Seishun Collection Capitulo 17

Clasificación: R-16
Kameririn: dedicado especialmente a Danii y a Eugenia que tanto lo querían =). Feliz Navidad!

Difamación

Pedaleó lo más rápido que le permitieron sus pies, cruzó la reja y tiró la bicicleta frente a la entrada. Estaba retrasado.
-¿Kamei-san?
-¡Gomenasai! -se disculpó con el portero con el que casi se estrelló mientras subía las escaleras-. ¡Voy atrasado!
Sospechó que no sería una buena idea apagar el despertador la primera vez que sonó, pero estaba tan agotado y esa cosa molesta no dejaba de sonar, él necesitaba quitarse el sueño.
Iba subiendo las escaleras dentro del edificio cuando sonó la campana que anunciaba el término del primer bloque.
Se le escapó una maldición. Ya se había perdido la primera clase.
Los alumnos comenzaron a salir de los diferentes salones, unos con balones para ir a jugar soccer a la cancha, otros para ir a comprar algo de comer y beber, otras para ir a cuchichear al baño…
-¡Buenos días príncipe Eric!
Justamente ese era el tipo de gente que lo saludaba a él. Les devolvió el saludo con un movimiento de mano y una sonrisa.
-¿No quiere ir a jugar con nosotros a la cancha?
Los del fútbol también. Ya que aunque la mayoría de la gente lo dudara, las tortugas eran muy buenas en las actividades deportivas, especialmente él, que podía llamarse “el mas rápido de su clase”.
-No, gracias. Recién vino llegando –tuvo que excusarse, aunque no era como que lo sintiera mucho. Era igual de bueno en los deportes, como perezoso.
Continúo su recorrido.
-¡¿Viste la ultima edición del periódico escolar?! Lo están entregando fuera de la sala de los de primero.
-¡¿De verdad?! Acompáñame a buscar uno ¡corre!
Dadas las circunstancias de la vida o simple maldad, como pensó después, en ese momento iba cruzando fuera de la sala de los de primer año.
-¡Mira, es Kamei-sama!
-¡Dale uno!
-Pero…
-¡Kamei-sama!
Eric se detuvo cuando vio a  una chica alta de cabello corto acercarse corriendo.
-Soy Tokunaga Chinami ¿me recuerda?
La miró con detenimiento. La verdad es que era muy bonita, pero no se acordaba haberla visto en su vida. Cosa bastante común que le sucedía. No era muy bueno recordando las caras, mucho menos los nombres.
-Trabajo en el periódico. Acabamos de lanzar una nueva edición, la de este mes. Creo que le interesara leerla, tome.
Recibió el poco contundente periódico con expresión de extrañeza. La chica se marchó de inmediato para seguir su cuchicheo con unas niñas.
-¡¿Para que hiciste eso?!
-¡Es tan apuesto! ¡Y toqué su mano!
¿Periódico escolar? Nunca leía esa cosa. Las chicas de su clase siempre esperaban la nueva edición con emoción. Esperando algún nuevo chisme.
Comenzó a hojearlo mientras caminaba hasta su salón. Incluía artículos sobre eventos sociales, de los diferentes clubs, propaganda y…
Se paró en seco. Había una foto grande de Sayu en la pagina 3.
El titulo, en mayúsculas y negrita, decía: La nueva amenaza de Haromoni@
El artículo constaba de dos planas.
Por Tokunaga Chinami
Probablemente la mayoría de ustedes no se habrán dado cuenta, pero este año llegó a nuestra escuela una chica que a primeras vistas es perfecta. Buenas calificaciones, amigable y con buena apariencia. Una alumna modelo, pensaran todos, sin embargo según el dicho de las abuelas ¿no dicen que no siempre todo es lo que parece? En las siguientes líneas descubrirán a lo que me refiero.
