¡Elíjame a mi!
-¡yo siempre lo he amado!

Mientras tanto Reina estaba de rodillas en el piso recuperándose de su caída.
-¡CHOTTO! -chilló con toda la fuerza de sus pulmones.-¡¿Quién diablos se creen que son?! ¡Gorilas!
¡¿Y desde cuando amaban tanto a ese idiota?! ¡Ni que fuera tan espectacular! ¡Apenas medía un centímetro más que ella! ¡Esa gigantona imbécil podría hasta parecer su mama!
Esto claramente no se iba a quedar así.
Se quitó un taco y se lo lanzó en la cabeza a la líder del equipo de baloncesto con fuerza.
El zapato rebotó en su enorme cabeza de puerco y la chica se volteó de inmediato para ver quien había sido.
Para esas alturas,  Reina ya se había puesto de pie y la miraba orgullosamente con los brazos cruzados.
-¡Lárgate de aquí mastodonte horroroso! -le gritó con furia.- ¡Él me pidió a MI bailar con él!
-¡Pero tu lo rechazaste, enanita!
-¡si, déjanos algo, depredadora sexual!
-¡CALLENSE! -bramó y se acercó con el instinto asesino corriéndole por las venas. -¿Cómo se atreven a tirar a la gran Reina-sama al suelo?
Fue y patio a la grandota con el zapato que aun le quedaba.
-¡Fuera de mi camino!
La empujo hacia un lado y fue hasta donde estaba Ai.
-¡Ven conmigo! -le ordenó y lo agarró por la corbata.
-¡¿Qué crees que haces Tanaka?!-le reclamó Gaki cuando la vio alejarse con su mejor amigo. A esas alturas gran parte del salón estaba pendiente de ellos.
-¡Ya que tú no quieres prestarme atención, me voy a bailar con tu mejor amigo!-le gritó con ira, ya estaba harta de que la pisoteara. Esperaba que ese pusiera bien celoso.
Arrastró  a su nueva victima algunos metros más allá bajo la atenta mirada de toda la escuela, justo cuando sonaba el coro de una de las canciones más populares de la artista del momento, Bad Romance.
-¡Yo…yo no sé si se bailar!-le explicó el chico en medio del gentío y el fuerte sonido de la música.
-¡Por supuesto que sabes! –le contestó mientras se quitaba el otro zapato para poder bailar mejor.- ¡Y muy bien!

I want your loving
And I want your revenge
You and me could write a bad romance
I want your loving
All your love is revenge
You and me could write a bad romance

Oh-oh-oh-oh-oooh!
Oh-oh-oooh-oh-oh!
Caught in a bad romance

La chica se desplazaba alocadamente junto a él moviendo sus pies brazos y caderas. Estaba muy feliz, y para nada arrepentida de lo que había hecho. Esas mastodontes del equipo de baloncesto y ese tonto de Gaki-san se lo merecían. Nadie, pero nadie se metía con Tanaka Reina y su orgullo.
Ai por su parte, comenzaba a soltarse lentamente y a moverse tímidamente. No sabia como había terminado aquí, pero no le molestaba en lo absoluto. Estar un rato a solas con aquella chica había sido su sueño desde hace unos días.

