Y yo, que decía nunca (Capítulo 5)

Clasificación: R-16

El dormitorio era un total despelote, y no porque quien durmiese allí tuviera el mal hábito de no ordenar las cosas. Lo que pasaba era que una joven probaba una y otra prenda de vestir, sintiéndose cada vez menos segura con lo que se ponía. Motivos… varios, para empezar esta mañana cuando entraba a la sala de clases se había topado con dos ojos negros que de tan profundos que eran parecía como si pudiesen ver a través de los pequeños pero presentes rollos michelínicos que había conseguido añadir a su esbelta figura  con los platos de la madre de Eri, -seguro que los notó, después de todo estuve toda la mañana sentada delante de ella- segundo motivo, cuando en secreto pidió que algo la hiciera acercarse más a la susodicha, su amiga apuntó a la mesa en donde estaban esos ojos negros.- Gracias a Dios esa chica “yanqui” se atoró con el pedazo de pan- Estaba feliz que Dios obrara en forma tan rápida, claro que por este motivo la chica yanqui casi muere… con desesperación vio como la ojinegra le daba de rodillazos en el estómago mientras la otra pasaba por todo el espectro cromático hasta quedarse en el azul.  Mismo color al que cambió el ojo izquierdo de la “salvadora”. En este punto de la historia ella no sabía si alabar la heroica o no tan heroica acción de la ojinegra o pensar que el amor es realmente ciego y que por eso no podía ver la total estupidez que había cometido en contra de la chica yanqui.

 -realmente debo andar necesitada de cariño- Esa fue la conclusión obtenida al sentarse en su cama y ver toda su ropa regada por el piso, -pero es que ella es tan….-

-Ai-chan no vas a bajar, Gaki y Reina ya terminaron el trabajo de Biología y están por irse- Eri gritó desde la escalera.

- Gaki????? Irse????,Quéééééé´?????- Tanto tiempo había pasado imposible, Ai tomó las primeras prendas que encontró, aunque igual se fijó cual se estaba poniendo, y bajó rápidamente para encontrarse con las invitadas ya en la puerta, la yanqui tenía cara de pocos amigos y miraba a las dos chicas que amenamente charlaban esperándola a ella.

- Ai-chan que bueno que bajaste las chicas ya se van- Eri decía esto para Ai pero no dejaba de mirar a Gaki.

- Oh es una lástima- Algo dentro de ella por alguna razón estaba más que dolido.

- Sí, es que tenemos cosas que hacer y ya va siendo tarde-

- Ya veo, bueno nos vemos mañana entonces-

- Claro, que tengan un buen día, Adiós-

Reina se despidió y junto con Gaki partieron a tomar el metro de regreso al Manhattan… ese día no sería muy bueno después de todo.

////////////////////////////////////////////////////////////////

- Así que vienes de China-

- Sí, mis padres murieron cuando yo era muy niña, esta razón gatilló que me viniera con unos familiares aquí en Tokyo.-

- Sin embargo, te aburriste de ellos.-

- Yo no diría que me aburrí de ellos, pero está claro que Cenicienta es un cuento para niños y no voy a esperar toda la vida por mi príncipe azul, ni a mi hada madrina-

- Básicamente, qué es lo quieres-

- Sé que los gastos en imprenta son caros al mandar hacer los carteles que usted pone para cada película, sé además que no cualquier imprenta realiza carteles de tono eróticos-

- Por lo tanto-

- Un lugar donde dormir, comida y agua, y yo le pinto el cartel que usted quiera-

-Este no es un lugar muy agradable sabes, la gente aquí muchas veces se da con el derecho de hacer lo que quiera si posee un arma o un poco de plata-

- Un techo nada más y le prometo que no la defraudaré- En ese momento la china desenrrolló varios pliegues de papel que traía bajo el brazo, todos mostraban casi lo mismo muchachas en posiciones más que amables al observador y muchachos haciendo una que otra cosa entre ellos, sin embargo lo que llamó la atención de la más vieja no fue el contenido de los dibujos, sino en el suave pero seguro trazo con que la más joven había realizado el trabajo, un trabajo precioso, casi real.

- Tú como dibujaste esto?-

- Bueno en internet es fácil encontrar imágenes con este tipo de material-

- No, me refiero a la belleza del dibujo-

- Bueno de niña recibía clases de pintura, luego aquí igual estudié un par de años-

- Estudios?-

-Disculpe-

-Terminaste los estudios?-

- Aún no, y claro que planeo terminarlos pero estos últimos meses han sido muy difíciles-

- Conoces el Instituto Satoichi?, queda un poco lejos de aquí pero asegura un buen futuro, estoy segura que a Risa y Reina no les hará problema mostrarte el camino y enseñarte los recorridos.

- Perdón pero…
- No se puede perder todo en la vida, nadie debería de vivir sin nada… techo, alimento y educación por la hechura de los carteles, te parece un trato justo-

-…, gracias, de verdad muchas gracias-

- Je no es de nada, bienvenida al Manhattan Jun-



1 comentarios:

Seryni dijo...

JUNJUN *O* -muere- dsdsadasdsadsda este fic me llamaba la atencion pero ahora lo hace mucho mas T^T oh jUNKO en accion ohh shii y o.o Ai se enamoro de Gaki? x3 wiiii

CONTIII CONTIIIII

Publicar un comentario

¿que te parecio el capitulo?