Shouganai Yume Oibito (Cap.14 "Love")



Este capi es Clasificacion R-16


Seguir leyendo...

Los ojos de Ai se abrieron como dos enormes platos. La incredulidad de la chica la hizo permanecer en shock durante unos largos segundos. Risa comenzaba a desesperarse y tumbo a la chica en la cama. Ai estaba totalmente quieta pero Risa no parecía importarle. Comenzó a desabrochar sus jeans y Ai exhalo fuertemente.

-¡Espera!-Tomo sus manos y las mantuvo quietas.-creo que vamos…algo rápido…-Risa enarco una ceja y se soltó del agarre de su novia.

-¿Por qué no solo dices que no quieres hacerlo conmigo?-Se quito de la cintura de la chica y se sentó a un lado con los brazos cruzados.

-No digas eso-intervino de inmediato una Ai sumamente avergonzada por las palabras que utilizo Niigaki.-claro que quiero pero…

-¿entonces que Ai Takahashi?...

-primero hablaremos tu y yo…algo pasa aquí y lo sabes.-Ai se unió a Risa y tomo su mano.-primero que nada… ¿estas bien?-la sincera preocupación en los ojos de Ai vencieron a su novia, quien negó lentamente.

-no…pero que importa…

-Mucho, para mi es muy importante.-dio un apretón a su mano y Risa sonrió fugazmente.

-no quiero perder mas tiempo…temo que…temo que un día decidas dejarme o…te alejen de mi…

-Eso no pasara-Ai acaricio la mejilla de su novia y Risa miro hacia otro lado.-oye déjame mirarte-
Tomo su barbilla e hizo que Risa le dedicara toda su atención.-no pasara…mientras el-dijo señalando su corazón-siga latiendo…solo vivirá por ti…

Los ojos de Risa se humedecieron con las tiernas palabras de su chica que no perdió más tiempo y se colgó de su cuello para besarla lentamente. Ahora aclarado todo Ai se abrazo fuertemente de la espalda de Niigaki. Sus manos vagaron por toda la suave superficie hasta que un obstáculo distorsiono su toque. Con sus dedos novatos desato el broche del sostén y lo soltó lentamente. Risa dejo de besar a su novia y se separo un poco de ella. Para encontrarse con el deseo y pasión dibujado en el rostro de Ai. Lentamente tomo de los tirantes y los dejos caer para el deleite de la mayor. Fue solo una fracción de segundos para que sus labios volvieran a unirse.

………………………………………………………………………………………………………………………
OPV Reina

-¿Podrías decirme que planeas con todo esto?- señale una bolsa de golosinas que Eri compro. Me sonrió juguetonamente y me tomo de la mano. Habíamos vuelto a su casa pues según ella tenía algo que mostrarme, y así fue. Me llevo hasta la parte trasera de la casa. La mire sin comprender y me volvió a sonreír. Me soltó de la mano y fue por una pequeña escalera junto a la pared. La acomodo y subió.

-Sígueme-me indico y obedecí. Trepe por las barras de la escalera hasta llegar a la parte superior donde Eri me ayudo a subir. Era una especie de terraza pequeña, parecía que nunca nadie sube a este lugar, sin embargo no esta sucio por acá. Al final de esto se encuentra una caja de cartón con una manta y una almohada. Eri tomo la manta y la extendió el suelo. Se sentó y dio palmaditas en la superficie de tela. Entendí que me llamaba y rápidamente me uní a ella.

-esto que vez aquí es mi escondite- su reluciente sonrisa me demostraba orgullo en ella. Como si esto realmente fuera importante para ella. –cuando estoy triste…o enojada vengo aquí…nadie sabe de esto…mas que tu. Mis padres nunca han subido acá.-La mire con asombro, como alguien podía esconder algo como esto por tanto tiempo.-Cuando me anunciaron su separación encontré esto…pude estar sola por unas horas hasta que el hambre me obligo a bajar. Aquí se pueden observar tranquilamente las estrellas…y el clima es refrescante, perfecto para estar relajada.

-Me gusta-admití-mucho…gracias por compartirme esto-la abrace fuertemente y deje un beso en su mejilla. Eri me sonrió dulcemente y me entrego la bolsa de golosinas.

-esto será nuestro alimento, así que no tendremos que bajar en un buen rato.

-¿quieres decir que solo comeremos esto?-pregunte divertida.

-podrás sobrevivir Tanaka- tomo un dulce y lo mordió.- ¡Kyaaa delicioso!, prueba uno.-Me entrego la bolsa y tome uno con envoltura roja. Era de fresa con relleno cremoso. Era verdad estaban deliciosos. Comimos unos mas mientras mirábamos el cielo despejado, cuando se me ocurrió una estupenda idea.

-entonces…nadie sube acá ¿ne Eri?-Pregunte jugando con un dulce. Mi novia asintió lentamente. Y me quito el dulce de la mano para arrancarle la envoltura.-Tengo una mejor utilidad para estos caramelos.- Antes de que Eri llevara el dulce a su boca me acerque a ella y se lo arrebate.

