Seishun Collection Capitulo 19 parte II

Clasificación: R-0


Reina dejó caer toda su existencia en el tercer peldaño de la escalera de emergencia del cuarto piso.
Sentía todo el cuerpo agarrotado y estaba tan agotada, tan desanimada.
No entendía porque de la noche a la mañana su vida comenzaba a convertirse de pronto literalmente en una pesadilla.
Tener que disculparse de esa callejera y después haber tenido que asistir a esa porquería de clase fueron todo un suplicio, una horrible degradación.
Ella jamás se disculpaba y mucho menos practicaba deporte en la escuela con esos perdedores, pero por culpa de esa bruja de Nakazawa ahora debía obedecer como una esclava.
¡La maldita vieja había descubierto la forma de tenerla bajo su control! ¿Cómo era eso que conversó con Mako y ella le pidió vigilarla? ¡No, esa traidora no podía hacerle una cosa como esa!
Pero claro, tampoco es que fuera impensable, ella ya le había contando que su padre dio ordenes de que no hiciera ninguna tontería o terribles consecuencias caerían sobre ella. No quería ni imaginarse cuales eran.
Últimamente la vida no estaba siendo nada justa con ella. ¡De ninguna manera!
Lo peor de todo, sin lugar a dudas, era este horrible malestar, esta ira que se esparcía por todo su cuerpo desde ayer. ¡Después de que es maldito hombre la humillara de esa manera!
Eso si que no era nada justo, ¡ese bastardo no tenía que haberse salido con la suya! ¡¿Por qué aceptó ir a ese estúpido café con el?! Ahora además de tener que tratar de borrar esa horrible escena de su cabeza, tenía que aguantar que unos tarados sin vida se rieran de ella a sus espaldas. Por suerte había cierta gente que aún le temía y pudo amenazarlos.
¡Todo era culpa de ese miserable! ¡Cómo lo detestaba!
No, pero también era su culpa.
¿Por qué rayos cometió la estupidez de matricularse en ese colegio de mierda sabiendo que él estaría ahí atormentándola?  
Era verdad que lo había hecho por Gaki-san ¡Quería conocerlo! Agradecerle…
Y también ¡ardía de deseos de vengarse de ese maldito demonio! Pero a pesar de causarle todo el dolor y el sufrimiento que pudo, el muy infeliz seguía diciendo que estaba enamorado de ella y que de hecho ¡siempre la había amado a ella! ¡¿Qué clase de tarado era y que clase de tarada creía que era ella?! Una persona que ama a otra no hace lo que él le hizo. Al menos, era la forma en que ella entendía el amor.
Amor…
Su mirada se quedó perdida de pronto en el cielo. Los rayos de sol se escapaban entre las nubes brindando un exquisito y agradable calor. Existía otra cosa que no entendía.
Había sido una verdadera suerte que esa maldita actitud de perro arrastrado hubiera desaparecido tras el accidente, pero ¿era de verdad una suerte? Sin recuerdos él continuaba diciendo que era a ella a la que quería ¿Qué debería pensar de eso?
-¿Sempai?
Se enderezó enseguida y giró su cuerpo intentando parecer alegre y despreocupada
-Hola.
Aika la saludó sonriente como siempre y a su lado su hermano hizo lo mismo.
¡Gaki-san! ¿Qué estaba haciendo ahí? De regreso de las mini vacaciones siempre aparecía de la nada con una actitud gentil.
A pesar de resultar extraño, era reconfortante sentir que no estaba sola.
Una genuina sonrisa de agradecimiento se dibujó en sus labios.
-¿Qué haces en este lugar, Tanakacchi? ¿No piensas ir a almorzar? –le preguntó con un evidente tono de preocupación, que inconscientemente provocó un cosquilleo en su estomago. Daba la impresión de que realmente a él le importara lo que le sucedía.
-No tengo apetito- contestó al mismo tiempo que su estomago lanzaba un rugido de auxilio.
