The sweet revenge

Clasificación: R-18

La castaña entró a la primera sala que encontró y cerró la puerta. Lanzó a la pelinegra al suelo sin la menor consideración y trancó con llave la puerta asegurándose de que no pudiera salir.

-¿Para que fue eso Reina? – dijo Eri levantándose del piso.

-Para que no puedas salir kamei… - aquellas palabras helaron el cuerpo de la pelinegra, sin embargo ella no era de las que se rendían fácilmente. Agarro lo primero que se encontró, sin embargo Reina había sido rápida y se lo había arrebatado.

-Ni lo intentes Kamei, sabes que no podrás luchar contra mi.

Con eso hizo callar rápidamente a Eri.

La castaña la miro de arriba abajo. El uniforme se le había pegado a su cuerpo por completo, la camisa blanca se había vuelto transparente, dejando notar unos senos muchos mas grandes de lo que ella creía que eran. El cabello negro de Eri estaba empapado y algunos mechones caían desordenados en su frente. Siempre la había visto insignificante y nada atractiva, sin embargo, así tenía cierto brillo que no había visto antes. Su venganza hacia ella iba a resultar más placentera de lo que pensaba.

-Eres una basura! – Gritó Eri – Debí suponer que harías algo así.

-Que esperabas… - Dijo Reina – Si hay algo que no tolero, es la burla…Y o toleraré que alguien como tu se burle de mi.

Reina comenzó a caminar hacia ella amenazadoramente. Eri retrocedió y tomo una silla, lanzándola contra ella. La castaña la esquivo satisfactoriamente. Aquello iba a resultar mas divertido de lo que ella esperaba; la torturaría un poco… y después se vengaría.

Eri seguía lanzando sillas. Deseaba que hubieran mas cosas a su alrededor pero estaba en un aula de clases olvidada, ¿Qué otra cosa podría lanzar, mesas?

-Sabes Kamei? Creo que no hay nadie en este instituto que te conozca más que yo –dijo mientras se acercaba más esquivando todas las sillas – ¿Quien podría ver detrás de esa imagen de virgen intelectual mas que yo?... debes sentirte frustrada de no ser deseada por nadie en todo el instituto…claro, sacando a Junjun, esa tiene sexo con cualquiera que se le atraviese…no tiene clase al elegir.

-Eres una idiota Tanaka! – Dijo lanzando una silla con tanta rabia que acertó dándole en el hombro, Reina dejo salir un gemido de dolor, mas aquello lo único que hacia era darle mas fuerzas para seguir; Si antes tenia cierta lastima de lo que iba a hacerle, ahora no le importaba en lo mas mínimo.

Lagrimas de rabia corrían por las mejillas de la pelinegra, no iba a soportar mas humillaciones por parte de Reina, no más, ella sabia bien quien era; Kamei Eri ; inteligente pero no muy linda y asó estaba bien. Eso no implicaba que le gustara que se lo recordasen a cada instante.

-Mira Tanaka! Te lo diré una sola vez y espero que te quede bien claro! – Dijo Eri aprovechando que la castaña aún se quejaba del dolor de su hombro – Se que no soy una modelo como tu noviecita, pero al menos tengo personalidad y dos dedos de cerebro para defenderme de imbéciles como tu! – Y con esto último tomó otra silla que lanzó nuevamente aprovechándose de la poca atención que tenía Reina en aquel instante.

La silla cayó sobre su espalda mientras soltaba otro gemido y Eri corría hacia la puertapara salir. Al ver que era imposible abrirla, empezó a pegar con sus manos en ella gritando, esperanzada de que sus ruegos fueran escuchados por alguien. Reina se levantó adolorida y con mas rabia que nunca dentro de ella.

¿Quién se creía esa insignificante para golpearla de aquella forma? Ella era la única que se había atrevido a golpearla en innumerables ocasiones y de alguna manera había escapado ilesa; eso estaba a punto de cambiar.

Eri no se rendía, seguía pateando la puerta y golpeándola con sus puños todos lo que se podía. ¿Por qué? ¿Por qué le tenia que suceder aquello precisamente a ella? ¿Por qué Reina siempre se ensañaba con ella? Con tantas chicas que habían en el instituto.