-¡¿Quién demonios se cree esa Tanaka que es?! -bramó Gaki enfurecido-. ¡Si esta conmigo no puede irse a bailar con Ai-chan!
-JAJAJAJAJAJAJAJA se rieron de el unos chicos que los cuales sus burlas significaban claramente: “pobre Gaki que le ponen los cuernos en su cara”.
-¡Cierren la boca o los machaco!
Sayu estaba muda de asombro. No podía ser que Ai le hiciera esto y estuviera bailando con esa arpía que estuvo apunto de matarlo. Además, ¡era el primer baile! ¡Un baile que había estado esperando por días enteros!
Lady Gaga y su Bad romance se acabaron y comenzó a salir un sonido de un piano un tanto mas lento.
-¡Vamos Sayumin!-le ordenó Gaki tomándola fuertemente por el brazo.
-¡¿Ah?!-fue lo maximo que alcanzó a decir antes de ser jalada a la pista de baile sólo a metros de Ai y su antipática compañera de baile.
-¡¿Gaki-san?! -chilló esta cuando lo vio aparecer de repente.
-¡¿Sayu?! -la imitó Ai con la misma cara.
Sayu por su parte los miró con odio ya que estaban  uno muy cerca del otro.
-¡¿Qué creen que estaban haciendo?!-les gritó Gaki enojado.-¡Traidores!
-¡¿Yo?! –Reina parecía enfurecida-. ¡ fuiste el que no quisiste ni  mirarme en toda la noche asi que ahora no reclames! ¡y se puede saber ¿ que demonios haces con ella?!
Pues como Ai se va con mi novia yo me voy  con su novia también!-le sacó la lengua exageradamente-. ¡FEA!
Gaki tomó a Sayu fuertemente de las caderas y la atrajo hacia si. Reina y Ai los miraron incapaces de emitir palabra, para que decir como estaba Sayu.
-¡Ve…Ven aquí! –le gritó Reina a Ai y envolvió su cuello con su brazos.- Pon tu mano en mi cadera.
-¿Ah?
-¡Ahora!
El chico obedeció colorado como un tomate.
-Ahora mueve las caderas y sígueme.

Gave me 2 different tears
After all these years
Tears of joy, tears of pain
Like sunshine and rain


So I hate you...
So I love you...
So I hate you...
So I love you...


La melodía más bien lenta de la canción cambi
ó radicalmente y la chica comenzó a frotar su cuerpo lenta y sensualmente contra el de Ai frente a la vista de todo el mundo que miraban a la Yankee del colegio divirtiéndose de lo lindo con el chico según ella, más perdedor de la historia de todo Haromoni@.
Hablando de él, al principio se quedó petrificado sin saber que hacer.
-¡Muévete Ai-chan! ¡Es divertido!-lo animó la chica.
Pero que poco a poco comenzó a seguir a su compañera bastante bien.
Estaba sonriente y parecía mas animado que nunca, y lo peor, miraba a Tanaka Reina como si fuera la única cosa existente en el mundo.

Mientras tanto a Sayu, Gaki todavía la tenia sujeta de las caderas sin moverse ni un centímetro.
-E…Ellos lo hacen bastante bien ¿no?
-Ha…Hai.-contestó aguantándose las lagrimas que querían brotarle por los ojos. Ya no podía seguir mirándolos, no podía soportarlo.
-¡Imitémoslos!
-¿Ah?
-Sujétate de mi cuello.
-Pero…
-¡Solo hazlo!
Y justo cuando Sayu iba a hacerlo, la música cambió a una melodía romántica.

-¡Big Bang! -exclamó Reina cuando reconoció la introducción.
-¿Big…Bang? -repitió Ai algo desorientado.
-Es un grupo que me gusta –le explicó con entusiasmo-. Son de Korea, pero ahora cantan en japonés. Me gusta mucho esta canción.
Ai la miró con ojos tiernos.
-¿Quieres bailarla?
-¡Claro! Aunque es lenta y…-apartó su mirada.- Gaki…
Ai la atrajo más hacia si sujetándola con firmeza por las caderas. Sus ojos se encontraron y Reina se quedó en blanco.

La lluvia acaba de detenerse
Y el olor a asfalto inunda la cuidad.
Hey, el clima allí también...
¿ya está bien, verdad?

Por lo que he oído empezó a clarear desde el Oeste.
Puesto que no eres una persona madrugadora
En las mañanas ¿te levantas a diario sin problemas?
Aun me preocupo por cosas como esas.

El cielo se extiende, la libertad
Ninguna de esas cosas han cambiado
Sólo que ahora... ya no estás a mi lado

Déjame oír tu voz
Si somos honestos, seguramente
Podremos entendernos el uno al otro
Abre tu corazón
Déjame oír tu voz
El camino que hemos recorrido, lo tomaremos
Como un importante PASO hacia el futuro


La letra de esa canción se le hizo de pronto extrañamente familiar…¿Por qué?
Apretó su cuerpo más hacia él para sentir su calidez. Cerró sus ojos y apoyo su cabeza sobre su hombro.
Recuerdos.