Michishige Sayumi (15) es originaria de la ciudad de Ube, en la prefectura de Yamaguchi. Es ahí donde la protagonista de esta historia vivió toda su infancia y adolescencia, hasta este abril, cuando decidió dar un nuevo rumbo a su vida. Y ya ven como lo hizo viniendo a probar suerte a la gran ciudad. Su madre, se dedica a la odontología y la identidad de su padre es desconocida. Según lo que pudimos investigar, abandonó a su madre estando embarazada y Sayumi se crío sin una imagen paterna  que le enseñara del mundo, y es ignorante hasta de su real apellido. El resto de su familia la componen una media hermana, Suzuki Airi (12) de sexto año de secundaria, además de 3 primas y un a abuelo que dejó en Ube.
Para empeorar su triste situación familiar su madre fue abandonada por el segundo marido también, es decir que ha sido madre soltera durante toda la vida y lo más probable es que lo seguirá haciendo.
-¿Qué diablos? –se preguntó Eric totalmente desconcertado -¿Cómo se atreven a decir estas cosas así como así?
Continuó leyendo, este era solo e principio.
Ustedes pensaran que escribimos esto para que sientan lastima por esta pobre e inocente alumna de la clase 3 de segundo año, pero no, nuestra intención no es esa, pues Michishige Sayumi no tiene nada de pobre.
Parece pulcra e inocentona, pero la verdad es que desde el primer día de clases ha intentado mediante los métodos más despreciables ganarse el corazón de cada uno de los hombres más guapos de la escuela, entre ellos el principesco Niigaki Risa-sama, quién hablo en exclusiva con nosotros:
“El primer día de clases se hizo la desmayada para que Kame (Kamei Eric, 16), mi mejor amigo, la cargara hasta la enfermería. El muy tonto cayó encantado enseguida, a pesar de que yo le advertí que lo único que deseaban las chicas como esa era acercarse a él por su dinero y atractivo, pero como es tonto, no me hizo caso y acabó cayendo en las redes de esa sinvergüenza.
Al principio yo no podía hacer mucho, por que si a la chica le gustaba y a él también era cosa de ellos. Pero al día siguiente me di cuenta que aquella chica no vale nada. El segundo día de clases convenció a Jun (Li Chun, 17, estudiante chino de intercambio), otro de mis amigos, de que habían intentado atacarla para que él la llevara a nuestra base secreta.
Estaba muy enojado porque no me agrada nada la idea de llevar chicas ahí, es el lugar secreto mio y de mis amigos, pero yo no estaba ahí cuando él la llevó. No les explico cual fue mi sorpresa cuando entré a mi baño y vi a una completa desconocida usando nuestras cosas ¡y lo peor de todo es que no lo estaba ocupando para asearse, sino que para espiarme desnudo a mi o a cualquiera de nosotros que entrara!”
Niigaki-sama aseguró a nuestros periodistas que intentó desesperadamente expulsar a esta chica de su cuarto privado, pero sus amigos Li Chun Y Kamei Eric se negaron rotundamente.
“¡Ella los hechizó! Cuando me di cuenta  los tenia a ambos comiendo de sus pobres y cochinas manos”
Como el periódico escolar de Haromoni@ es de los mas profesionales y cuenta con futuras promesas del periodismo con una calidad excepcional, fuimos a comprobar la información buscando más fuentes confiables.
Cuando dijimos que estábamos haciendo un reportaje acerca de las andanzas de Michishige Sayumi, Tanaka Reina, se ofreció de inmediato a colaborar.
“El día de inicio de las clases la vi con Takahashi Ai-sempai. Recuerdo que el pobre estaba llevándole un enorme ramo de flores y estoy segura de que era el que Kamei Eric-sempai le regaló esa tarde a ella en el casino”
¿Eso quiere decir que la nueva alumna estaba aprovechándose del lindo y atento Takahashi-san para que le cargara cosas?
“Por supuesto que si, ella es de ese tipo” –aseguró Tanaka-sama-. “Se hace la santa y desprotegida para cazar hombres ¡El pobre Takahashi-sempai fue una más de sus desgraciadas victimas!”.