Sintió que la agarraban del brazo y la volteaban bruscamente pegándola contra la puerta fuertemente y sin la menor delicadeza. Reina se pego contra el cuerpo de la pelinegra rozando sus labios y aspirando su aliento.

-De aquí no vas a salir ¿no lo entiendes?

Eri respiraba el aliento de la castaña, mientras sentía como esta cada vez más se pegaba a ella, sin dejar espacio alguno entre sus cuerpos. Soltó un gemido de dolor ante el hecho de estar aplastada contra la puerta. No se dio cuenta cuando ni como, pero la mano de Reina había comenzado a moverse paseándose por sus piernas y secando las gotas que rodaban por ellas. Eri gritó ante aquello y trato de empujarla pero no pudo. Forcejeo con todas sus fuerzas pero entonces la castaña dejo de jugar rozando sus bocas y mordió el labio inferior de la pelinegra. Eri sintió un choque de electricidad recorriendo todo su cuerpo, Reina pudo sentirlo perfectamente… y le gustó. Dejo de morder su labio para besarlo con ímpetu mientras con ambas manos la pegaba mas a su cuerpo, sintiéndola.

No estaba resultando nada desagradable como ella pensaba que iba a ser. Su venganza se iba a dar de aquella forma; La iba a hacer suya en ese mismo momento. No mintió cuando dijo que nadie la conocía mas que ella, pues quien realmente conoce a fondo a una persona es la que sabe sus debilidades a la perfección.

Sus labios completamente vírgenes eran de ella. El sabor de ellos era inigualable, la suavidad que poseían bien daban ganas de morderlos nuevamente. Iba a enseñarle a besar, pues la chica aunque había dejado de forcejear, aun se resistía a seguirle el paso. La lengua de Reina penetro su boca intensificando el beso y sacando algunos gemidos por parte de ambas. El cuerpo de Eri temblaba y se estremecía al sentir el contacto de sus manos, aquello ella jamás lo había experimentado con nadie. Normalmente se acostaba con personas que tenían ya experiencia y no sentían los nervios que Eri presentaba. Era muy extraño para ella que antes sus caricias, alguien temblara tanto… de cierta forma daba risa. Iba a envolverla en sus redes y sabia como.

-No estas harta de ser siempre la niña perfecta? – le dijo mientras mordía su cuello - ¿Quién te agradece tanta dedicación? Tus amigas de verdad aprecian lo que haces por ellas? Ni siquiera han notado tu ausencia en estos momentos. Solo te  usan cuando te necesitan, cuando quieren que las ayudes en algún deber o a pasar de año porque sus pequeños cerebros no pueden con todo mientras que tu si. No estas harta de ser usada por todos?.

Lagrimas seguían corriendo por el rostro de Eri. Aquello era cierto, era lo que ella siempre había sentido y por eso un vacio siempre había existido en su interior. Es que nadie lo hubiera puesto mejor en palabras que Reina, era humillante hasta que punto la conocía. Como podía darse cuenta de todo aquello que ella tanto se esmeraba en ocultar? Precisamente ella, su peor enemiga.

Sin embargo, si la pelinegra la dejaba tocarla, si la había dejado aproximarse a ella había sido no por sus palabras, porque ella ya conocía aquellas verdades; si no porque estaba harta de ser usada, de ser “perfecta”. Todo tiene un límite, una raya de la cual pasar seria terrible. Los sentimientos de Eri habían cruzado la línea entre lo soportable y lo insoportable. Ya no quería ser más así, se odiaba, ya no quería ser ella un solo día mas ¿Por qué había dejado que todo llegara hasta aquel patético instante? ¿Por qué siempre se había empeñado en guardar lo que sentía? No, ya no mas. Desde aquel día iba a destruir a Kamei Eri ; ella iba a ser su propia verduga. Acostarse con Reina… ¿Por qué no? La virginidad no era tan importante … ¿o si? De cualquier forma nadie se enamoraría de ella, la perdería en algún momento con alguien que seguramente la utilizaría, como todos. No, prefería perderla ahora y sin amor. Así no la lastimarían. Su peor enemiga era la persona perfecta, si, pues seria su venganza contra la ignorancia de sus amigas. Todos esos años y nunca se habían de cómo ella se sentía, nunca les había importado. Solo eran ellas dos y ella sobraba ¿romper reglas? No solo rompería con las reglas de todo lo normal que se podría pedir en ella, si no también con las de lo intolerable. Seria su protesta contra el mundo entero. Tal vez nadie la escucharía, sus amigas seguramente nunca se enterarían de que se había acostado con su peor enemiga; pero ella lo sabría y eso seria suficiente. Solo tendría que mirar a Ai y a Risa y pensar que aunque ellas no tenían idea de lo que había hecho, tenían la culpa de todo, todos tenían culpa de todo.

