Y yo que decía nunca Capitulo 4


R-16


Capítulo Cuatro

- Tipos de hermafroditismo…. protándrico de macho a hembra y proterógino de hembra a macho…yo conozco a unos que nacieron pro-nada y también sufrieron los mismos cambios.

- Reina te juro que aunque regrese al Manhattan con los dos ojos parchados al próximo comentario te doy otro rodillazo. Era la tercera vez que Risa había llamado la atención a la “yanqui” desde que habían llegado a la casa de las nuevas y éstas últimas habían pedido permiso para retirarse e ir al segundo piso a cambiarse de ropa.

- Y qué quieres que le haga si justo la profesora de Biología deja trabajo acerca de hermadotidismo.

- Hermafroditismo.

- Eso, y más encima tenemos que hacer el trabajo en la casa de la masoquista y la nueva.

- Kamei-san y Takahashi-san.

- Realmente deseas los ojos azules verdad.

- Reina para empezar, estamos aquí por tú culpa pues si la memoria no me falla cuando estábamos en el comedor y te diste cuenta de que Kamei-san había apuntado hacia nuestra mesa comenzaste a tragarte toda la comida como si no hubiese mañana, cosa que casi ocurrió porque te atragantaste con ese santo pan que gracias debemos de darle todos los días.

La “yanqui” puso cara de entre seria y preocupación.

- Tanakachi no deberíamos sacarnos la suerte entre gitanos, Kamei-san te gusta mucho verdad. Algo así como Amor a primera vista.

- Ja, yo enamorarme de esa masoquista? Viste cuántas veces se tropezó y calló de camino a su casa, Dios eso del masoquismo se lo toma muy en serio.

- Reina.

- No señor, Tanaka Reina se enamorará de alguien alto…. en este punto Risa tubo que reprimir el deseo de decirle a su amiga que cualquiera era más alto que ella.

-Alguien rico…. considerando del lugar de donde venían, Kamei y Takahashi eran lo que bien podría decirse gente rica, o en el peor de los casos gente que oscilaba en un estatus de clase media alta.

- Alguien….

- Alguien que te tenga todo el rato babeando.

- Cuidado con lo vas a decir Gaki.

- No, sólo lo mencionaba… digo después de la tremenda posa que dejaste sobre el pupitre.

- …… crees que esté mal.

- No, sólo que deberías tener cuidado con lo que pase después, recuerda de donde venimos, recuerda lo que eres de noche, ellas nos han invitado pero bien sabemos las dos que todo aquello que decimos en el instituto es una careta para poder estar allí.

- Supongo que no puedo invitarla al Manhattan verdad.

- Pagando por qué no.

- Risa….

- Yei, todo listo, guau Niigaki-san has terminado el trabajo casi completo. Una sonriente Eri había bajado las escaleras corriendo, tomando posición entre las dos nuevas amigas que había hecho en su primer día de clases.

- No es tan difícil además Takahashi tenía avanzado una buena parte del trabajo, yo sólo avancé un poco más.

- Oh, es que One-chan es muy inteligente.

- Jajaj apuesto a que sí, pero no me llames Niigaki-san suena muy formal, que te parece Gaki o Risa.

- Está bien, entonces puedes llamarme Eri, Gaki.

- A MI PUEDES LLAMARME MI REINA, DIGO REINITA, DIGO REINA.- En parte porque Eri se había puesto al lado suyo y sólo hablaba con Gaki y en parte porque los nervios le estaban fallando y sin querer hablaba un poco más fuerte de lo habitual, Reina había atinado a decir… perdón gritar eso.

- Y a mí me puedes llamar Risa la que no tiene problemas de sordera. Decía Gaki que había puesto el meñique de su mano derecha dentro de su oído.

Eri soltó un par de carcajadas y luego calmada le dijo y tú puedes llamarme Eri. Reina no sabía que hacer fue tanta su impresión que, en el sentido más popular de la palabra, se le estranguló el ano.

1 comentarios:

Danii Kaulitz dijo...

Me encanta!!
me gusta mucho la trama de la historia,
el lenguaje en algo pesado, y en si la historia tiene un fuerte contenido!!
pero me gusta!
sigue pronto quiero saber que sigue

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?