Aparte de ese suceso, la gran Tanaka-sama nos entregó más datos espeluznantes.
“Ese mismo día atacaron a Takahashi-sempai y yo como compañera intenté ayudarle, yo y mis amigos hicimos lo que pudimos pero al final unos gigantes abusivos lo golpearon muy feo. Lo peor de todo es que esa mujer, Michishige, también estaba ahí y no hizo nada. En cuanto lo acabaron de golpear salió corriendo despavorida. ¡Cobardemente!”
Como pueden ver, Michishige Sayumi no parece una persona muy correcta. Pero ahí no terminaron las confesiones de Tanaka Reina.
“Luego de que él sufriera ese horrible accidente cuando perdió la memoria, la vi en el hospital. Me sorprendí porque yo pensaba que apenas se conocían, asimismo la vi metida en su casa. Posteriormente Gaki-san, mi novio, que como todos saben es íntimo amigo de él, me dijo que pasaba allá en su casa todo el tiempo.
Le llevaba regalos lindos y le contaba historias, pero dadas las circunstancias, sus anteriores pasos y lo que supe que sucedió ayer no creo que sólo yo piense que esas historias son poco confiables. Yo tengo el presentimiento de que pudo estar aprovechando su perdida de memoria para meterle cosas en la cabeza, probablemente para aprovecharse de él.
Escuchadas estas declaraciones nuestro equipo periodístico quedó espantadísimo, ¿acaso esta mujer era capaz de inventarle cuentos a una persona enferma para seducirla? No es la primera vez que se escuchan historias de personas que se aprovechan de esta clases accidentes para sacar provecho y hasta una pareja.
“Yo no digo eso porque no lo vi, pero ¿Quién sabe? Después de todo a la fiesta antes de la Golden Week él la invitó a ella”.
Posterior a  nuestra detallada entrevista con Tanaka Reina quisimos saber todavía más, aquí que fuimos a buscar a la fuente más fiable, su hermana. Le preguntamos a Suzuki Airi si era cierto lo de la cercanía de su hermana con Takahashi-sama luego del accidente.
“Ella fue a verlo al hospital, de hecho yo también fui. Desde ese día se acercó mucho a él. Iba casi todos los días a su casa y regresaba muy tarde.”
Frente a estas declaraciones no pudimos más que quedarnos atónitos, y nos quedamos aún más cuando consultamos a Tanaka-sama a que se refería cuando decía lo que sucedió ayer. Ella nos dijo que escuchó un rumor, pero que era más confiable ir con la persona que de quien lo había escuchad. Y eso hicimos. Mitsui Aika-sama, la hija del director, nos relató  el episodio del día de ayer.
“Mi hermanastro, Niigaki Risa,  me pidió que fuera a llevarle algo de comer para el descanso hasta su base secreta. Fui y cuando abrí la puerta me llevé una sorpresa. Estaba ella (Michishige) con mi hermano y Takahashi-san, los dos desnudos”.
Frente tal impactante relato, quisimos hablar  con Niigaki-sama y Takahashi-sama al respecto, este ultimo no quiso referirse al tema, pero Niigaki-sama se sintió con la obligación de hacerlo.
“Estaba saliendo del baño y casi me infarto cuando veo a esa mujer metida nuevamente ahí, sosteniendo la ropa que Ai-chan se estaba sacando, dejándolo completamente desnudo. Me quedé en shock y se me cayeron los pantalones. Fue entonces cuando entró mi hermana”
Finalmente agregó “Decidí hablar con la prensa porque me molesta mucho la actitud de esa cualquiera. Se hace la victima cuando no lo es ¡Cuidado hombres de Haromoni@! ¡Ella quiere involucrarse con todos!”
Fue por eso mismo que yo y mi equipo decidimos publicar este articulo, para prevenir y…
Eric fue incapaz de acabar de leer. Inconscientemente había arrugado todo el papel y ahora no era más que una bola de papel enorme entre sus manos.
Lo arrojó al suelo y salió corriendo.
¡Niigaki Risa se las vería con el!