Reina noto las lagrimas que corrían por el rostro de Eri y sin embargo, ella no parecía detenerla en ningún instante. Ante aquello, comenzó a ser mas amable y dejo de tocarla con tanta brusquedad… no supo porque, pero lo hizo. La beso y esta vez ella permitió que su lengua entrara por completo quitándole todo el aliento que le restaba. Eri no sabia que hacer, así que sus manos se mantenían en el aire mientras Reina la tenia pegada contra ella y la besaba.

-Solo tienes que seguirme… -dijo Reina notando la confusión de la chica, tomo sus brazos y los coloco detrás de su cuello mientras volvía a besarla.

Sus labios eran tibios y suaves. Eri comenzaba a aprender como era aquello de “besar” y pronto siguió perfectamente el ritmo de la castaña. Reina se sorprendió de lo rápido que aprendía. Claro, así tenia que ser ¿Era perfecta no?. Aparto con sus manos los mechones azabaches de su rostro aun lleno de gotas de agua mientras le sacaba la chaqueta. Tomo su cintura y la pego a la suya , mientras sus manos acariciaban sus muslos subiendo y subiendo. Eri se estremecía y cada vez que sentía que iba a dejar salir un gemido se mordía el labio con fuerza; se iba a sentir realmente estúpida dejando salir sonidos extraños.

¿Cómo puede ser que seas tan fría Kamei? Pensó la castaña al ver que cualquiera ante lo que sucedía ya hubiera caído rendida y sin embargo ella aun parecía resistirse en el fondo. Se resistía a lo inevitable.

Iba a resultar un poco más difícil de lo que creía.

Reina dejo que sus manos subieran aun mas por sus muslos hasta tocar por primera vez su parte mas intima y funciono, todo el cuerpo de la pelinegra tembló y su corazón pareció detenerse. Morder su labio no sirvió de nada en aquel instante. Los nervios parecían querer vencerla.


-Tranquila… Le susurro en el oído mientras bajaba por su cuello besándolo, conteniendo las ganas de morderlo. Sabia que si lo hacia la asustaría mas de lo que ya estaba.

Maldita sea…es por esto que no me acuesto con vírgenes…pensó la castaña. Quería ser ella, actuar como siempre lo hacia al acostarse con alguien; pero no podía, porque era la primera vez de Eri y podría asustarse ante sus “métodos”. Hubiera sido mas fácil si no fueras una bendita monja Kamei!.

Eri decidió que tenia que actuar mas, o de lo contrario, la castaña podría hartarse e irse y ella se quedaría sin su venganza. Las manos suaves de la pelinegra corrieron por el cuello de Reina bajaron por su pecho, comenzando a desabrochar su camisa mojada. Esto le gusto a la castaña, por lo menos ya no todo el trabajo era suyo. Justo cuando acabo de desabrochar los botones, Reina la había tomado por detrás y levantado para colocarla sobre una mesa. Eri desvió su mirada hacia el perfecto abdomen plano de Reina que ahora estaba totalmente descubierto solo dejando mostrar un lindo brasier color rosa, mostraba ese cuerpo que hacia suspirar a miles de zorras del instituto. Hasta Niigaki que era una “Anti-Reina” había dicho alguna vez: “Maldita Tanaka, solo porque es la mas guapa del instituto se cree la dueña del mundo”.

Reina abrió las piernas de la chica, que se encontraba sentada en el filo de la mesa y se coloco en medio de ellas, mientras comenzaba a besar y morder su cuello. Eri sentía las manos de la chica sobre su blusa, tocándola. Pronto se asusto al darse cuenta de lo que hacia reina y se tenso.