-¡Sempai! No tiene porque mentirnos así –le reclamó Aika, risueña,  y tomó asiento junto a ella, intercambiando una mirada de complicidad con su hermano, quien descendió la escalera y se apoyó de espaldas contra la barandilla, quedando de frente a ellas.
-La enana tiene razón, Tanakacchi. Además luces deprimida.
¿Tan obvia era? Si, eso debía parecer.
Se encogió de hombros.
-Es por culpa de la anoréxica, ¿cierto? ¡No sé quien se cree! ¡Por decir la verdad y prevenir a la escuela tuvimos que humillarnos así! ¡No es justo! No sé que fue lo que le hizo a esa bruja pero está de su lado.
Michishige Sayumi le causaba un profundo malestar, pero no, ojala sólo fuera por eso.
-¿Acaso es por eso que no quieres ir al comedor, sempai? ¿Por ella?
Eso era lo de menos…
-¡¿De veras?! –exclamó Gaki con indignación- ¡No puede ser! ¡No puede ser que por culpa de esa entrometida quieras perderte el almuerzo! Yo…¡puedo sacarla! ¡si, vamos! ¡La voy a sacar en volandas de la terraza y no me importa si tengo que pelear con la tortuga por eso!
Reina no acababa de creérselo, Gaki-san era tan dulce…
Tan distinto de cómo la trataba antes.
-No la presiones, Onii-chan. Mejor ve a comprar algo para los tres, a Tanaka-san le encanta este lugar.
Aika era también demasiado amable, siempre hacía de todo para complacerla sin buscar nada a cambio.
Era muchísimo mejor que ese grupo de “guardaespaldas” que se habían olvidado completamente de ella y nunca más la habían llamado.
-¿Ir a comprar? Está bien ¿Qué quieren?
-Dos emparedados de atún y unos tés fríos.
-Ok, ya regreso. No se muevan de aquí.
-¿Qué es lo qué paso, sempai? –Aika la miró con preocupación. Era obvio que estaba esperando a que se fuera su hermano para interrogarla.
-Nada –mintió- Sólo estoy un poco cansada.
De pronto le pareció que los ojos de la chica la estudiaban como si se encontrara bajo un microscopio.
-No te creo. ¿Por qué no quieres ir a almorzar? Sé perfectamente que te importa un rábano Michishige y lo que te haya hecho. Tú no eres de ese tipo ¡nada ni nadie jamás te ha detenido, sempai!
Esa boba de Aika logró que se le escapara una sonrisa.
-Está bien, digamos que hay un motivo por el que no quiero ir.
-¿Y cuál es? Te escucho.
No quería contarle, pero a la vez necesitaba mucho desahogarse con alguien, no obstante aquel asunto era demasiado íntimo. Nunca lo hablaba con nadie. De hecho, casi nadie lo sabía.
-Nada, Mittsi, ya se me pasara. Aparte, no puedo creer que Gaki-san me esté tratando de esa manera. Ya no puedo seguir creyendo que sea una actuación.
-¡Porque no lo es! Te he dicho mil veces que les gustas de verdad.
-¿Gustarle? Pero ¿por qué? ¿Por qué así tan de repente?
-Quiero mucho a mi hermanito, pero admito que es un bruto, en especial con las chicas. Siempre las trata mal y habla cosas bien feas de ellas, incluso has visto como me trata a mi a veces.
Reina asintió. Gaki siempre la trató horrible a ella también, de hecho con las únicas personas que era amistoso era con la tortuga, el chino y…ese.
-La cosa es que nunca ha tenido novia.
-¡Uso!
-No, no es broma. Tú fuiste la primera.
¡Aika tenía que estar bromeando! ¡No podía ser! ¿El apuesto y genial Niigaki Risa no había tenido novia antes?
-Pero ¿cómo?
-Te has fijado como son aquí. A la mayoría de las chicas sólo les interesa el dinero, así como a su madre, es por eso que él detesta a las chicas, porque todas las que conoce son de ese tipo.
-¿Su mamá es así?
-Mejor no hablemos de eso, pero si, de ahí viene el problema. Como sea, te voy a explicar cual es mi teoría. Como nunca ha tenido novia, es obvio que no ha besado a ninguna chica. Entonces…
-¿Fue porque lo besé?
-Exacto. Era algo desconocido para él y como a todos nos pasa, le quedó gustando.
-¡No puede ser!
Las cosas no podían ser así de simples.
