Shouganai Yume Oibito (Cap.13 "el primer paso")

Actualizacion XD capitulo 13 listo!! Esto va dedicado para Akihiko, Lala y Lovely XD nuestro lectores Karientes ajajaja pero en especial a lovely *.* grax niña!!
Clasificacion:R-16 (me ha costado eh!)



Seguir leyendo...

Abri lentamente los ojos. Estaba aterrorizada y mi cuerpo temblaba tanto que no podía controlarlo. Poco a poco baje mis brazos, mirando a mí alrededor. No había sucedido nada. Mire mis manos, mi cuerpo en general. Todo estaba bien. –“¿Ai?”- escuche, levante mi mirada. Un grito se ahogo en mi garganta. ¿Qué hacia ella aquí?.

Aun sin creer que estuviera frente a ella, se acerco más a mí, mirando fijamente mi rostro.

-si…¡Eres tu!, ¡Dios mío! ¡Estas viva!-sentí su repentino abrazo, sofocándome. Mi cabeza flotaba en un mundo sin sentido. Toda esta estaba sucediendo demasiado rápido.-¡Lo sabia!, en el fondo de mi corazón lo sabia.- Tomo mi rostro, formando una sonrisa en su boca y volvió a abrazarme.-¡Todos están preocupados por ti! , ¡Te creen muerta!- Muerta, esa palabra me hizo volver en si.

Me separe lentamente de la chica. Esto no estaba bien…no lo estaba.

-mako chan…¿Qué haces aquí?-Makoto Ogawa era una de mis mejores amigas en Fukui. Ambas íbamos juntas al kínder y posterior mente a la primaria y secundaria. El día que emprendí este viaje a una nueva clase de vida considere mencionárselo, pero no iba dentro del plan…ella no debería saberlo, nadie. La Ai Takahashi de ese mundo ya no existe.
-eso no importa ahora, ¡dios mío estas viva!, ¿Por qué huiste así?, tus padres están destrozados…

-no hables de ellos.- interrumpí mirándola con desaire y camine de regreso al parque.

-¡Espera!-Grito Mako, siguiéndome hasta tomar de mi brazo.-no se que sucedió…pero tenemos que hablar…Ai estaba muy preocupada por ti…espera un poco.

Mako era la persona que menos merecía este trato por parte mía, ella siempre me apoyo en mis momentos mas complicados, aquellos días en que la soledad era mi única fiel compañera.

Asentí mirando sus ojos, ella lo sabe, jamás le negaría nada. Mako volvió por el carro y lo estaciono cerca. Espere con mis brazos cruzados. Empezaba a refrescar y olvide mi suéter. Activo la alarma y corrió hacia mí.

-Listo…vamos a ese lugar- señalo un pequeño restaurant. Asentí y caminamos en silencio.

Elegimos una mesa apartada.

-Realmente…realmente me alegro de ver que estas bien-le sonreí con agradecimiento.

-no era mi intención…que todo esto sucediera.

-claro que no…pero ¿Por qué?. ¿Que te sucedió Ai-chan?-analice sus preguntas. Por que lo había hecho. Ni yo lo sabía con exactitud. Aquella tarde que volví a casa, agotada por el trabajo vespertino y obviamente la escuela, mis padres ni mi hermana menor se encontraban. Tenía hambre por lo que fui directo a la cocina. Abrí el refrigerador y no encontré nada más que botellas de cerveza. Cerré la puerta con fuerza. Odiaba eso, durante ya hace casi 2 años que trabajaba en esa cafetería donde la explotación era un tema sumamente conocido, todo para que el dinero llegara a manos de mis padres y los usaran sabiamente, pero en cambio me encontraba con algo así. Mis amigas me comentaban que cada día me veían más delgada y creo que jamás imaginaron que era por la falta de alimento en mi supuesto hogar.

Mi padrastro era un concepto del cual jamás me agrado referirme. Cuando cumplí 5 años este hombre llego a nuestras vidas. Siendo un hombre ejemplar y cariñoso. Una mascara muy bien trabajada diría yo.

Nos tomo solo unos meses conocer al verdadero sujeto en el. Pero aun así mi madre lo aceptaba.
A pesar del poco cariño que recibí de el durante toda mi infancia, jamás nos falto el sustento y es algo de lo poco que se le puede agradecer. Hasta que el barco se hundió.

La crisis económica hizo que la empresa donde laboraba quedara en quiebra. Fue un desastre total para miles de familias. Mi madre nunca ha trabajado por lo que el daño en nosotros fue quizás el doble. Como era de esperarse la presión cayó en mí. Al conocer la situación inmediatamente busque un empleo de medio tiempo, algo que ayudara económicamente a mi familia. Mi hermana aun es pequeña para estar pensando en este tipo de cosas.
Camine hacia el sofá y me tire. Segundos después me arrepentí. Un dolor punzante me hizo retorcerme contra el sofá. Lleve mi mano a la zona de dolor. Mi estomago. Levante lentamente mi playera. Una gran masa morada se formo en el. La sangre concentrada en ese lugar me recordaba lo miserable que era mi vida. Imágenes de la noche anterior me atormentaron.