-Hey!

-Recuéstate- indique vaciando la bolsa a un lado de mi.

-¿eh?, ¿para que?

-confía en mí-Eri obedeció con molestia fingida en su rostro. Coloque el dulce sobre la nariz de Eri.

-woah… ¿Qué haces?-Acerque mi rostro y con la boca tome del caramelo provocando una risita en mi chica.

-estoy comiendo y esta delicioso, pero por lo que veo hay mucho dulce…tendré que utilizar mas superficie para colocarlos.

-¿a que te refieres?-sonreí juguetonamente y coloque un nuevo dulce en su cuello. Me recosté hasta quedar a su lado, pero con la altura suficiente para repetir la acción con el dulce anterior.

Lamí con cuidado el dulce colocado en su cuello, rozando mi traviesa lengua contra la piel, consiguiendo un ligero suspiro de Eri. Tome un dulce mas pero antes comencé a desabrochar la camisa de Eri, solo un poco para descubrir la parte superior de su pecho. Justo ahí coloque un dulce más. Relamiendo mis labios con anticipación capture la golosina, aprovechando mi estancia en ese lugar para lamer el saborizante impregnado en su piel. Vi como el pecho de Eri se elevo, por su respiración agitada. Desabroche 2 botones más y coloque otra golosina. Esta de chocolate, mi favorito. La posición de este último era algo difícil de conseguir ya que dos montes de gloria le rodeaban. El sostén rosa de Eri venia y se alejaba con cada exhalación al sentir mi aliento chocando contra su sensible zona. Sonreí maliciosamente jugando con el tirante de la prenda.

-Reina…-Levante mi mirada hacia el rostro de Eri. Su expresión era sin duda impresionante. Con sus ojos entre cerrados y un relamido de sus labios me tomo del cuello y me jalo hacia ella uniéndonos en un beso intenso. Me senté a horcajadas sobre su cintura para mayor comodidad. Su lengua cepillo contra la mía, en una danza perezosa. Mordí el labio inferior de Eri, aprovechando ese inter para tomar un poco de aire. Solté un quejido cuando las manos de Eri se colocaron en mi trasero. Amasándolos suavemente. La mire con interés y deseo fusionado, ¿de que seria capaz mi pequeña tortuguita?....

……………………………………………………………………………………………………………..
Al día siguiente…

-Woah que caritas- Sayumi salto hacia las 4 amigas quienes regresaban de su fin de semana. Ai arrastraba su bolso y Risa permanecía a lado de ella apoyándose en su brazo. Ambas con gafas de sol en un día nublado. Y en cuanto a Eri y Reina, no se quedaban atrás. Ambas cargaban con un café en sus manos. Y pareciera que se vistieron con la primer ropa que encontraron.- ¿se divirtieron?

-me salieron caries-musito Reina tomando un sorbo de su café.

-¡Tengo sueño!-Eri grito con berrinche.

-No tengo ganas de hablar…-Risa apoyo su cabeza en el hombro de su novia.

-¿me das un poco de tu café Reina?-pidió Ai y Reina negó con decisión.

-¿pues que sucedió?-pregunto Sayumi y las cuatro se miraron entre si…si tan solo supiera.

…………………………………..Horas después…………………………………..

-¡Enserio quiero dormir!-Eri descansaba en el escritorio de su pupitre. Restregándose sus ojos con evidente cansancio.

-oh pero la señorita no podía parar…

-¡shh Reina!-Eri la miro sorprendida-no digas esas cosas aquí…

-¿Qué?, que hicimos el mhmp-la mano de Eri cubrió la boca de la chica Yanqui.-ni lo pienses Tanaka.

-oh vamos si bien que lo disfrutaste, hasta me sorprendió que los vecinos no nos encontraran…con ese ruido…podría pensarse que asesinaban a un pobre gato…

-oh claro que no…


-sabes que si-Reina se acomodo en el pupitre de Eri. Como el espacio era limitado una pierna de Kamei subió al regazo de Reina, quien la acaricio lentamente, subiendo solo un poco la falda de su novia. Eri la miro sin creerlo y quito la mano de Reina quien solo sonreía divertidamente.-pero ¿sabes?, mientras esos ruidos los provoque yo…todo esta bien tortuguita-susurro a su oído. Eri se sonrojo exageradamente y miro hacia el otro lado.- ok ok- se quito del pupitre y volvió al suyo. Las demás chicas llegaron y tomaron sus puestos. Como regularmente lo hacían, sacaron sus libros y los acomodaron en los escritorios, alistándose para comenzar la clase para cuando su profesora llegara.

Ai miro de reojo a Risa quien jugaba con su lápiz. Al darse cuenta de la atención le dedico una sonrisa. Ai saco su celular y comenzó a escribir un mensaje. Risa espero con paciencia. Pronto el celular emitió el sonido de mensaje. Con una sonrisa en su rostro lo abrió.

¿Ne Muy cansada amorcito? >u>


Risa la miro divertida y se apuro a responderle. Rápidamente escribió algo en el y se lo envió.