La primera vez que te vi
¿fue alrededor de esta   misma época, no?
Las luces de la calle
Brillaban hermosamente
En ese época, llorabas a menudo
Apoyabas tu cabeza en mi hombro
Y llorabas, y ese calor extremo
Lo sentía fuertemente

Cada persona, no importa quien sea, tiene problemas en su vida
Y desesperadamente los llevan en su corazón roto

Ai aspiró el olor del cabello de la chica que se apoyaba sobre él y se sintió extraño. Le resultaba extrañamente familiar…pero ¿Por qué?
Ojala pudiera recodar.

Déjame oír tu voz
Si somos amables
No tendremos límites para amarnos
No apartes tus ojos de mí
Déjame oír tu voz
Alejémonos de estas inseguridades y de la soledad
Nuestro sentimientos están unidos


A continuación venia una parte mas rápida de la canción que Reina ya no escuchó. No le importaba más.
Se separó un poco del chico y volvió a mirarlo a los ojos.
¿Qué rayos tenia en la cabeza? ¿acaso estaba loca?  ¿Qué estaba haciendo ahí abrazada a el? ¡lo odiaba! ¡lo detestaba! ¡ mas que a nada en el mundo!
Pero…su sonrisa, sus ojos, su nariz, su boca…nada había cambiado, a excepción claro de que ya no tenia esas gafotas enormes y feas.  Pero ellos seguían siendo los mismos ¿no?
El mismo par de idiotas que no podían quitarse los ojos de encima, el mismo par de idiotas que actuaban por impulsado sin pensar las cosas.
-Yo…-balbuceó al mismo tiempo que se acercaba más a él. Sus rostros estaban  solo a centímetros, su cuerpo temblaba de miedo y un sentimiento que no podía definir.
Miró directo a sus labios. Estaban entreabiertos e invitándola a caer en la tentación.
Cerró sus ojos.
“Dejame oír tu voz”
En ese momento la canción se acabó y el ritmo cambio abruptamente. Reina abrió sus ojos y observó su rostro de absoluta adoración.
-¡Reinaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!
Esa voz
Era desgarradora…
Cerró los ojos con fuerza y se separó abruptamente de él.
-¿Tanaka-san? ¿Estas bi…
¡PLAF!
Y a continuación casi le partió la cara de una bofetada.
El sonido resonó en medio del salón. Los alumnos , absolutamente todos, clavaron sus ojos en ella.
En ella y a su peor enemigo, a quien se le había pasado por un momento por la cabeza, besar.
-¿Por qué? –el chico se sujetó la mejilla y la miró con cara de cachorro herido.
Aquello la enajenó más.
-¡Porque te odio! ¡¿No lo entiendes? YO TE ODIO!
Reina se alejo rápidamente en medio de los cuchicheos.
Ai bajó la vista sin saber que hacer, ¿Qué podía hacer? Ella…creía que ella no volvería a decirle eso nunca más. No después de lo que acababa de pasar, pero…
Caminó de regreso hacia las mesas o eso intentaba cuando alguien lo jalÓ tan  violentamente del brazo que casi lo hizo caerse de trasero al suelo.
-¡¿Takahashi Ai?!
Era un grandote calvo ataviado con ropas enormes y sucias.
-¿Q…que pasa?-preguntó el muchacho un tanto asustado, no era solo un grandulón feo y maloliente sino que tras el habían 4 más y sus miradas no eran para nada amigables.
-¿Eres Takahashi Ai o no? -le increpó el que parecía ser el líder. Tenia los dientes amarillos y picados y su aliento a alcohol lo mareo un poco.
-Ha…Hai.
-Perfecto.- contestó el hombre volviendo a enseñarle su horrible dentadura. Y así como si fuera de lo más normal levantó un puño y se lo hundió en el rostro.
Ai cayó hacia atrás  sobre un grupo de alumnos que estaba bailando y que si no hubieran estado ahí lo más probable era que se hubiera golpeado la cabeza.
Los alumnos soltaron unos gritos ahogados.
-¡¿Cómo es que estas despierto?! -gritó otros de los  hombres.- ¡pensamos que te habíamos rematado!
Escondida tras un grupo de gente Reina intentó clamarse. Su corazón no dejaba de latir bajo su pecho, tanto que creyó que se le iba a salir.
¡HABIA SIDO TAN ESTUPIDA!
-¿Q…quienes son ustedes? escuchó balbucear la nerviosa voz de Ai que no entendía nada como era de esperar.
-¿No te acuerdas de nosotros, enano? ¡Ah! Lo olvidaba, verdad que se te olvidó de tanto que te golpeamos.
