Y yo, que decía nunca Capítulo 9

Clasificación: R-0

-  TADAIMA!!!!
- Okairii. Oh! Qué le pasó a Eripon???
- Sufrió un ataque de histeria y yo le ayude.
- Okasaaaaa!!! Koharu me dio con su bolso.
- Oh, despertaste querida hermana.
- Koharu, cómo que le diste con el bolso?
- Lo arrojó contra mi cabeza y me noqueó.
- El fin justifica los medios, no podía dejar que te pasara algo.
- ¬¬
- Además si hubieses tomado tus pastillas, no habrías comenzado con tus fobias.
- Esas pastillas me dan sueño, y para poder trabajar bien con el bastón en el grupo de porristas, necesito estar completamente despierta.
- Eso es cierto, la última vez vi como le arrojaste tu bastón a Aika-chan.
- Mou, ese fue un error que no volveré a cometer contra Mitsui-san.
- Las dos calladas y castigadas. En primer lugar Erina sabes que debes de tomar tus pastillas… porque aún no logras superar lo de la última vez y en segundo lugar Koharu no está bien que estés golpeando a tu hermana. 
- Pero si tenía que ayudarla de alguna forma.
- Si pero esa no es la forma.
- Pero igual no puedes hacernos esto, porque hoy quedamos en ir a comprar las cosas atrasadas para el instituto.
- ………, porque cada vez que intento ser una madre correctiva las dos se unen y termino siendo la madre sumisa.
- Yeiii Eripon arrasemos con esas tiendas.
- Crees que podemos salir por alguna ventana???

/////////////////////////////////////////////////

- Mochi-mochi, si lo siento no puedo ir a por ti esta vez. Que bienes para acá. Bueno no sé si a ella le guste la idea. Está bien te estaré esperando.

Las calles circundantes al Manhattan eran tan peligrosas que ni siquiera fuerzas especiales se atrevían a pasar para allá. Pero claro, todos aquellos que tuvieran alguna relación directa con la cabeza del Manhattan o con alguna de las protegidas de esta misma no tenían problema alguno. Desde aquel borracho que nunca faltaba en algunas de las esquinas hasta los narcotraficantes de más renombre, pasando con los contrabandistas de personas; todos ellos temían a la dueña del Manhattan, la respetaban y porque no decirlo la querían más muerta que viva. Sin embargo la persona que llegaría era tan temida como la dueña del Manhattan, no porque ella fuera una mala persona, o porque estuviera unida a algún grupo; más bien el temor que la gente sentía por esta persona se debía por dos cosas la primera era que ella era la novia de una de las protegidas de la dueña del Manhattan y el segundo motivo era su pasado.
Siendo muy niña, los padres de Quian Lin se habían visto vinculados con la principal banda de mafia china, “Sun Yee On”. En donde habían encontrado su lamentable muerte, la pequeña Lin había quedado sola, sin embargo uno de los de la familia principal de esta mafia, muy amigo de la madre de Lin, se había hecho cargo o mejor dicho se había preocupado de que a la distancia y sin que muchos lo supieran, a Lin no le faltara nada y por supuesto que nada ni nadie le hiciera daño alguno; cosa que bien lo supieron los tipos que intentaron violarla cuando ésta recién, y pese a los constantes reclamos de su novia, piso el barrio más temido de Tokyo para intentar llegar al Manhattan.

- Hola buenas, se encontrará Gaki
- Niigaki-san???.
- Que acaso eres sorda, por supuesto que ella, quien más si no.
- Lo siento ella es nueva, si ella debe estar por bajar. Cuanto tiempo sin verte Lin.
- Tanaka-san nihao, cierto mucho tiempo.          
- Supongo que el único milagro que hizo que te aparecieras por estos lados es que Gaki no puede salir del Manhattan.
- Mou, tanto ella como tú me deben una explicación. Como es posible que cada vez que ustedes cometen alguna falta la mayor perjudicada sea yo.
- Bueno en realidad, sólo se perjudican tus noch… ITAIIIII
- Lin, mil disculpas por la poca delicadeza de aquella que considero mi hermana, y a propósito Jun, Reina… Ne-san las llamo a las dos. Creo que descubrió algo que no quería descubrir.    
- Cómo? Jun no te dije que lo escondieras.
- Es que tenía que dejarlo secar primero.
- Y donde lo dejaste secar.
- En la azotea, fue el mejor lugar que pude encontrar.  
- La azotea, la azotea es …..
- El lugar preferido de descanso de Yuko-nesan, lin me acompañas.

