Seishun Collection Capítulo 26

Clasificación: R-0

Visitante Inesperada

Los 6 chicos caminaron en dirección a la salida del edificio principal. El partido había terminado hace más de una hora y quedaba poca gente merodeando por la escuela.
-Entonces…¿cada uno para su casa? –los cuestionó Eric cruzado de brazos y con un marcado tono de enfado.
-Eso es lo que parece –contestó Ai encogiéndose de hombros-. Sólo esperemos que esos dos se reconcilien.
Eric miró a su amigo con estupor. De verdad no conseguía entender cómo podía seguir sintiendo compasión por esa bruja la cual le arruinó la vida.  Bueno, podría ser porque no lo recordaba pero aun así, cada vez que se habían topado luego del accidente lo trataba pésimo y trapeaba el piso con él.
-Por mí que terminen –opinó con desprecio-. No quiero volver a ver a mi amigo triste y desnutrido por culpa de esa ramera.
Ai reaccionó con sorpresa y no era para menos, él no salía expresarse así y menos de una chica, pero esta chica en particular ya le había hecho demasiadas cosas a él y a sus amigos. Jamás se lo perdonaría.
-Es decir, no entiendo a Gaki ¿Qué tiene ella de especial? Hay un montón de chicas en esta escuela mucho más lindas y geniales que ella.
-Bueno –pronunció Ai sonriendo débilmente- Dicen que en gustos no hay nada escrito.
Su hace pocos días coronada novia que hace bastante rato no pronunciaba palabra y traía cara de funeral, se soltó súbitamente del brazo de su novio.
-Nos vemos mañana.
Ai apenas reaccionó.
-Mamá y Airi han de estar esperándome para volver a casa.
-¿Sayu? –la llamó con rostro de confusión- ¿te irás así como así?
-Estoy cansada. –se explicó dándole la espalda.
-Espera -la cogió del brazo- ¿Qué te pasa? Creí que le habías dicho a tu madre que volverías conmigo.
La chica se zafó de un tirón, se cruzó de brazos e infló los cachetes con evidente malestar.
“Kawaii” pensó Eric para sus adentros mirándola embobado. “Sayu-chan es linda hasta cuando se pone celosa”.
-Eriko-chan~
El único heredero varón de la familia Kamei brincó al sentir como unos brazos desconocidos lo envolvían cariñosamente por la espalda.
Se volteó emocionado al reconocer la voz y el olor al perfume.
-¡Onee-chan!
Una alegre y hermosa mujer de cabello corto y negro le sonrió enseñando una perfecta y blanca dentadura a modo de saludo.
-¿Cómo estas, mi príncipe?
-¡Bien! Pero ¿Qué haces aquí?
-Un pajarito me contó que hoy tenias un partido de soccer, lamentablemente se me hizo un poco tarde y llegue recién cuando ya había terminado ¡qué suerte que estás todavía por aquí y que te encontré! –le pellizcó una de sus mejillas.- Hace mucho que no te veía.
Eric asintió con una creciente alegría. La había echado mucho de menos.
-Etto…
Se percató de las miradas llenas de curiosidad que Ai, Koharu y Sayu le daban a la recién llegada. ¡Claro! Ellos no la conocían.
-Chicos, esta es Erika, mi hermana mayor.
-Y la única que tienes. ¡Hola a todos!
Los tres chicos más Aika y Jun inclinaron la cabeza educadamente.
-Ellas son Koharu-chan y Sayu-chan, y el es Ai-chan,  a quien ya conoces, pero él no lo recuerda jejeje.
-¿Sayu-chan? –repitió su bien vestida hermana en un tono alegre seguido por una risita. En ese momento su hermano se arrepintió de haberlas presentado.
Erika avanzó y tomó las blancas manos de Sayu entre las suyas.
-Así que tú eres la famosa Sayu. ¡Me alegra mucho poder conocerte al fin! Eriko me ha hablado mucho de ti. Y si, estaba en lo correcto, de verdad eres muy bonita.
El pequeño Eric sintió el calor subírsele a la cara. Debió haber previsto esto.
-A…arigatou -agradeció tímidamente y el sintió deseos de huir y esconderse.
-Puedes llamarme Erika con total confianza. Ustedes también chicos. Nee, de verdad eres muy bonita, Sayu-chan –repitió mientras la examinaba de pies a cabeza-. ¿Todo es natural, cierto?
Eric se golpeó en la frente con la mano, mientras Sayu miraba a su hermana con los ojos como platos, luego se sonrojó.
-Cla…¡claro que sí!
Aika se echó a reír y los demás la imitaron.
-Nee Eriko -Erika dejo en paz a la muchacha para ir hasta donde se encontraba él y picarle las costillas con el codo-. Tienes buen ojo todavía.
-¡Ya cierra la boca Onee-chan!
Sayu se puso colorada y él se apresuró a mirar para otro lado.
-¡Vamos! No te avergüences porque está tu hermana mayor aquí. Hace siglos que me moría por conocerla. Es de lo único que hablas en tus correos. Sayu-chan se ve bonita con esto….el cabello de Sayu es sedoso y no sé qué…Sayu–chan esto otro… ahahaha eres tan lindo hermanito.