 Gaki se echó a la cama como si fuera el fin de un largo día de trabajo.
-¡Que aburrido~! –declaró con los ojos cerrados-. Las clases de física son lo peor.
Takahashi Ai, que se había instalado en el sillón de cuero junto a la ventana, sacó el enorme libro que desde ayer había comenzado a leer.
Lo abrió un poco pasado a la mitad.
-Hey Ai-chan, ¿todavía lees esa porquería?
El chico no le contestó, estaba muy concentrado en la lectura.
-No deberías, ¡es un fastidio!
-Es interesante, –pronunció el otro aún con la mirada fija- tú también deberías leerlo o te irá mal en el examen de mañana.
-¿De que hablas? ¿Insinúas que debo perder mi tiempo con ese tonto libro? ¡Abe sensei me ama así que de todas formas me pondrá una buena calificación!
Ai pasó otra página y su amigo soltó un resoplido.
-Estoy aburrido. ¿Quieres jugar al play station?
-No gracias, tengo que leer.
-¡PFF! No puedes ser tan aburrido, Ai-chan.
No le contestó, parecía bastante molesto porque no lo dejaban leer con tranquilidad.
-No hay caso contigo –comentó Gaki poniéndose de pie – Ni siquiera la perdida de memoria te volvió más entretenido, ni un poco.
La habitación continuó en silencio, Gaki caminó hasta la ventana. Los alumnos caminaban y corrían por el campus, parecían ardillitas escabulléndose por el amplio jardín.
-Quiero a Jun y a Kame de vuelta –expresó haciendo un pequeño puchero-. Así podríamos salir a dar una vuelta.
Ai bajó el libro y lo miró con ternura.
-Lo siento Gaki-san, tratare de terminar pronto ¿si?
-Como digas –contesto haciéndose el desinteresado-.  No es que no pueda vivir sin ti o algo por el estilo.
-Hahaha está bien-volvió a concentrar su atención al libro-. ¿Y que pasa con tu chica? ¿Están peleados?
-¿Mi…mi chica? –repitió un poco desconcertado.
-Hai, ayer dijiste que necesitabas hablar con  ella e incluso me echaste para hacerlo. Pensé que tenían alguna clase de inconveniente porque no los he visto juntos.
Gaki se quedó mudo, tenía la mirada perdida en los alumnos del patio.
-Lo siento, no era mi intención parecer entrometido.- se disculpó bajando la cabeza.
-Está bien, nada más es que…
Ai volvió a alzar la vista, Gaki lo observaba fijamente.
-¿Qué pasa?
-No soy muy bueno con las chicas.
El mayor esbozo una sonrisa.
-Si me di cuenta.
-¿Lo hiciste?
-Claro.
-¿Por qué? ¿Se nota?
-Sólo eres un tanto rudo con ellas.
-Son molestas –comentó Gaki acercándose nuevamente a la cama-. Son como chicos llorones e hipersensibles.
Ai no pudo más que reír ante tal comentario.
-Es una buena comparación.
-Son como tú multiplicado por 100.
-¡Oye!
-Pero eso no es malo. Como tienes más desarrollado tu lado femenino ellas se sienten atraídas hacia ti. Antes vivías escondido detrás de libros y videojuegos y no querías oír ni hablar de chicas, pero desde que ocurrió el accidente has cambiado mucho.
-¿En serio?
Gaki asintió con una expresion algo melancólica.
-El Ai-chan de antes vivía deprimido, ahora es como si hubieses vuelto a nacer.
-Yo también pienso eso ¿no es grandioso?
-Ahá –movio la cabeza en una afirmación con una sonrisa en los labios-. Me gustaría poder ser más parecido a ti.
-¿Hablas enserio? –preguntó sorprendido.
-Claro, ahora repentinamente te siguen todas las chicas.
-¿Sólo por eso?
-Por supuesto que no, ¿que acaso crees que voy a querer ser acosado por un grupo de tontas feas?
La puerta se abrió repentinamente, entró uno de los desaparecidos.
-¡Jun! –exclamo Gaki impresionado-. ¡Viniste!
-¡Hola Jun-chan!-lo saludó Ai.
-Claro ¿Por qué no iba a venir? Hola chicos –alzó la mano en un gesto amistoso.
-Pues porque ayer te desapareciste y apagaste el celular.
-Tuve un trámite que hacer.
El muchacho caminó hasta la pequeña cocina a un costado de la habitación.
-¿Quieren algo para beber? Estoy sediento. Hoy hace mucho calor.
-Una gaseosa –pidió Gaki mirándolo de reojo.
-Para mí un té helado.
El chino les llevó lo que pedían y se sentó en el sofá junto al sillón de Ai para tomar un té verde en lata, su favorito.
-¿Viste que Ai-chan está de regreso? –le comentó Gaki mirándolo aún de reojo.
-Por supuesto y me alegra mucho que lo hiciera. Veo que volvió a su mismo sitio de siempre.
Ai lo miró interrogante.
-Antes siempre te sentabas ahí, junto a la ventana.
-Vaya, no tenía idea.
-Hai –confirmó Jun mientras se echaba hacia atrás para acomodarse sobre los cojines-. ¿Sucede algo Gaki-san? ¿Por qué me miras así?