No puede ser…que estoy haciendo? Pensó Eri, pero no iba a parar, no ahora que tenia el valor para hacerlo.

Reina sonrió al notar la tensión de la pelinegra y pudo darse cuenta porque estaba así. La inocencia de Kamei había llegado a causarle gracia.

Eri dejo sin querer salir un gemido cuando Reina tomo con sus manos uno de sus senos. Tenia que admitirlo, tenia unos pechos de tamaño perfecto, ni muy grandes ni demasiado pequeños, simplemente perfectos. No tenia un cuerpo que quitara el sueño, mucho antes de comenzar a desnudarla lo sabia. Sus curvas no eran muy pronunciadas como las de Sayumi (Si, sayu es la novia de Reina) mas sus piernas bronceadas por completo eran espectaculares ,. Si eso era, le encantaban los senos y las piernas de Eri..lo mas hermiso que vería sin duda eran sus hombros en cuanto le quitara la blusa y eso fue lo que comenzó a hacer, desabrocho los botones rápidamente y Eri se sorprendió con la habilidad y facilidad que lo había hecho.

Claro tonta, eso es lo que hace todos los días; desabrochar blusas de tipas…-pensó-
Se sintió avergonzada cuando Reina le quito la blusa por completo y quedo simplemente con un sostén blanco. Estaba semi desnuda delante de Tanaka Reina! Era humillante y vergonzoso! Que estaba haciendo se había vuelto loca!.
Reina no perdió tiempo y mordió los hombros de la pelinegra. Eran simplemente hermosos, la boba resulto tener lo suyo. Eran pequeños detalles que la rodeaban y lograban excitarla.
Eri no supo cuando pero de repente sintió que su sostén se había desabrochado. Reina lo había hecho con una sola mano y en cuestión de segundos. Se separo de ella solo unos centímetros para sacar completamente el sostén que dejo caer al suelo.
La beso con intensidad mientras que con unas de sus manos levantaba una de sus piernas acariciándola y con la otra apretaba uno de sus senos. Sus labios bajaron, mordiendo su cuello y sacando gemidos de la pelinegra, estaba segura que de aquellas mordidas quedarían marcas. Siguió bajando, hasta llegar a sus pechos. Eri dejo salir un grito ahogado al sentir la mano de Reina moviéndose debajo de su falda. La castaña levanto solo un poco la mirada para observar la expresión de la pelinegra ante sus caricias, siempre lo hacia, para comprobar que estaban disfrutando. Aunque de antemano sabia que con ella seria diferente, bueno, con ella todo era distinto.
Levanto su falda y tiernamente la despojo de su ropa interior, rozando con sus dedos los muslos de Eri.
Estaba lista, no quedaba nada mas que hacer, ahora vendría lo mas difícil. Pudo ver el temor reflejado en los ojos Marrones de la pelinegra, temblaba demasiado y todo su cuerpo estaba tenso entonces se inclino y acerco sus labios al oído de Eri.
-No te haré daño, tranquila – Le dijo mientras le daba un beso que logro tranquilizarla un poco.
Muchas cosas pasaron por su cabeza. Una de ellas fue que aun podía arrepentirse. Pero no, no quería, ya había llegado demasiado lejos y no iba a detenerse ahora. La castaña abrió más sus piernas y suavemente se acostó sobre ella penetrándola con sus dedos. Eri nunca en su vida sintió un dolor tan agudo como aquel. Sintió como este se extendió por todo su cuerpo y no pudo hacer nada más que dejar salir un leve gemido de dolor. Mordió su labio inferior mientras se aferraba a Reina, quien no se movía y permanecía estática, como tratando de causarle el menor sufrimiento posible.
Maldita sea y ahora que? Pensó la castaña. Nunca en su vida había penetrado a alguien que jamás hubiera tenido relaciones sexuales. Podía sentir el cuerpo tenso de Eri debajo de ella y sus manos apretándola fuertemente mientras parecía contener el dolor.
-¿Estás bien?- le dijo al no saber que hacer
-Como si te importara – Dijo Eri dejando salir unas lagrimas.
Claro que no le importaba, se estaba vengando! Pero por lo menos, ella debía haber tenido alguna consideración con ella ya que se había tomado la molestia de ser amable no?, pero no, así era Kamei Eri, una estúpida con una personalidad difícil. Tuvo unas ganas de golpearla, pero no lo hizo, solo dejo salir un respingo lleno de rabia. Eri lo noto y se dio cuenta de que era hora de fingir que no se odiaban tanto.
La mano de la pelinegra acaricio la mejilla de la castaña suavemente.
-Ya estoy bien…-dijo
Reina fijo sus ojos en los marrones de la chica y entonces comenzó a mover su mano dentro de ella. Eri gimió sonoramente al sentir la mano de Reina introducirse profundamente en su interior. Era una sensación un tanto extraña, mas increíble. Nunca pensó que estaría en verdad “disfrutando” estar con Tanaka. ¿Qué le estaba pasando, es acaso que estaba loca o quue? Era Tanaka Reina! No podía estar disfrutando que ella la tocara, que ella la hiciera suya.
Tranquila Eri…solo estas teniendo frívolas relaciones con alguien a quien no quieres…solo eso…nada mas, se dijo así misma, convenciéndose de que no se trataba de otra cosa  lo que empezaba a sentir en su interior.
Reina movía su mano dentro de ella hábilmente, penetrándola cada vez más mientras que una de sus manos recorría el cuerpo de la chica. Iba a marcarla para siempre, no habría ni un solo lugar de su piel que ella no hubiera tocado.
Eri se rindió , no podía tragarse mas los gemidos de placer. Los dejo salir ya sin importarle realmente nada.
Reina tomo las manos de Eri y las puso arriba de su cabeza, impidiéndole que pudiera tocarla y mordió su cuello, succionando la piel y dejando una marca en el. ¿Por qué siempre se resistía a hacer lo que ella decía? ¿Por qué era la única que se atrevía a contradecirla?.
Llevaban ya algún tiempo teniendo relaciones, la castaña controlaba la situación perfectamente extendiendo la duración del momento. Eri sentía que ya no podía mas, sus piernas estaban a punto de ceder. Reina pudo sentirlo y soltó sus muñecas para sostener una de las piernas de la chica y mantenerla firme. Por un momento la pelinegra pensó que iba a desmayarse, pero no fue así.
Reina no comprendía, las cosas habían resultado como ella quería, pero no como ella suponía que iban a suceder. Ella pensó que Eri caería fácilmente porque bueno, nadie se resistía a “Tanaka Reina”, pero no fue así, lo podía sentir. No se estaba acostando con ella por debilidad, lo sabía.
¿Porque permites entonces que esto suceda? ¿Por qué?- pensó. Pero ya no le importaba, su venganza sería dulce. La boba, la nerd iba a pagar caro.
Con un ultimo movimiento se desplomo sobre ella, sintiendo los latidos rapidos de su corazón.