Reina agradeció mentalmente al tarado de Matsu. Lo había hecho justo a tiempo.
-¡Espera! ¡¿Qué es lo que acabas de decir?! -Gaki-san empujó a algunos indiscretos y se apresuro a salir en defensa de su amigo. Se colocó entre él y los grandulones-. ¡Repítelo!
Los tipos enormes eran unos gorilas horribles que por lo menos median unos 20 centímetros más que el. Obviamente se rieron de él.
-¡¿Y tu quien rayos eres?! ¡¿Su novia?!
Reina pensó que eran los hombres más feos y horrendos que hubiera visto. ¡¿De donde los habían sacado, de la carcel?!
-¡Repite eso grandulón cabeza de chorlito!
-¿Acaso piensas golpearme, enano?
-Será un placer.-el muchacho levantó un puño y…
-Alto ahí.-pronunció Matsu , el secuaz numero uno de Tanaka Reina que se interpuso entre los salvajes.
-¿Qué demonios haces tú aquí? -lo increpó Gaki.
-Fui enviado por Reina-sama para traer a estos sujetos. Nos hemos enterado, después de mucho investigar, que ellos son los que golpearon a Takahashi-san el día del accidente.
Todo se quedaron mudos, incluso el DJ paró la música.
-¡¿Quéeeeee?! ¡¿Qué rayos estas diciendo?! -Gaki lo cogió por la chaqueta-. ¡¿Cómo sabes eso?!
-Lo investigamos y…y ellos lo admitieron. Vinieron hasta aquí en cuanto se enteraron que estaba el chico al que no habían podido matar.
Sayu se cubrió la boca con espanto y Gaki soltó a Matsu aun sin poder creerse lo que acababa de oír.
Reina, que sabia perfectamente que este era el momento de actuar salió de  detrás de la multitud.
-Es verdad lo que Matsu dice, Gaki-san. Yo cumplí con mi promesa y los encontré.-le dijo sin mirarlo, no tenia el valor para hacerlo después de lo que había estado apunto de hacer.-Pregúntales.
-¿Esto es tuyo o no, Enano?-el grandulón jefe saco algo de su bolsillo y se lo arrojó a Ai quien lo recibió en las manos.
-Mis…mis gafas.
Y eso fue suficiente para detonar el caos.
Un rayo de ira se apodero de la mirada de Gaki, sus ojos se encendieron como si expelieran fuego.
-¡Jun, Kame y todos los hombres que se hacen llamar como tales! –Gritó con fuerza.- ¡vamos a romperles el cráneo  a cada uno de estos hijos de perra!
-¡HAAAAAAAAAAAAAAAAAAI!-se escucharon voces masculinas articular al unísono y después de eso la fiesta se acabó.
Unos 20 hombres se lanzaron al mismo tiempo contra los 5 tipos, que por mas grandes y musculosos que fueran no pudieron contra las patadas, puños, sillazos, vasasos y florerazos. Por si eso no fuera poco, las chicas se unieron al ataque y se pusieron a lanzar vasos por la retaguardia. Entre ellas se encontraban Koharu y también Reina.
El director, al ver el caos que se estaba formando, llamó inmediatamente a la seguridad del lugar, pero también resultaron demasiado pocos contra el centenar de alumnos que parecían haber perdido la cabeza ante tanta violencia.
 Y por si todavía no fuera poco, Reina se apareció con unas botellas de ron que nadie supo nunca de donde sacó y como si fuera una vándala se las arrojo a los tipos. La primera le reventó en la cabeza a uno de los grandulones  y la segunda fue a parar a la cabeza de un desafortunado alumno.
Pero eso no le importó en lo más mínimo.
-¡Wuuuuuuuuuuuuuuu!- soltó eufórica, mientras su guardaespaldas Matsu le pasaba otra botella, la cual se empinó y luego se roció en todo el cuerpo.-¡Vamos todos a festejar chicos!
Y sus secuaces comenzaron a repartir botellas a todos los presentes como si trataran de dulces.
Todo se convirtió en locura total y un desenfreno incontrolable.
-¡Oigan! -gritaba el director en un intento de acercarse y poner orden.-¡Deténganse en este mismo instan…
Alguien entre la multitud, aunque después e director no pudo precisar quien, le lanzó un pesado vaso en la cabeza que se le quebró en cuánto lo toco y lo botó al piso en una posa de sangre.
-¡Wuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuooooooooooooooooooooo!
Todos habían perdido completamente la cabeza.