-Aparte de eso, es obvio que tú no estás tras de él solo por su dinero. Yo sé que de verdad te gusta por su forma de ser y  debió darse cuenta de ello.
¡Al fin! ¡Kami-sama comenzaba a ponerse de su parte después de todo!
Pero, aun le resultaba muy sospechoso que lo hiciera de un día para otro. Eso no era normal.
-Oye tú ¿estas segura que es de verdad  y no haces todo esto para burlarte  de mi?
Aika puso los ojos en blanco.
-Vaya que eres testaruda.
-Lo siento, pero no puedo creerte. No soy ninguna tarada.
-Cuando te pida que seas su novia veras que tengo toda la razón.
-¿Novia? –la miró con escepticismo. –No me hagas reír.
-¿Qué no lo viste ayer? Cuando te fuiste con Takahashi-san estaba que echaba fuego.
Se encogió automáticamente en su asiento. Aika la pilló volando bajo.
-¿Qué pasa?
-Nada.
Se produjo un incomodo silencio, Reina sintió nuevamente los ojos de la menor clavados en su persona como tratando de ver a través de ella.
-¿Puedo hacerte una pregunta?  -consultó luego de al parecer, acabar con su estudio.
No, ella iba a preguntarle eso.
-¿Qué paso ayer entre Takahashi-san y tú?
¡Rayos! ¡Era tan astuta!
-¿En…entre nosotros? Pues… nada.
-¿Y piensas que me voy a creer eso cuando me lo dices con esa cara?
Permaneció enmudecida y sin dirigirle la mirada.
-Estoy segura de que algo sucedió ayer porque cuando fui a buscarte a tu salón en el primer receso y no te encontré, me fui al cuarto de arriba a ver si encontraba a mi hermano y a Kamei-san, pero ¿sabes lo que vi?
No, y no quería saber.
-Takahashi-san estaba…como decirlo, eufórico.
Se enderezó para escucharla con atención.
-¿Eufórico?
-Si, como si algo muy bueno le hubiera sucedido. Kamei-san estaba algo deprimido por algo que no me quiso decir, entonces él me invito  a jugar un juego de baile con él. No paraba de saltar y de reírse, incluso me tomó la mano y…fue tan extraño, se acercó muchísimo  a mí y por un momento me dio la sensación de que iba a besarme o algo así.
-¿Qué acabas de decir?
-Si, me dio mucho miedo.
¿Qué diablos? ¿Qué rayos le pasaba a ese enfermo? ¡Besar a Aika! Pero si era ¡Aika!
De pronto le invadió una corazonada y dio una gélida mirada a la chica junto a ella. Probablemente esa descarada le estaba diciendo eso para ver si se ponía celosa o algo por el estilo ¡Que tonto de su parte! ¿Cómo podría haberle prestado atención si siempre hacia lo mismo?
-¿Ah si? Así que trato de besarte, y ¿luego qué, te tocó el trasero?
-¡Sempai!- reaccionó con espanto-.Tú más que nadie sabe que él no es de ese tipo de chicos.
-Entonces ¿por qué según tú iba a querer besarte?
-¡Porque se acercó mucho y me acariciaba las manos! ¡riéndose!
-Mira Mittsi, sé que estas tratando de hacerme enfadar y te advierto que lo estas consiguiendo. Siempre lo haces ¿no? –se expresó con rabia y una pizca de resentimiento por dejarse engañar así-. Pero déjame pedirte un favor, no, ¡¿qué favor?!, ¡te ordeno que dejes de hablarme de ese maldito bastardo cada vez que se te ocurra!  ¡No me gusta! ¡Yo lo odio!
Se abalanzó con ira sobre ella, cogiéndole los hombros con brusquedad.
-¡¿Entendiste?!
Aika no supo que decir y Reina se puso de pie. No había que conocerla mucho para darse cuenta de que estaba furiosa. Se acercó hasta la baranda y la cogió con fuerza.
-Pero Sempai, no estoy mintiendo, es la verdad. Por eso te lo estoy contando.
-¡¿Para que Mittsi?! ¡Ya basta con el tema!
La menor guardó silencio, entendiendo que había conseguido colmar la paciencia de la mayor.
-Aika lo siente mucho. Ya no lo volveré a hacer.
La puerta de la escalera se abrió y apareció Gaki con dos paquetes de panes de atún que sujetaba colgando de su boca y 2 latas de té helado, uno en cada mano.
-¡Vogvi! –anuncio con el plástico en la boca.