Eric enrojeció hasta más no poder y se apresuró a esconder su cabeza de Sayu dentro de su caparazón invisible.
-¿Sabes algo Sayu-chan? Hace mucho mucho tiempo que no veía a Eriko tan entusiasmado con una chica.
-A…ahh…-pronunció la aludida sin poder articular mucho mas-. ¿Eriko?
-Así mismo, es como una niñita ¿no? –contesto dándole uno golpecitos en la cabecita como si fuera un niño de 7 años a quien estaba ayudándole a confesarse a su primer amor. Sólo que no estaba ayudando en nada y el niñito estaba a punto de estallar.
-Ya sabes es un poco tímido, pero deberías conocerlo mejor. Es el chico más dulce sobre la tierra.
-Lo sé.
-¡Me alegra mucho escuchar eso! Nee, me caíste sensacional. Y déjame decirte ¡tu ropa es hermosa! Se nota que tienes un gusto increíble ¿no te gustaría que saliéramos un día de compras? Será alucinante ¿no crees?
-Si ¿Por qué no?
-¡Yay! Así me gusta. De esa forma podríamos aprovechar de tener algunas conversaciones de mujer a mujer, ya sabes.
El castaño cobrizo levantó la mandíbula levemente. Sayu escuchaba el parloteo de la mayor con atención mientras Ai sonreía abiertamente como siempre.
¡Esa tonta de Erika! ¿Cómo se atrevía a decir esas cosas así nada más?
-¿Y qué te parece mi propuesta? También podrías venir al spa conmigo. Llevare unas fotos de la pequeña Eriko. ¡Es tan adorable, en especial cuando lo vestíamos de niña! De seguro te enamoras perdidamente de él, claro si es que ya no lo estas. Y luego quien sabe, después de eso puede que nos convirtamos definitivamente en cuñad-
-¡ONEE-CHAN YA BASTAAAA! –le gritó histérico tomándola fuertemente del brazo y apartándola del resto-.¡Sayu es la novia de Ai-chan!
-¡¿Queeeeeeeeeeeeee?! ¡¿Y porque no me lo dijiste antes?!
¡Claramente porque ella no le había dado tiempo de hacerlo con esa lengua del demonio que tenia!
Pero ya estaba hecho, ahora todos lo sabían, incluido Ai-chan.
Soltó un resoplido y dirigió su avergonzada mirada a él y al resto de sus amigos. Sayu tenía la mirada fija en cualquier cosa mientras que creyó ver cierta compasión en el rostro de los otros.
-Chicos…Ai…yo…
-¡pero qué desafortunado eres, hermanito! -exclamo Erika ya sopesada la nueva información-. Por tortuga siempre te quitan las chicas. Incluso el inocente de Ai-kun.
Abrió la boca y se puso a reír muy fuerte cuando en realidad quería echarse a llorar ¿Qué más podía hacer aparte de reír? Ya le daría después su merecido a esa bocona.
-Aún así, ha sido un gusto conocerte, Sayu-chan. Y la invitación para ir de compras sigue en pie –le dijo con igual simpatía que antes. Luego dirigió su atención en el chico de pie a su lado-. ¿Cómo estás del accidente, Ai-chan?
-Muy bien, muchísimas gracias por preguntar.
-Ya veo que si, hasta una novia linda conseguiste ¡y mira que guapetón estas! ¡ayyyyy! ¡De repente me dieron unos deseos locos de regresar a la escuelaaaa!
Eric se fijo en Sayu cuando Erika amablemente se acerco para “arreglarle el cuello de la camisa” a su novio. En ese mismo instante pudo percatarse de que su simpatía por la  recién llegada comenzaba a acabarse.
-Arigatou Erika-chan. Tu también eres muy boni…¡itai! ¡Encantadora! ¡Encantadora!
Erika río cuando vio como Sayu tironeaba la oreja de Ai en un arranque de celos.
-Parece que Sayu-chan es medio brava, ¡de la que te salvaste hermanito!
“¡Tonta!”
“¡cabeza de aire ultra comprimido!”
-En fin –Erika dejó de acosar a Ai para ir a por Jun-. No me agradaría ganarme la enemistad de nadie. Ya se está haciendo tarde ¿me llevarías a casa, Jun-chan?
El alto chino sonrió ausentemente.
-¡Llévame a casa! –insistió colgándose infantilmente de su cuello.
Eric se apiadó de Jun que ya desde hace un año debía aguantar los caprichos y favores de esa aprovechada sólo por el hecho de ser su amigo.
Durante toda su vida Erika había sido una mujer que no conocía la palabra vergüenza, discreción ni recato, a pesar de conocer a una persona por primera vez, ese mismo día era capaz de pedirle que le comprara algo o la llevara a casa, aparte de contarle la historia de su vida sin el menor reparo.
Los hombres lo hacían con gusto debido a la cara y el cuerpo que tenia, pero por eso mismo  el estaba seguro que un día iba a tener que ir a la morgue a reconocer su cadáver cortado en pedacitos por un psicópata.
¡Si hasta parecía su hermana menor!
-Está bien –aceptó Jun con naturalidad lo cual hizo pensar a Eric que ya debía estar muy acostumbrado a tener a esa adulta con actitudes de niña colgándole del cuello.
-¡Wahooo! Es una gran suerte que vivamos cerca.-comentó cerrándole coquetamente un ojo. Eric negó con la cabeza desaprobatoriamente.