-¿Y por qué va a hacer? Tú y la tortuga no se aparecieron por aquí ayer. ¿Se fueron juntos de fiesta y no me invitaron?
-No. No tenia idea que el tampoco vino ayer.
-¿Entonces?
-Te dije que tenía algo que hacer.
-Ja, siempre tienes algo que hacer –bebió de su lata de gaseosa hasta el fondo y se limpió la boca con la manga de la camisa.
-Lo que sucede es que Gaki-san los echaba mucho de menos –explicó Ai.
-¡Eso no es cierto, entrometido!
Los dos mayores intercambiaron miradas cómplices, y Jun sonrió levemente.
-Tú no sabes nada Ai-chan, asi que mejor continua leyendo tu librito aburrido.
-Como usted ordene, majestad.
El mayor se puso a leer y Jun extrajo un periódico de su bolso.
-¿Qué es eso?
-Un diario.
-Eso ya lo sé ¿es el de aquí?
-Si.
-Pásamelo.
-Voy a leerlo. En todo caso jamás te he visto interesado  en los periódicos ¿estás buscando empleo?
-¡Tarado! En el diario de la escuela no salen esas cosas.
Ai se puso a reir: -Jun-chan es muy gracioso.
-No es cierto, no lo es.
-¿Qué es esto? –preguntó Jun mirando el periódico con una expresión un tanto estupefacta.
-¿Qué cosa? ¿Sucedió algo?
Justo en ese momento se abrió la puerta de golpe.
-¡Ah! ¡Al fin el que faltaba! –anuncio Gaki con una expresión fingidamente ofendida, la verdad se alegraba mucho de verlo.
Lastima que al otro no le diera tanto gusto. Tenía los puños apretados y estaba más serio que Nakazawa Yuko.
-¡Oh, es Eric-kun! –exclamó Ai con alegría-. Que alegría verte aquí.
El recién llegado avanzó a zancadas: -¡¿Quién te crees que eres, Niigaki Risa?!
-¿Eh?
-¡Desgraciado!-le gritó tomándolo por la corbata.
-¡¿Qué...que te pasa?!
-Lo leyó –anunció Jun lanzando el periódico sobre la mesa de centro-. ¿Tú diste esta entrevista Gaki-san?
-¿Qué entrevista? –quiso saber Ai.
-¡La de Sayu! –rugió Eric manteniendo a su amigo bien sujeto-. ¡¿Cómo pudiste?!
-¿Sayu? –Ai aún no entendía nada-. ¿Qué pasó?
-¡Fuiste tú, ¿cierto?! –lo interrogó Eric.
-Si, ¡fui yo! –admitió Gaki rojo por la ira, le dio un fuerte empujón-. Y no entiendo que rayos te pasa. Yo sólo contesté a sus preguntas.
-¡Dejaste a Sayu como una mujerzuela!
Eric lo agarro ahora con las dos manos por la chaqueta.
-¡No me toques! ¡¿Quién diablos te crees que eres?!
-¿Qué paso con Sayu? –preguntó Ai dejando el libro a un lado y poniéndose de pie-. ¿Por qué están discutiendo?
-Solo dije y unas cuantas verdades acerca de esa pervertida para que te dieras cuenta la clase de persona que es. ¡Para que toda la escuela se diera cuenta!
-¡No necesito que me digas nada! –respondió Eric enfurecido.
-¡Te dije que me soltaras!
-¡Voy a romperte la cara!
-¡atrévete!
Eric levanto un puño, pero se detuvo en el acto.
-¿Qué sucede? ¿Acaso te entro el miedo, tortuguita?
-¿Por qué pelean chicos? ¡Deténganse!
-No te metas, Ai-chan. Esto es entre él y yo.
-Pero…
-Déjalos Takahashi-san, siempre actúan así. Parecen un par de niños.
-¿Y bien? –lo increpó Gaki con actitud desafiante-.¿ No se supone que ibas a pegarme? ¿Acaso te arrepentiste porque sabes que todo lo que  dije es verdad?
-Tú…
La puerta se abrió de golpe nuevamente. Sayu entró echa una bala seguida por Koharu. Traía el cabello revuelto, le sangraba el labio y estaba llorando.
-¡Sayu! –exclamaron Ai y Eric al unísono.
La chica avanzó, hizo a un lado a Eric y…¡PLAF!
Abofeteó a Gaki en la mejilla con dureza.
-¡Te odio! ¡Ojala te mueras y te pudras en el infierno! –le deseo echando chispas de odio por los ojos y luego se dio la media vuelta-. Vamos Koharu.
Su amiga la siguió con preocupación.
-¡Esto no se  va a quedar asi! –le dijo Sayu secándose las lagrimas-. ¡Vamos… vamos a buscar a esa yankii, se las va a ver conmigo!
 Salió del lugar con la misma rapidez que había entrado minutos antes.
-¡ayuda chicos! –les pidió Koharu con rostro suplicante.
-¡Sayu espera!- grito Eric corriendo por la puerta, Ai también.
-¡¿Quién se ha creído esa pobretona que es?! –reclamó Gaki y se marchó él también.
Solo quedaron Koharu y Jun en la sala. La chica bajó la cabeza.
-Jun-sama, yo…
-Será mejor que vayamos nosotros también.-la interrumpió el chino pasando por su lado sin darle ni la más mínima mirada.
Pero Koharu no obedeció su sugerencia, igual que Sayu empezó a llorar, sólo que a diferencia de su amiga ella lo hacia de dolor, no de rabia.