-La cena estuvo deliciosa –declaró Ai levantando las manos con satisfacción- Oigan ¿Quién quiere ir a jugar el Just Dance conmigo?
-Yo paso –dijo Eric echándose hacia atrás en su silla-. Comí demasiado y Educación física me dejo muerto. Más que bailar preferiría echarme en la hierba a dormir.
-¿Qué hay de ti, Sayu-chan?
-Etto…
Estudió su alrededor. Eric estaba tirado en la silla totalmente knock out, Koharu todavía jugaba con su comida con cara de concentración y Jun que ya había terminado su banana estaba cruzado de brazos con cara de pocos amigos.
-Claro, pero no sé como se juega.
-¡Yay! –celebró el chico poniéndose de pie- No te preocupes, es muy simple, yo te enseño ¡Vamos!
Le ofreció su mano, sonriéndole de oreja a oreja y Sayu la aceptó con gusto. Verlo tan alegre era realmente inspirador.
Dejaron la terraza y el comedor rápidamente, Ai parecía impaciente por llegar arriba porque caminaba a zancadas, aunque Sayu se percató de que miraba por los pasillos de vez en cuando, como buscando a alguien.
Tuvo un mal presentimiento.
-¿Ai-chan, estás buscando a alguien?
-Si, después de la ultima clase Gaki-san desapareció. Le dije que quería jugar con el después del almuerzo, pero no lo vi más.
-Ya veo, pero yo soy mucho mejor compañía que él ¿no crees?
El volvió su cabeza y volvió a dirigirle una de sus angelicales sonrisas.
-Claro que sí.
Tembló de emoción.
Llegaron arriba y Ai corrió a encender la consola de color blanco. En Ube, sus primas menores tenían una y Sayu la conocía de vista, pero nunca había jugado con una.
-Toma esto –el chico se acercó con un aparato de forma rectangular también de color blanco.- Este es el control.
Ella lo recibió.
-Amárra esto en tu muñeca para que no se caiga –Ai redujo más la distancia entre ambos y la ayudó a pasar una pequeña cuerda por su muñeca. Él estaba concentrado en eso, pero Sayu se limitaba a mirarlo atentamente. Cuando sus dedos tocaron su piel sintió un cosquilleo de felicidad que invadió todo su cuerpo. Estaban tan cerca…y a solas.
-Ahora –sujetando aún la muñeca con sus cálidos dedos, se colocó tras de ella y poso su otra mano sobre su cadera.
Sayu se puso muy nerviosa al sentir su respiración en su oreja.
-Muy bien, ahora…-sus labios rozaron una de sus orejas provocándole un estremecimiento.
La música del juego comenzó de pronto sacándola de su ataque de nervios. Ai la ayudo colocando las indicaciones  susurrándole que era lo que debía seleccionar y al poco rato aparecieron dos figura humanas en la pantalla y comenzó a sonar una pista músical.
-Uhh~ love revolution uhhh oh yeah yeah yeah yeah yeah yeah –Ai tarareaba la canción en su oído.
En esos momentos su dulce e inocente corazón de chica enamorada latía descontroladamente. Ya dejo de ver lo que tenía que hacer, dejando que el chico condujera su brazo, había cerrado sus ojos. El tacto de los largos dedos del chico sobre su piel y el sonido su cálida voz era lo único que mantenía su mente ocupada.
Pensó que seria perfecto si este mágico momento nunca acabara y pudieran quedarse así para siempre.
Estaba anhelando todo eso, cuando las manos del chico abandonaron de pronto su muñeca y su cadera respectivamente.
Abrió los ojos desilusionada ¿Por qué se detenía?
Pero para su sorpresa la soltó para sujetarla de la cadera con sus dos manos.
Se quedó helada, Ai-chan la estaba abrazando.
-Eres tan hermosa, Sayu -le susurró con exquisita delicadeza- Hueles muy bien y eres una chica adorable. A mi…me gustaría poder enamorarme de una chica tan linda como tú.
Su corazón dio un salto repentino ¿Qué estaba diciendo así tan de repente?
-Me gustaría probar…
Fue una fracción de segundo en el que el mundo de Sayu pareció darse vueltas. El la solto de las caderas y se dio la vuelta hasta quedar frente a frente con ella.
La miró con anhelo mientras la música seguía escuchándose atrás incitando a todo el amor que sentía dentro de ella a florecer todavía más.
So come on!
koi mo shite
(Woo Baby)
shigoto shite
(Woo Baby)
rekishi kizanda chikyuu
naichatta
(Woo Baby)
hara hetta
(Woo Baby)
LOVE REVOLUTION 21
-Ai-chan…
-Chst –posó uno de sus pulgares sobre sus labios y se los acarició gentilmente-.Déjame hacerlo ¿si?
Se quedó muda, sin saber que decir ¿Qué podía hacer?
El chico que tanto le gustaba se volvió de pronto muy íntimo con ella sin darle tiempo a reaccionar ni entender el motivo. ¡Esto no podía estar pasando en realidad!
Su mano se separó de sus labios y se deslizó hasta llegar a su mejilla, mientras que sus ojos miraron con deseo primero a sus ojos y luego a sus labios.
Luego sólo sucedió. El chico acercó su rostro lentamente hasta el suyo hasta que sus narices y labios se rozaron.
Ella ya no pudo resistirse más. Cruzó las manos alrededor de su cuello y lo atrajo contra su cuerpo al mismo tiempo que abría su boca para dejar entrar a la lengua del muchacho.
Si, acababa de alcanzar el cielo…ya no podía pedir más en esta vida…ella…iba a explotar de alegría.
Las grandes manos de Ai bajaron hasta posarse sobre su cintura, mientras sus lenguas se entrelazaban con pasión y anhelo. ¡Se estaban devorando!
La locura siguió posesionando a ambos un rato más hasta que Sayu retrocedió abruptamente para recuperar su metro cuadrado de espacio personal.
Él la miró con sorpresa y un dejo de miedo en la mirada.
-Yo… no podía respirar –contestó jadeante, sin dejar de sonreír, igual que el que la miraba con ternura.
Luego de esperar que Sayu respirara mucho aire, Ai le preguntó:
-¿Podemos continuar?
-¡Por supuesto! –contestó tomándolo de las manos y llevándoselo consigo hasta el sofá. Esto recién comenzaba.