Caminaron juntos hasta la salida y comenzaron a despedirse.
Sayu lo hizo especialmente arisca y fue a meterse rápidamente en la limusina de su novio. Al parecer todavía seguía enojada por lo de Reina y quizás también las tonterías que dijo Erika pudiesen haber influido en su malestar y deseos de irse.
-Disculpen chicos. Parece que Sayu está apurada –se excusó Ai y se subió al auto para hablar con ella, lo cual fue un gran alivio para el pobre de Eric. Mañana debía ofrecerle una disculpa  por lo que acababa de ocurrir. Se moría de miedo que su amigo pensara que quería quitarle la novia.
“En fin” se dijo mientras veía como la limusina se alejaba por la calle. Probablemente Ai ya pensaba eso. Si hablaba con el quizás complicaba más las cosas entre ellos y sólo conseguía que terminaran su relación.
En estos momentos se sentía la persona más horrible, o mejor dicho, eso se esforzaba por convencerse de que era.
Por alguna extraña razón la perspectiva de la separación de Ai y Sayu le causaba un prohibido sentimiento de dicha en todo el cuerpo.
Pero claro, eso estaba muy muy muy mal.
-¡Eriko! –la voz del diablo lo sacó de su sufrimiento interno y se lo llevó lejos del resto para despedirse.- ¿Cómo está todo en casa?
-Mejor, Mamá pregunta mucho por ti ¿Cuándo iras a verla hija desnaturalizada?
-¡No soy desnaturalizada! Dile que iré cuando ese viejo sin vida deje de ser tan molestoso cada vez que voy.
-Él solo se preocupa por ti.
-¡Ja! ¿Preocuparse? Lo único que le interesa es su maldita herencia y en manos de quien caerá, sino es así no insistiría tanto para que salga con ese maldito perrito faldero de Miyoshi.
-Pues el siempre ha estado muy enamorado de ti y es el asistente de papa, así que…
-Olvidemos a ese viejo tacaño y su servidumbre. Nee ¿Cómo estás? –le pregunto por segunda vez desde que había llegado, acariciando su mejilla-. ¿Todo bien con esa chica?
-Bueno, como podrás ver tiene novio y es uno de mis mejores amigos.
-No importa. Tú eres mil veces más apuesto que el. No te des por vencido, luego te arrepentirás.
Eric se miró los pies con incomodidad.
-Te quiero mucho hermanito del alma- lo besó cariñosamente en el mismo lugar que le hacía cariño-. Espero volver a verte pronto.
-Yo también –dijo mientras se quitaba el residuo de lápiz labial con molestia-. Y espero qué para la próxima te comportes mejor. ¡Bocona!
-Naaa –hizo un gesto con la mano para restarle importancia.-No me vengas a hacer creer que ella no lo sabía. No tenía cara de sorprendida. Tú solo confía en mí, gracias a mi discurso se dará cuenta de que está con el hombre equivocado.
-Ella lo ama. Es en serio.
-Y tú la amas a ella. Pero me pregunto ¿él la querrá a ella?
-Erika…
-Cuídate y sólo hagas travesuras que me puedas contar. Te adoro.
Después de eso se subió tras de Jun sobre la motocicleta y se marchó con él mientras se despedía alegremente con la mano.
Se pasó una mano por la frente y  se preparaba soltar otro profundo suspiro, sorprendiéndose rápidamente al descubrir que alguien lo cogía de la mano.
-Mittsi…
-¿Ella es muy honesta? ¿No es así?
Asintió con más pesar del que desearía.
-Demasiado.
-¿Es verdad que te gusta mucho Michishige-san?
Eric la miró decepcionado. No esperaba que ella siguiera dándole vueltas al tema y recordándole como había perdido por paliza.
-Ella es muy bonita –Mittsi lo miró con ojos centelleantes-.Ojala yo fuera así
Algún día. O tal vez como Erika-san.
-¿Qué tonterías dices? Tu ya eres bonita y mucho. Ese corte y nuevo color de cabello te queda muy bien. Hace tiempo quería decírtelo, pero ya sabes que esta cabeza q funciona un poco mal a veces.
La chica reaccionó con impresión para luego esbozar una dulce sonrisa.
-Muchas gracias.
-¿Qué gracias? Mittsi la bobita. Oye ¿vas a esperas a la parejita de oro o voy a dejarte a casa?
-¡Llévame!
-Ok, pero ando en bicicleta.
-¡Yay! ¡Qué entretenido!
-¿Es seguro con ese brazo todo roto? No vayas a quedar peor.
Aika negó con ganas, sonriente como nunca: -No está roto, no pasa nada. Vamos.
Ambos chicos montaron en la un tanto destartalada bicicleta y se marcharon por la acera en dirección al norte al mismo tiempo que veían el sol esconderse por el horizonte.
Cuando  la brisa de finales de primavera les azotaba el rostro la chica iba aferrada de las caderas del chico que le gustaba, mientras que este iba completamente sumido en sus cavilaciones. ¿Debía dejarse llevar por lo que dictaba su cabeza o su corazón?
La respuesta era clara para él, sin embargo, no quería hacer lo correcto. No quería renunciar a la chica que quería tan fácilmente.
No, no de nuevo.