Mucho y por tu culpa >//<, mis piernas no dejan de temblar…

Ai se giro para mirarla y volvió a escribir.


Oh lo siento…te prometo que la próxima vez seré mas delicada.

Risa se sonrojo por el último mensaje y Ai soltó una risita divertida. El momento se vio interrumpido por la llegada de la maestra o mas bien…

-¿Fujimoto?-Sayumi pregunto a si misma. Ese loco odio que sentía hacia a ella aun le quitaba el sueño.-¿Qué hace ella aquí?

-Buenos días…hoy la profesora Chikari no podrá darles la clase por lo que me han pedido que las cuide unos minutos.

-Kyaaa sugoii i love you senpai -se escucho el murmullo de las chicas.

-esas tontas…-Sayumi miro con fulgor a sus compañeras embobadas con la nueva “cuidadora”.

-podemos cuidarnos solas-susurro Reina a Sayumi mientras cruzaba sus brazos.

-un poco de cuidado no hace daño a nadie-murmuro Eri quien rápidamente recibió una bola de papel justo en su rostro. Reina la miraba con la vena de su frente alterada y con el libro en su mano, listo para lanzarse. Eri trago y rápidamente agrego.-pero no ella…no no no…podemos cuidarnos solas…si.

Risa miro a sus amigas con desaprobación.

Ai permanecía seria por la atención que recibía de su senpai. Miki se había sentado en el escritorio frente al pizarrón. Cruzando sus torneadas piernas haciendo que su falta subiera ligeramente. Observo hacia Ai y le guiño un ojo. Ai se atraganto con su saliva y comenzó a toser descontroladamente. Risa se dio cuenta de eso y rápidamente se levanto para darle unas palmaditas en su espalda, ofreciéndole de su bote de agua.

-gracias Risa-dijo Ai con dificultad. Tomo de un trago consiente que cada movimiento era estudiado por Fujimoto.

-no hay de que…ten mas cuidado-Risa acaricio el cabello de la chica y volvió a su pupitre. Fujimoto cruzo sus brazos, viendo el recorrido de Niigaki.

Unos minutos después la clase había terminado y Miki se retiro del salón, no sin antes acercarse al lugar de Ai para susurrarle algo.

-Ai…necesito verte después de clases en mi oficina-se separo lentamente y sonrió mientras caminaba hacia la puerta.

Sayumi y Reina se miraron entre si, sin creer la actitud de la mujer. Eri prefirió no comentar nada por el bien de su rostro y Risa…bueno ella…

-vieron ¿eso?-pregunto Reina negando ampliamente.

-así o mas ofrecida…

-no es así-agrego Ai mirando hacia donde Miki se había ido.-es solo cosas de la escuela…

-si como no, ¿Cuándo has visto que una profesora le pida a su alumno verlo después de la escuela para hablar de eso, LA ESCUELA?-Reina utilizo de buena manera su sarcasmo. Risa permanecía en silencio, mirando sus manos. Eri se dio cuenta de esto y tomo del brazo a Reina.

-ya déjalo reina…

-pero…

-¡quiero dulces!-agrego Eri tratando de que su novia dejara el caso por la paz.

-¡woah!, ¿justo ahora?

-solo dulces Reina…DULCES…no de los otros dulces…

-ahhhh-Eri la tomo de la mano y se la llevo a la cafetería. Sayumi las miro con fastidio y salió por donde mismo. La cuestión de Fujimoto Miki y su “belleza” la estaba desarmando, tanto que había olvidado por completo a Ai, claro para fortuna de esta ultima. Aunque no duro mucho tiempo. El silencio entre las dos chicas era incómodo. Solo se escuchaban los murmullos y risas de sus compañeras. Cada una en su propio mundo.

Ai se levanto y fue hasta Risa, quien tímidamente levanto su mirada. Ai se santo junto a ella y coloco su cabeza en el hombro de Niigaki.

-¿estas molesta?- Risa negó lentamente.-¿entonces?

-Ai…tu le gustas.

-¿ehh?, claro que no…es mi tutora…solo son cuestiones escolares…

-le gustas y es enserio. No dejo de mirarte…y esa mirada no es de una profesora con su alumna…
-ok…digamos que así fuera…yo solo te veo a ti-abrazo la cintura de su novia y enterró el rostro en su cuello.

-¿entonces por que casi te asfixiaste al verla?-Ai se helo por completo y alejo un poco su rostro, mirando hacia arriba encontrándose con la mirada de Risa.

-ni en cuenta…no tiene que ver con Miki…solo me atragante con mi saliva…solo eso.

-¿iras?

-Risa…-Ai soltó a su novia.-espero que no me pidas que no vaya…sabes que de eso depende mi beca…

-solo soy una egoísta ¿no es así?- Risa se hizo a un lado y camino hacia la puerta. Ai no la siguió, en cambio permaneció sentada, mirando hacia la nada, pensando que debía hacer...

0 comentarios:

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?