Sayu por su parte estaba atormentada metida entre la multitud enloquecida intentado salir. La estaban apretando y casi no podía respirar y, porque además d no tener espacio, todo el ambiente estaba pasado a alcohol. Y también había recibido un par de codazos, patadas y lo peor de todo es que acababa de sentir un agarrón en su trasero.
¡Estaba desesperada!
Intento avanzar hacia donde ella creía estaba la salida de ese revoltijo de gente, pero durante el camino una persona le dio un codazo en la cara. Su cuerpo se fue hacia atrás  y su cabeza chocó con alguna parte del cuerpo de alguien. Ya no había salivatoria, probablemente moriría ahí metida. Todo había salido mal aquella noche ¡TODO!
Justo en ese momento en pleno ataque de pánico, en que creía que iba a terminar en el suelo aplastada, sintió como alguien la tomaba de las muñecas y la jalaba hacia fuera.
¡Alguien la estaba ayudando a salir!
Se aferró como pudo a esos brazos auxiliadores y luego de 5 minutos logro salir entre codazos y cabezazos.
Tenia los ojos cerrados por el miedo y no alcanzó a ver de quien se trataba  antes de que la envolvieran unos brazos en un caluroso abrazo.
-¡Estás bien, Sayu-chan! -la voz parecía mortalmente preocupada y angustiada. Sayu devolvió el abrazó con fuerza mientras intentaba reconocer esa voz, ese olor…olía a alcohol, pero reconocía una leve fragancia que le gustaba mucho…
-¡Sayu por favor, contéstame! ¡Abre los ojos!
La soltó del abrazo  y la tomó del rostro.
-¡Sayu!
Abrió los ojos, su vista estaba nublada por las lágrimas que habían estado apunto de salir, pero aun así consiguió ver y reconocer a su salvador.
¡Era Ai-chan!
Estaba despeinado y con la ropa empapada en alcohol. Lo peor, le sangraba la nariz y un tajo enorme le cruzaba la mejilla.
-Sayu…-el chico le apartó el cabello de la cara y sus labios se curvaron en una pequeña y preciosa sonrisa -.Ya todo está bien.
Y en ese momento ella ya no aguantó más. No sabia si era por el alboroto, el manoseo o por si lo había visto al chico que le gustaba apunto de besarse con su peor enemiga.
No importaba ya…
Se puso las manos en el rostro y se echó a llorar desconsoladamente.
Su llanto impacto a Ai. El  se acercó con timidez y la envolvió entre sus brazos.
-Todo estará bien. No te dejare sola.-la consoló y le acarició la cabeza.- Lo prometo.
Sayu siguió lloriqueando por un buen rato escondida entre esos brazos que aunque delgados, la hacían sentir mas segura que nunca.