“…Ellas estaban más unidas por sus debilidades de lo que creían…Reina y Eri, Eri y Reina, no importaba el orden de nombre ni nada de los demás…en ese momento y para siempre son y serían una sola persona…”

13 comentarios:

Seryni dijo...

Ahora si ya puedo comentar *w*
OMO!! tenia años (?) mm no se que tanto pero ya tenia tiempo que no leia un TanaKamei X3 uno asi de rudo !LIKE INTENSO!!! Patti-chan BIEEEN!! >.< OHH SIII BIEN Reina super yankee jajaja pero Eri no se lo dejo fácil X3 tampoco vi que Kamechan tuviera un rol así tan.... mmm como decirlo? :/ ser muy X lol

Este se va a mis favoritos sin duda :D

Patii_irori dijo...

haii pero kame a pesar de ser "X" no fue tan baka y se la puso dificil a Reina xDD Reina yankee 4ever wii xD

kari de kamei dijo...

ALFIN!!!! tu primer fic one!!!
debes escribir mas po
aunq owo sigo con mis dudas jajajaja XD

Patii_irori dijo...

Tus dudas juju :x
es que a veces se me corta la inspiracíon y no regresa mas..
Voy a ver si termino los demás.

Angie Katina dijo...

Orale! No me esperaba algo como esto! Pero debo decir que me gustó mucho el trama, muy intenso!