5 comentarios:

Danii Kaulitz dijo...

aaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa (grito Infinito)
Que????????????????
ai y Sayu que inventan??
hahahaha que sucedera???
Dani-sama me dejaste en SHOCK X_X
hahahaha Como que Mi machote Gaki no habia besado a ninguna chica wtf???
hahahahaha eso si que fue raro
y agggg como rayos Jun y Koharu pueden compartir espacio??
hahahaha eso es muy incomodo ¬¬
NOOOOOOOOOOOOOOO!!!!!!!!!!!!!!!!

Eric te bajaron por completo a la princesita T_T
agggg me da tristeza por Eric... hehehe
pero... ahh ya quiero saber que sucedera entre Ai y Sayu....

sera que se le cumplira el sueño a Sayumin???
*o*

Buaaaaaaaaaaaa!!!!
odio que se acaben los capitulos xd
hahahahaha quisiera seguir leyendooo

Dani-sama no demores onegaiii

Ame el capituloooo *o*

eusagi dijo...

sugoi!!!!!!!
daniiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!!!!
eri la mejor po......... deos me dara u ataque de la emocion wow ame ame ame esta capitulo aun que io tambien quisiera unbeso de aichan!!!! <3 porfas no tardes con el siguiente capitulo que morire de ancias por leerlo

Miki IV dijo...

OMG! Qué le ha pasado a Ai-kun!!! Un cambio total de 180° eso seguro xD
TakaShige Banzai!!! \0/ \0/ \0/ \0/
También me siento triste por Kame, pero que se le va a hacer.
Espero que Ai y Sayu no vayan demasiado rápido <.<
Gracias por el capítulo! Buen trabajo!! :)

Seryni dijo...

DANIELA!! me hiciste gritar cuando el profe estaba dejando el aula X3 AICHAN TE AMO!!!! por fin!! por fin dejo atras sus amor masoquista por Reina *^* emm aun que T^T kame!!! el tambien era lindo demasiado lindo cmo para que se quede solito TOT

y Jun ¬¬ ese Panda made in CHINA! lo dicho CUELGALO!! DASDASDASD

lo ame!!! >o<

Neko Mioko dijo...

Actualizaste muy rapido! yay!! *O*

Un capitulo lleno de fuertes declaraciones :O no me esperaba que Gaki pudiera ser asi lol pero aww ahora apoyare el TanaGaki *-* <3<3<3<3 Aun tenia mis vagas esperanzas de KameShige pero por lo que paso ;w; pero no importa aww ojala Sayu sea feliz :'D

Sigo esperando respuestas de la supuesta novia de Jun D: quiero saber TAT

Muy buen cap como siempre Eri-nyan *O* <3

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?