////////////////////////

-TADAIMAAAAAAAAAAAAAAA
- Kanon no es necesario gritar, no hay nadie en la casa a parte de nosotras dos.
- No te preocupes, es que estaba comparándome con la cigarra.
- La cigarra???
- Sí, sabías que puede ser escuchada hasta 400m de distancia, imagínate yo. Podría estar todo el día comunicada con Riho-chan y ni siquiera tendría que estar preocupándome del costo de la llamada.
- Si, y todo Japón se enteraría de lo que están hablando.
- O.O
- Que quieres para comer.
- Cualquier cosa estaría bien, no te preocupes no tengo mucha hambre. Dijo Riho detrás de Kanon.
- Riho-chan desde cuando estás aquí?
- Desde que Kanon quería pasársela todo el día gritándome.
- No quería pasármela todo el día gritándote.
- Ah no?
- No, sólo quería estar más tiempo charlando contigo, las llamadas salen caras, por esta razón no podemos estar todo el día hablando. Así que pensé que si podía hacer algo al estilo de la cigarra quizás podría disfrutar más tiempo contigo, en lo personal me encanta estar a tu lado, no sólo porque tu compañía es grata sino porque además aprendo mucho, y no hablo sólo de cosas cotidianas sino además de ti Riho-chan, realmente eres todo un misterio…. No sería genial entonces compartir más momentos juntas   ^-^
- (/////)
- (/////)
- O.O dije algo malo.
- Kanon-chan no será que…. Acaso tú?.... de Riho…. Emmmm
- De Riho qué? O.O
- NO, NO, NO, NO, NO, NO, NO….. Kanon-chan sólo habla (//////) por hablar…. Mou Baka… La pequeña Riho no paraba de golpear a la otra niña, mientras esta en su infinita estupidez no comprendía el inmenso repertorio de golpes que la otra le aventaba. 
- Por qué me golpeas….. ya sé… pero no entiendo porq….
- Hago esto porque eres una niña muy tonta.
- ….. ue haces esto Riho-chan, es decir…
- Aunque me siento muy feliz con lo que dijiste (///////)
- Solo las hembras de lobo marino durante la copula golpean a las machos….. 
- …………………
- …………………
- ^-^

//////////////////////////////////////////

-Ne Okaza, crees que Ne-san se demore mucho???
- Bueno tú sabes que es por culpa de ella que tuvimos que dejar hasta estas fechas los últimos detalles.
- Sí, pero si se sigue demorando tendremos que venir como cinco veces más.
- Mou, porque ninguna tienda tiene las cosas que yo quiero. Gritaba de entre un lote de ropa una molesta Koharu.
- Koharu-chan querida hija, no quiero que te lo tomes como una amenaza más bien esto va como una advertencia, no no no mejor dicho es un consejo, digamos que de todo el cariño de esta madre a su estimada hijita.
- ^-^
- Si en la próxima tienda que entremos no elijes nada, juro que aunque la ropa sean cinco tallas más chicas  o más grandes te lo llevas igual, me oíste.
- Muy bien Okaza así se habla ………………..   
- ¬¬ es que nada me queda bien, es lo que hace rato les estoy diciendo.
- Hija mía, creo que no escuchaste muy bien lo que acabo de decir, verdad.
- Pero es que… mira a puesto que si le preguntamos a cualquiera de las chicas que están por acá les responderán lo mismo…. Oye disculpa.
- Sí????
- Mucho gusto, mi nombre es Koharu.
- Encantada, supongo.
- Puedo hacerte una pregunta?

La chica que apenas acababa de entrar a la tienda en donde se encontraba el trio familiar, no entendía porque aquella chica alta se le había acercado y presentado, sin embargo había notado lo mal que le quedaba la ropa que llevaba puesta, que era nada más y nada menos que el uniforme del colegio al que ella acababa de ingresar.

- Sí claro dime.
- Crees que esta ropa me quede bien.
- ………………..
- No seas tímida, cualquier cosa es aceptable.
- Bueno no es que te quede del todo mal pero….
- Vieron les dije.
- Quizás si……
- ¿???

La menuda niña colgaba y descolgaba ropa hasta encontrar las tallas justas, en cuestión de minutos tenía el uniforme listo, agregándoles accesorios que ella recordaba eran permitidos en el establecimiento, y doblando aquí y allá hasta dar con el estilo adecuado.

- Listo!!!
- O.O Sugoiii. La ropa le queda perfecta.
- Era solo cuestión de algunos detalles.
- SUGOOOIIIII, ne ne ne eres estilista o algo.
- Mi madre era una gran diseñadora….. ella me enseñó.
- USO USO USO… mamá porque no eres una mamá como la de ella.
- ¬¬  no tienes para que gritar tanto…. Gracias ettoo….
- Takahashi Ai
- Gracias Takahashi-san
- De nada … yo con su permiso
- He.. chotto matte…. Se fue..
- Claro que se fue ¬¬ que esperabas, eres la hermana más chillona del mundo.
- ……… Sabías que al salir tenemos que atravesar una PUERTA. 



2 comentarios:

reina.kawai dijo...

estubo muy divertido el capitulo me encanta el duo de kanon y riho son divertidas, kanon y sus incuerencias jaja.... next plis Xd

Angie Katina dijo...

jajajaja Kanon es genial tan ingenua y tierna x3 RihoxKanon♥ Aw me pregunto si Yuko encontró ese cuadro >_< !!! Y como esperaba Aichan la mejor en cuanto a moda!! super habil!! gracias por el capitulo!!

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?