Rato después apareció la policía. Invadieron el lugar unos 30 oficiales que comenzaron a tomar a los jóvenes ebrios y violentos que se resistieron con pasión a los hombres. Lo mas impactante de todo fue cuando Sayu y Ai, guarnecidos del alboroto en una esquina del salón ,vieron como los policías se llevaban a sus amigos.
 Primero fueron Eric y Jun que tenían toda la cara moreteada y rasguñada.
-¡No hice nada! –gritaba Eric con agustia-.¡sólo intentaba  defender a mi amigo!
-¡Cierra la maldita boca hijito de papá! -le gritó un policía que lo empujó furiosamente y lo hizo caer al suelo.
-¡Maldito abusivo!- se quejó el chico y el hombre le azotó la espalda con su bastón y lo sujetó fieramente por los cabellos.
-¡Ahhhhhhhhhhhhh!- le chico gritó de dolor.
-¡Si sigues así me asegurare de que no salgas nunca de prisión! –le gritó el policía y le aventó unas patada en las costillas.
Sayu evitó seguir viendo, pero aun así aquella imagen de Eric ensangrentad o en el piso no se borraría de su cabeza en mucho tiempo.
-Levántate Kamei-san.-le susurraba  Jun tan responsablemente como siempre. Su camisa estaba empapada de sangre y alcohol y el parecía muy conmocionado. No parecía el mismo
-Quiero a mi Okaa-san -lloriqueo la tortuga y se puso de pie a duras penas.
Luego se los llevaron al furgón policial

Pero aún así eso no fue lo más fuerte que les tocaria ver. A Sayu casi se le partió e corazón de angustia cuando vio como los policías se llevaban a  Koharu que claramente estaba ebria  porque apenas se podía estar de pie con los brazos esposados.
Una ambulancia se llevó a los heridos, entre ellos el director que había perdido la consciencia y yacía inerte en los brazos de Nakazawa sensei.
Ya se había llevado a casi todos, y recién  cuando unos enfermeros fueron a preguntarles si sentían bien fue cuando vieron como unos policías se lanzaban contra los últimos dos rebeldes: Gaki y Reina.
Los dos no podían estar mas ebrios  y hace rato que se habían unido para destrozar el lugar.
Tenían las manos entrelazadas y cuando los iban a agarrar perdieron el equilibrio cayendo uno sobre el otro.
Reina estaba tomada, pero no era tonta. Aprovechó la oportunidad para introducir su lengua en la boca del chico que le gustaba y lo besó con pasión.
Obviamente él que estaba en peores condiciones que ella no se resistió.
Sayu sintió como la mano que la tenia sujeta se contraía con fuerza. Parecía como si él fuera el que se fuera a poner a llorar ahora.
-¡Sepárense! ¡Ahora mismo! -grito el policía enfurecido.
Pero como Reina no obedeció le dio un golpe con su bastón en la cabeza.

7 comentarios:

Seryni dijo...

Chan!!!

Reina abusiva XD me gusto, (la golpisa a Ai-chan y Erik-kun no tanto) Pero waaaa jajaja DonMitsui todo descalabrado, y Koharu ebria XD waaa me gusto

Miki IV dijo...

Qué fiesta tan alocada!
Hilarante!

Ya quiero ver que pasa a continuación x3

irori dijo...

waaaaaaaaaa T_T kiero saber ke pasa T_T HAHAHAHAHAHAHHAAH eric keria a su mama xDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD

kari de kamei dijo...

waa!!!!!!!!1 no manxes o.o dani!!! y esa golpisa a mi eric te pasaste o.o
pobre mi eric!!!

y reina abusiva asi o mas aprobechada

kiero leer mas !!
x sierto el fic lo tuvo q leermelo onisan XD x q andaba asiendo mi tarea de mate T...T

atte> la fan No 1 de erik

Gab98 dijo...

wa!!!! sabes que te recontra amo x esto VDD!!! ReinAi y Takashige!!!! waaa ambos son perfectos ya decidete x uno!!!! hahahaha me tienes aqui mordiendome las uñas!!! pero aun no termino de entender por que Reina odia tanto a Ai si es un amor!! yo me casaria con el XD!!!

Interesante capitulo XD sobre todo el finaaal.

y el baile dios mioooo Big Bang es lo mejor!!

Rocío dijo...

Woooooooooooooooooooow!!!! maas mas mas eririn mas!!!
ERES GENIAL *-*

Tami_Ai dijo...

xD yaa lo lei xDDD
esta buenooo~~~~~Ai es tan lindoooooooooooooooooo *0*
pobre eric T^T como pudieron hacerle esoo T.T
aunque es lindooo keria a su mami >w<

genial ...

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?