El se encontraba ebrio como ya era costumbre. No recuerdo ni que fue lo que le hizo explotar, arremetiéndose contra mi madre. Jamás soporte eso. Ya lleva tiempo desde que estos acontecimientos se han venido dando. Pero jamás había intervenido.

Me levante del sofá y tome un poco de hielos. Los coloque sobre la piel enrojecida. Suprimí un gemido de dolor. Odiaba esto, odiaba pasar por la misma situación día con día, una rutina que se convertía en mi tormento. Sin embargo jamás me queje de nada.

Pasaron unos meses y la situación era la misma. Deje de ir a la escuela, mas que nada por vergüenza a que me vieran en ese estado. Durante ese tiempo trabaje horas extras con la cual ahorre dinero que jamás les entregue. Cuando finalmente alcance la cifra necesaria para largarme de ahí lo hice. Sin mirar atrás volví a la casa, tome mi maleta y dije adiós a mi eterno sufrimiento.

-¿Dónde has estado todo este tiempo?-pregunto mako de repente, recordándome que seguía allí.
-¿recuerdas aquel instituto del que tanto te hablaba?

-claro…el de las niñas ricas… ¿eso que tiene que ver?-sonreí y asentí. Mako capto mis palabras y me miro con asombro.- ¿Cómo es posible?

-Me tomo mucho tiempo de esfuerzo inhumano conseguir tanto dinero-dije con ligero sarcasmo en mi voz. Y claro que lo había hecho.-por el momento estoy bien pero…el dinero se me ha acabado.

-espera…no comprendo nada… ¿Por qué no vuelves a…

-no lo hare-la corte de inmediato-lo he decidido…no volveré ahí.

-pero por lo menos deberías decirles que estas bien…

-No-corte de nuevo- Mako-tome su mano y la mire suplicante- no le digas a nadie por favor. Si se enteran…si el se entera vendrá por mi…aun pueden hacerlo…hasta que sea mayor de edad tienen control sobre mi…

-pero…

-algún día lo entenderás…además…ahora estoy bien…tu lo puedes ver…estoy sana, tengo muy buenas amigas, tengo un lugar donde dormir tranquilamente…un verdadero hogar para mi.
Ahora ellas son mi familia.

Los ojos de Makoto se inundaron y se acerco para abrazarme. Respondí a su muestra de afecto. Me alegraba saber que por lo menos a algunas personas les importaba mi bienestar.

-¿Por qué nunca respondiste mis llamadas?...lo hubiera entendido…

-no podía hacerlo…tenia que seguir con lo que me había propuesto. Tantas veces quise contestarte, decirte que estaba bien…-El celular en mi bolso comenzó a sonar. Makoto me sonrió y me pidió que contestara. Asentí y tome el artefacto con mis manos.

-¿Alo?-espere un segundo. Un suspiro se escucho del otro lado de la bocina, seguido de la voz de Risa-¿Risa?, ¿estas bien?-pregunte, tardaba en contestar por lo que los nervios me carcomían.-¿Dónde estas?...ok espera ahí…no tardare.-aleje el celular de mi oído y vi como la foto de Risa desaparecía.-Tengo que irme-informe algo apenada.

-no hay problema….¿todo bien?

-si-asentí-es mi amiga…la escuche rara…tengo que verla-me levante del asiento. Mako hizo lo mismo.

-¿te llevo?...llegaras mas rápido. Además ya esta oscuro…puede ser peligroso-Pensé decirle que no pero ahora no podía andarme con una actitud orgullosa. Pagamos la cuenta (que realmente no consumimos más que vasos de agua XD) y caminamos hacia el coche. Unos 5 minutos llegamos a donde Risa me había indicado. Desesperada baje del coche. Vi la silueta de Niigaki, sentada en la banqueta.

-Risa…ya llegue-comente agachándome para mirar su rostro. Sin decir nada me tomo del cuello y me beso. Mi cabeza dio vueltas, mareándome por el repentino acto. Caí de rodillas entre sus piernas y no perdí mucho tiempo para corresponderle, abrazando su cintura. Aprovecho el ligero momento de inspirar aire para explorar mi boca con su lengua. Solté un ligero gemido por la impresión. Nuestras lenguas batallaban en un arduo movimiento. Jamás habíamos experimentado algo así, pero he de admitir que lo disfrute con toda mi alma. Nos separamos buscando exageradamente algo de oxigeno para nuestros pulmones.

-veo que ya encontraste a tu amiga si que me retiro- Es verdad, había olvidado por completo que venia con Makoto. Esta sonrió acercándose a Risa para brindarle su mano. Risa comprendió y estrecho la suya contra su mano.- Ai por favor por lo que mas quieras contesta mis llamadas esta vez…Konno estará encantada de verte.

-Mako…sobre eso-me levante para quedar a su altura.-quisiera mantenerlo en secreto…

-Es konno Ai-chan…no dirá nada te lo aseguro…por favor…podríamos vernos donde mismo…puedes llevar a tu novia-mire a Risa quien se encontraba sonrojada por dar tal espectáculo a mi amiga.