-¿Y bien? ¿Qué te pareció, sempai? –consultó Aika con emoción.- ¿A no que Chii-chan es la mejor?
-No sé –replicó Reina dejando el periódico a un lado.- No me gustó eso de Takahashi –sempai y eso de Kamei-sempai ¿es un chiste?
-Ay sempai, era para darle mas dramatismo, además ¿no me diga que no te gustó como quedó? Es de lo único que habla toda la escuela. ¿Sabes? Fui a espiar a su sala y hasta la tenían rodeada. Un grupo de chicas la sacaron a la fuerza y comenzaron a atacarla.
-¿Hablas en serio? –la yankii esbozó una pequeña sonrisa-. ¿Y no me llamaste?
Aika le devolvió la sonrisa maliciosa.
-Todavia podemos ir a ver el espectáculo.
Estaban en las escaleras de emergencia así que subieron para dirigirse a la puerta para ingresar al edificio.
-Parece que alguien viene –comentó Reina al escuchar pasos y voces.
-Se oyen como gritos.
La puerta se abrió en un estruendo.
-¡Al fin te encuentro!
Aika y Reina se miraron sorprendidas cuando vieron entrar Michishige Sayumi a su lugar secreto. Estaba despeinada, con la ropa desordenada y rasguños en su cara. Lo más impactante era su expresión de querer asesinar a alguien.
Reina no alcanzó a pedirle una explicación de su presencia ahí cuando la más alta se le vino encima.
-¡Te voy a matar, embustera!
Le lanzó un manotazo en la cara agarrándola por sorpresa, Reina perdió el equilibrio y si no fuera porque se sujetó de la baranda de la escalera  se habría caído de espaldas peldaños abajo.
Reina intentó decirle alguna cosa pero no pudo, Sayu estaba totalmente fuera de control. Y la tomó fuertemente por los cabellos mientras la insultaba.
-¡Desgraciada! ¡Mentirosa! ¡Mujerzuela! ¡no vales nada!
-¡Sempai! –chilló Aika horrorizada, mientras Reina gritaba de dolor.
Eric, seguido por Ai llegaron a la salida de emergencia justo cuando Sayu asía a su enemiga violentamente por los cabellos para darle una bofetada.
-¡Sayu! –los dos se quedaron de piedra.
-Eres una mentirosa! ¡Diles la verdad!
-¡Sempai defiéndete!
-¡Cobarde! ¡no puedo creer que tuvieras el valor de hacer eso! ¡de inventar eso!
-Oigan…-Ai avanzó con intención de detenerlas pero Eric lo detuvo.
-Déjalas, es su pelea.
-¡Te odio! –le gritó Sayu dándole un malintencionado empujón que hizo a Reina tambalearse cayendo unos peldaños mas abajo.
-¡Miren! Son Tanaka Reina y Michishige Sayumi! -anunció un alumnoluego de abrir la puerta.- ¡están peleándose en las escaleras de emergencia! ¡Apresúrense!
Poco a poco el lugar fue llenándose de curiosos.
-¡Tanakacchi! –entre ellos Gaki, seguido por Jun.
Desconcertantemente para la mayoría de los espectadores, a estas alturas Sayu tenía la situación muy bien controlada. Reina podía ser feroz pero era pequeña y muy delgada, además a la pelinegra le beneficiaba el impacto del ataque sorpresa.
-¡Desgraciada! –bramó apretujando el cuerpo de la más baja contra el balcón-¡¿Por qué no te defiendes?! ¡No eres mas que una bravucona cobarde!
-¡Ja! –la chica le dio un leve empujón y le enseñó sus afilados dientes –Si yo te llego a tocar un pelo, te mato.
-¡No puedes! –chilló Sayu agarrando su cuello entre sus manos  y levantándola poco menos para arrojarla balcón abajo.
-¡Esta loca! –advirtió Gaki-. ¡Deténgala!
-No interfieras Gaki-san, -le objetó Eric- Es asunto de ellas. Tu estúpida yankii se lo buscó.
Gaki lo miró con odio y le dio una fuerte envestida, Eric se la devolvió.
-¡No empiecen ustedes ahora! –gritó Ai comenzando a preocuparse de verdad.
Mientras tanto Sayu descargaba todos sus sentimientos con una acidez venenosa.
-¡Eres una cínica Tanaka Reina! ¿Cómo pudiste decir eso?
-¡Es la verdad! –le gritó y con toda la energía que le quedaba, abrió la boca y clavo sus protuberantes colmillos en la mano de su contrincante.
Sayu gritó de dolor y la soltó y aprovechando su ventaja, Reina la arrojó de trasero al suelo.
-¡La verdad es que solo eres una entrometida! –se lanzó sobre ella y con toda la fuerza de sus puños comenzó a golpearla en el rostro.
-¡Ahhhh!- la otra no dejaba de patalear y chillar para liberarse.
-¡Debes irte por donde mismo viniste!
¡PUNCH!
-¡Ah!
Los gritos hicieron reaccionar a Ai quien dejo de tratar de separar a sus amigos.
-¡Sayu!
-¡Oportunista! –grito reina y le dio otro golpe.
¡PUNCH!
-¡Esa eres tú! –le enrostró Sayu y le escupió sangre, Reina sacudió el rostro.
-¿Cómo te atreves? ¡Muerta de hambre!