Personalmente soy fan de Reina Yankee, me encanta cuando es Yankee, y en los momentos cuando le tenía compasión y consideración a Kame fue muy dulce.

Me sentí identificada con Kame,en esta historia nuestras personalidades son muy similares (demasiado), creo que eso fue lo que me atrapó personalmente. Y bueno luego la parte +18 estuvo increible jejejeje!! (>///<) me hubiese gustado que continuara más, así de genial estuvo jajaja, felicidades, va para mis favoritos!

Patii_irori dijo...

wiwiwiiw muchisimas gracias por tomarte la molestia en leerlo >///< estaba nerviosa no sabía si iba a gustar, la verdad me tarde mucho en hacerlo ya que mi inspiración se iba y regresaba y así estaba, al principio pensé en un Gakikame pero no soy yo si no pongo a mis rokkies xD aparte pensé que Reina le quedaba mejor ese papel de ruda xD en sus partes de compasión a kame la verdad las puse porque en el fondo reina no es tan mala como dice ser ^^u y lo del lemon bueno..fue la parte mas dificil de hacer esa es una de las razones por la cual me tardé mas jajaja nee querías mas lemon golosona xDDD (?) de verdad me alegra que les haya gustado ToT soy feliz♥♥♥

Angie Katina dijo...

(o>ω////<)hazukashi ... aw también me encanta GakiKame sería genial leer uno!! bueno de hecho quisiera leer más de las rokkies *Se emociona* ^^ más que eso espero poder leer más de tus fics!!! *v*) soy tu "fans" XD escribes genial!

Patii_irori dijo...

-Muere de pena- muchisimas gracias de verdad, en cuanto me de otro atacaso de inspiración escribo, claro no prometo aún pero más adelante escribiré mas n///n

Kameririn (Admin) dijo...

jxcdbehjvbxjhevdbhx disculpa la demora pati! subí el fic justo el dia que me fui de viaje y volvi hace poquito, pero no creas que me iba a olvidar de comentar. Llevo tanto tiempo esperando leer tu trabajo, me alegro que hayas perseverado hasta que lo hayas subido!!! y lo mejor, te quedó genialosooooooooooo! Omedetou! *o* tienes mucho talento y debes seguir escribiendo cada vez que te de un atacaso!!!
Respecto al fic en particular...un tanakame eh! no me lo esperaba, pero fue una agradable sorpresa! aun mas que fuera lemon! chan! para ser tu primer fic, demostraste mucha experiencia, en especial con el lemon jujuju BRAVO!! te felicito una y mil veces, me encantó. Sigue así por favor =)

sakitan dijo...

orale patty apenas lo lei esta genial pero falto como el inicio de por que se odian que fue lo que sucedio para llegar a esa parte cuando la lleva al salon como sucedio eso...... que problemas tuvo con las demas ( Ai, risa, sayu, junjun etc.... pero me gusto tu fic muy bueno has mas fic y no seas como kari XD que tambien ya no le llega segun ella, mas idea para hacer fic jajajaja

Patii_irori dijo...

Arigatou dani-chan ;w; espero con ansias el seishun ;w; y saki es cierto >w< quería hacer la parte del porque el odio y eso y lo habia hecho pero quedó extraño y yo soy muy maniática xD y era porque estaba mas inspirada en la parte del lemon e////e creo que si continuo con el mundo de los fics no verán mmuy a menudo lemon de mi parte ya que se me hace dificil y mas si es yuri ;w; tengo que estar muy inspirada para escribirlo xD y dani-chan lo del tanakame xD puse a reina porque es la indicada para ser "ruda" en eso >///< en un principio quería Kameshige pero mi sayu es muy tranquila para ese papel xDDD y el Gakikame que te dije anda por ahí en un cuaderno y ese no lo termine porque estaba bien cursi LOL Estoy felix de que les haya gustado \o/ -Rueda- muchas gracias :33

GakiShige de Takahashi dijo...

Santo dios, que cosa tan caliente. me encantoooo
estuvo bien interesante... Amo los fic TanaKame, me encanta es pareja tan dispareja!!!
Buen trabajo

Anónimo dijo...

escrbe mas fanfics lemon porfis me encantan pero que sean KOHASAYU!!!!
Porfis
Bye con amor

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?