-esta bien…¡pero nadie mas!-Mako sonrió y me dio un ultimo abrazo, se despidió sonriéndonos.-¡cuídense chicas!

Levante mi mano, despidiéndome, insegura de haber hecho lo correcto. Unos dedos se enroscaron en mi mano libre. Mire hacia abajo. Risa esperaba a que me sentara junto a ella.

-¿todo bien?, ¿Qué haces aquí?...hace frio…

-lo se-dijo acurrucándose contra mi. No dude en cubrirla con mis brazos.-no quiero volver a casa si ella esta ahí.

-¿ella?...

-mi abuela-escuche el rencor en su voz. Conocía ese sentimiento. Es similar al que tengo hacia mi padrastro. Serenamente acaricie el cabello de Risa.

-¿y a donde quieres ir?...aquí podrías resfriarte…

-donde sea me parece bien-dijo haciendo un mohín.

Sonreí con ternura.-caminemos…eso nos quitara un poco el frio.-Risa acepto y emprendimos camino por los alrededores del lugar. Me tomo fuertemente de la mano. Como si temiera perderme. Tenia que admitir que Risa estaba actuando extraña y eso me hacia sentir incomoda.- ¿sucedió algo?-pregunte aun caminando. Risa se tomo unos segundos y finalmente negó con la cabeza. Sin comentar nada más seguimos.

-creo…que debes volver…yo ya he quedado con Reina…dormiré en su casa…o ya que si no quieres ir a la tuya…puedes venir con nosotros…no creo que le moleste.-Risa negó nuevamente.

-no quiero ir…quiero quedarme contigo.- la mire sin entender lo que quería decirme.-hoy solo quiero estar contigo.

-ya estas conmigo-dije sonrojada.

-quiero quedarme contigo…solo contigo…

-oh… ¿entonces…que sugieres?-pregunte con timidez.

Risa no contesto nada, en cambio me tomo de la mano y me arrastro hasta la avenida donde pidió un taxi. Risa indico una dirección al chofer. Como realmente no conocía esto s rumbos no sabía a donde nos llevaba. Unos minutos después el coche se detuvo. Risa hurgo en su bolso y saco algo de dinero. -Quédese con el cambio-le indico al conductor quien agradecido se despidió de nosotras. Me arrastro nuevamente, esta vez al interior de un edificio…o mas bien un hotel.

-Risa… ¿Qué hacemos aquí?-pregunte con nerviosismo. Risa no me hacia caso, en cambio me llevo hasta la recepción.

-una habitación por favor-la recepcionista asintió y verifico unos datos en el computador.-¿matrimonial o individual?-pregunto la señorita.

-matrimonial-contesto Risa sin pensarlo. No sabía que demonios sucedía pero Risa parecía realmente decidida.

-esta es la llave, que tengan una buena noche-Risa asintió sin decir mas, tomo las llaves y me llevo hasta el elevador. Subimos 3 pisos y llegamos al cuarto 403. Abrió la puerta y me introdujo en el.

-Risa…podrías decirme que…-mi frase se vio interrumpida por los labios de Risa. Justo como hace un rato cuando la vi. Apretó mi cuerpo contra el suyo haciéndome gemir por el choque. Sus manos divagaron hasta mi trasero apretándolo dolorosamente.

-¡Risa!-mire sorprendida a la chica pero inmediatamente volvió a besarme, pero esta vez el cuello. Dejando un camino húmedo hasta mi clavícula. Cerré mis puños, aguantando el deseo de abrazarla y tirarla a la cama. Algo andaba mal, estaba segura. Deje de pensar cuando su boca se poso en mi oreja, dando ligeros mordiscos. Apreté mis dientes. Su mano exploradora llego a mi estomago y levanto la tela que lo cubría. Quemándome en su toque. Me giro y me tiro a la cama. Quede en shock cuando comenzó a quitar su playera.

-Risa espera…

Se sentó sobre mi cintura, y besando nuevamente mi cuello desabrocho los botones de mi camisa. Mi Determinacion se esfumo por completo y correspondi sus acciones. Le ayude a quitar la prenda de mi cuerpo e inmediatamente exigi sus labios. Se abrazo a mi cuello y yo a su cintura.

Acaricie su sedosa piel, sintiendola temblar, escuche un suspiro contra mi oido. Esto me encendio aun mas. Bese su hombro hasta llegar a su clavicula. Dejando ligeras marcas en su piel. Comence a sudar y la presion en mi cuerpo era enorme. Risa rasguño lentamente mi cuello. Esta mujer me estaba volviendo loca!, pero algo estaba mal, me lo repeti una y otra vez.

Acerco su boca a mi oido y lo tomo con sus dientes. Mordi mi labio inferior, reprimiendo un gemido.

-tomame...

…………………………………………………continuara XD………………………………………………

1 comentarios:

Kameririn dijo...

WOAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

RISA ESTÁ DESATADA!!!

MUY BUENO MUY BUENO!!

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?