¡PUNCH!
-¡Ay!
-Sayu! –volvió a gritar Ai con el rostro lleno de preocupación- ¡¿Estás bien?!
Sin embargo había demasiada bulla en el lugar para que lo escuchara alguna de las dos ya que mientras tanto Gaki y Eric seguían dándose empujones.
-¡Ya veras como mi Tanakacchi le dará su merecido a tu mujerzuela!
-¡Ja! La tuya es la mujerzuela, ¡SAYU REVIENTALA!
-¡Ya veremos eso! ¡Vamos Tanakacchi, DALE UN BUEN GANCHO!
Reina levantó la cabeza algo sorprendida. ¿Gaki estaba ahí? ¿Acaso la estaba apoyando a ella?
Al mirar al frente recién se percató de la cantidad de gente que había llegado para presenciar la pelea, ¡también estaba Ai! Parecía horrorizado…
-¡Déjala ir Reina! -le pidió con mirada suplicante.-¡Por favor! ¡no tiene caso!
-¡Waaaaaa! –Sayu lanzó un grito de guerra de karateca intentando botar a Reina para ponerse de pie. La otra chica apenas logró reaccionar cuando la empujaron y la lanzaron hacia atrás. Se golpeó la cabeza con el cemento de la barandilla y cayó al suelo, aturdida.
-¡Eso es por lo que le hiciste a Ai-chan! y esto… -Sayu le mostró un puño-. ¡Es por mentirle descaradamente!
El puño de la pelinegra se hundió en la nariz de su rival pesadamente. ¿Cómo era capaz de golpear tan fuerte esa muñequita de porcelana?
-¡No sabes cuánto me alegro de que te haya rechazado! ¡Te lo mereces! –opinó  a gritos y comenzó a darle cachetadas, una tras de otra haciendo rebotar el rostro de la más pequeña.
A Reina el mundo comenzaba a darle muchas vueltas…¿acaso esa tonta creía que esas palabras la herían? ¡que tonta! A ella no podía importarle menos.
-¡Detente Sayu! ¡Ya fue suficiente!
-¡No te metas Ai! –volvió a detenerlo Eric
-¡Cállate! ¡Déjame pasar!
Sus extremidades, su cabeza y su cuerpo entero se le hicieron muy pesados, poco a poco comenzaba a perder la conciencia, pero antes de hacerlo totalmente alcanzó a sentir unos pasos bajando por la escalera que se aproximaron hacia ella.
-¿Ai-chan? –Sayu lo miró confundida.
-¡Suéltala! ¡La matarás!
Lo ultimo que vio antes de cerrar los ojos fue a Ai quitándole a la otra de encima con rostro aterrorizado. Él estaba gritando para salvarla…
-¡deja de pegarle te dije!, Tanaka-san…
Después perdió la conciencia.
-¡Nooo! ¡¿Qué fue lo que hiciste, Sayu?! –el chico se puso de rodillas para socorrer a su amiga de infancia.- ¡Lárgate de aquí!
Sayu retrocedió estupefacta, a duras penas podía moverse.
-¡Jamás pensé que tú harías algo como esto! –le encaró AI, para luego intentar despertar a la desmayada con desesperación- Tanaka-san, despierta. Vamos despierta.
-Tanakacchi…-Gaki bajó los escalones preocupado, dejando al fin su estúpida rencilla con Eric-. ¿Cómo está, Ai-chan?
Su amigo lo miró con severidad.
-¿Por que rayos dejaste que tu novia se moliera a golpes con Sayu?
-Eh yo…
-¡Ya olvídalo! –el mayor se puso de pie con vacilación. -¿Dónde esta la enfermería?
-Ai…
-¡Llévame lo mas rápido posible!
-Está...bien
-Genial, ahora ayúdame a llevarla.
La mayoría de los espectadores se quedaron estupefactos cuando vieron al flaquito y pequuño Ai subir la escalera con su abusadora preferida en los brazos.
-¡Muévete Gaki!
Realmente parecía otra persona.
-¡¿Qué es lo que está pasando aquí?! –finalmente, como tenía que ocurrir, sólo que bastante tarde, los guardias  y Yuko llegaron al lugar de los hechos- ¡¿Tanaka?! ¿Qué le paso, Takahashi?
-Está inconsciente- le anuncio- la estamos llevando a la enfermería.
Y sin dar mas explicaciones Ai y Gaki pasaron junto a la directora subrogante que bajó los escalones para aclarar los hechos.
-¿Michishige? ¿Qué te pasó en la cara? ¿acaso estaban peleando?
La chica tenía los puños apretados y la cara herida en dirección hacia el piso.
-Él aun la ama…-susurró.
-¿Qué dijiste?
-¡Maldita! –gritó como una demente echándose a llorar, cayendo de rodillas al piso.
-Sayu –Eric intentó acercarse a ella, pero Yuko lo detuvo violentamente por el brazo.
-¿Qué rayos paso aquí?
Pero el chico no le contestó, parecía afectado también.
-¿Kamei?
Se zafó de su agarre y dio un paso al frente para ir a consolar a Sayu, sin embargo, no fue capaz. Algo de lo que acababa de presenciar le había dejado muy claras las cosas.
Se dio la media vuelta y desapareció entre el gentío. Tenía el corazón roto.
Al igual que a Sayu, le había quedado muy claro quien era el vencedor aquí.