4 comentarios:

Seryni dijo...

DASDASDASDASDASDSA debo reirme, sentir feo por Kame-chan, amar a Jun...dasdasdas ay ya como sea *o* SAMAAA!!! ¿Porque? ¿porque este fic es endemoniadamente genial? lo amo!!

XD Eriko, ajajajajaja que linda la hermana de Kame , con sus declaraciones brutales.... me pregunto que le hara a Jun e_e

.___. sayu sabe que Ai quiere a la delincuente? D: NOOOOO >.< TAN BONITO QUE ESTABA EL AISAYU TwT

Y.... MITSI!! dsadasddasdasdasdas ahi es donde besas a la tortuga y se casan y viven felices :D
no espera ._. no puede ser así de fácil, demo... >///< son tan lindos esos dos
ERES LA LEY SANSAMA!!!! X3

Anónimo dijo...

no puedo crér que yo lo diga pero si!!!!! esa vista es maravillosa!!!! debo decir que son buena pareja de fic owo dani!!! ame el capitulo <3

Niigaki Michishige dijo...

woooooooooooooo
Cuando publicaste?
hehehe que bueno que entre a ver xd Yayy!!!
huhu esa hermana de Kamei-san buuu haha más chismosa pa' donde? ushh como lo hizo quedar de mal al pobre jumm...
Pero awww esa tortuga es lo más bello de este mundo <3 hehehe más enamoradito de la Sayu que ni la hora le da xd...

eh???
ella y Jun??? no entendi ese pedacito xd
wtf????
amigos???
si... no me diga hahahahahaha

agg Aika cada vez es más pegada al Eric xd hehe
Suetalo que el es de la Princesita!!
bueno algun dia lo sera!!!

muahahahahaha

Wooo Sabes que me encanto, ESTUVO GENIA~L!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

sigue pronto que siempre quiero leer más xd :D

Patii_irori dijo...

quiero saber que pasa con Ai & sayu ;w; me gusto como trato Ai a reina en el cap anterior xDD aún no entiendo a jun primero era todo picaro con sayu y se le insinuaba despues lo que paso en la casa de koha no entiendo porque se fue así y luego en el partido hablaba y era muy simpatico con Ai y le hablaba de sus sentimientos aaaaaaaaaa morire de la curiosidad por culpa de jun ;w; no le entiendo!!!! sigue con el fic se esta poniendo muchisimo mas interesante quiero ver porque jun es así ;w; quiero ver que pasa al final con todo ;w;

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?