6 comentarios:

Seryni dijo...

NOOOO NOOO PORQUE? AICHAN BURRO!!!! BURROOOO DASDASDASDASDSA >O< SAYU TE DEFENDIO Y TUUU DASDASDASDAS XQ? T^T LLOROOO LLOROOOO Y KAMEI... BURROOO TU TAMBIEN TOT

Me traumaste con esto TOT pero lo ameee CONTIII CONTIIII

Neko Mioko dijo...

What!? D: asdasdas este capitulo fue demasiado >______< realmente inesperado, me dio pena Eric D; Sayuuuu como puedes T__T el tanto que la cuida asdasd ;__;

Y que paso con Koharunrun y Jun!?!?! eso tambien me tiene toda T_________________T </3

Como siempre un capitulo genial Eri-nyan ;w;

reina.kawai dijo...

Que le pasa a la sayu a caso queria matar a reina, enloquecio segun ella tanto que odia la violencia y odia lo que reina hizo a ai pero ella haciando eso no era muy diferente a reina. pobre reina ya que le pase algo bueno. muy emocionante espero el siguiente :)

Danii Kaulitz dijo...

kyaaa!! mori mori de nuevo!! hehe me provocaste dobel infarto!!
wtf? Chinami se lucio!! pero wow pobre sayumi, haha aunke le dio su merecido a Reina!! aunque maldita Sayumi... le rompio el corazon a la tortuga T_T aunque que tonta fuiste Sayumi... era obvio que Ai seguia amando a Reina... y Gaki wtf?? Noooo yo no quiero que se enamorede Reina!! noo!!
haha quiero GakShige (si seguire molestando hasta que haya GakiShige) pero el muy idiota hablo muy malo de ella en el preiodico T_T
agg ya no quiero que Aika sea como la esclava de Reina!!... y Jun... maldito hehe podre de Koharu... ya quiero saber quien es su supuesta novia!!!
sigue pronto onegai!
y gracias por el regalo!
me mataste!!

kari de kamei dijo...

este cap fue muy impactante T.T
1- GAKI ERES UN IDIOTA!!!
2.- WOW la pelea fue lo maximo!
3.-Mi kame porque T.T siempre sale afectado T.T
4.-Aichan u.u eres un menzo
5.- sayu!! voltea a ver a eric >.<

neee t.t estubo buenisimo sigue please

atte. la fan No 1 de eric kamei!

Patii_irori dijo...

Sayuuuuu enamorate de kame > _ < no ves que Ai ama a reina es un mensoooo sayu lo defendio y viene a defender a reina el muy menso > _ < odio que todos esten en contra de sayu > _ <

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?